article-thumb
   

Pesadilla en Caracas tras el apagón de este martes

El Cooperante | 20 agosto, 2019

Caracas.- Una falla eléctrica que se registró este martes en Caracas y Miranda, provocó la suspensión del servicio de transporte subterráneo, lo que obligó a decenas de miles de usuarios de este sistema a trasladarse hasta sus hogares a pie, pues las unidades de autobuses resultaron insuficientes para satisfacer la demanda. Mientras tanto, quienes intentaban llegar hasta Charallave, tuvieron que caminar por los rieles del ferrocarril, en una jornada que muchos calificaron como una pesadilla.

Le puede interesar: Apagón afectó zonas de Caracas y Miranda este 20-A

Un apagón parcial en varios estados del país que afectó principalmente a Caracas y Miranda, convirtió en una pesadilla el retorno de los trabajadores a sus hogares, pues el Metro y el Ferrocarril dejaron de prestar sus servicios como consecuencia de la falla eléctrica.





Las paradas de autobuses se encontraban abarrotadas de ciudadanos que intentaban abordar infructuosamente alguna unidad, mientras que otros preferían iniciar el regreso a casa a pie.

Las autoridades de la Corporación Eléctrica Nacional se limitaron a informar del evento calificándolo como “una avería”, asegurando que su personal se encontraba “trabajando” en la recuperación del sistema.

La falla afectó a  La Urbina, El Marqués, Concresa, Terrazas del Ávila, Los Dos Caminos, El Cafetal, La Trinidad, El Hatillo, Los Palos Grandes, Los Ruices, La Boyera, Montecristo, Santa Eduvigis, La Campiña, Sebucán y Catia, entre otros.





En horas de la tarde, el Metro informó a sus usuarios a través de Twotter, que las líneas 1, 2 y 3 ya se encontraban “completamente operativas”.

Los recurrentes apagones en Venezuela son justificados por el régimen de Nicolás Maduro como un “sabotaje” de factores vinculados a la oposición y al Gobierno de Estados Unidos, mientras que analistas especializados en la materia aseguran que se trata de impericia en el manejo del Sistema Eléctrico Nacional, aunada a una profunda desinversión en equipos y capacitación de personal.

 

Comentarios

comentarios