article-thumb
   

Petkoff: “El periodismo es una entrega al país que amas”

Christhian Colina

Christhian Colina.- Una enfermedad, asedio gubernamental, bloqueo del suministro de papel periódico, prohibición de salida del país y dos demandas por injuria y calumnia interpuestas por Diosdado Cabello, es la realidad que enfrenta Teodoro Petkoff. El premio Ortega y Gasset lo reconoce por su trayectoria profesional y “evolución personal”, que le ha permitido “convertirse en un símbolo de resistencia”. El denominado “periodista irreductible” ofreció una entrevista para dar a conocer su posición sobre la distinción española.

Al ser consultado sobre el premio, Petkoff aseguró estar alegre por ser merecedor de una distinción de tipo periodística y política, hecho que a su juicio no contraviene el hecho que un periodista no deba tener militancia política. “Eso es cuestión de gustos, yo nunca he querido ser objetivo. Siempre he tenido una posición política basada en valores y principios, y tengo mi derecho. Que un político ejerza el periodismo no es un crimen. Criminales fueron los periodistas de Der Stürmer, el semanario de Hitler.”

Al ser consultado por su salto de la política al periodismo, el editor de Tal Cual afirmó: “Es algo que nunca me imaginé, mucho menos que me fuera a apasionar tanto y que fuera a descubrir esa vocación tardía. El periodismo es una manera de estar vivo, de comprender el país, de luchar por los valores que uno considera vitales y esenciales, sobre todo cuando sientes que se están violando. El periodismo es una entrega al país que amas.”

Con respecto a lo contraproducente que puede ser el hecho que el ex Presidente Felipe González reciba el Ortega y Gasset en su nombre, Teodoro aseveró que “es una posibilidad, pero el gobierno sabe que eso tiene un costo que puede erosionarlo, no solo internacional sino nacionalmente. A la gente, incluso en las bases del chavismo, les preocupa que el gobierno que defienden, que su gobierno, no tenga buena reputación en el exterior.”

A juicio de Petkoff las diferencias entre el fallecido Hugo Chávez y el Presidente Nicolás Maduro “son del cielo a la tierra. Chávez, por mucho que tuviera una visión militarista de la política, tenía un sentido democrático en su relación con el país. Esto les puede resultar chocante a muchos antichavistas. Pero yo siento que Chávez se movía bien en el país que dirigía, no rehuía al debate. Pero Maduro tiene otra personalidad: tiene entrenamiento político, pero sin talante, ni talento. Si Chávez se sentía en la necesidad de hacer una política impopular, la hacía. Maduro no tiene ese espíritu.

Con información de BBC Mundo

Comentarios

comentarios