article-thumb
   

Plan de Caguaripano de rescatar a Baduel de Ramo Verde habría obligado a su traslado

El Cooperante | 11 agosto, 2017

Caracas, 11 de agosto.- La periodista Sebastiana Barráez explicó este viernes que el video del capitán de la Guardia Nacional (GN), Juan Carlos Caguaripano, anunciando la toma del Fuerte Paramacay, en el estado Carabobo, sería justificación para que el exministro para la Defensa, Raúl Isaías Baduel, haya sido trasladado desde el Centro Nacional para Procesados Militares (Cenapromil), ubicado en Ramo Verde.

Lea también: “Seguimos con la incertidumbre”: hijos de Baduel no saben nada de su padre

Barraéz recordó que Caguaripano tuvo que huir del país en 2014 cuando informes de inteligencia revelaran que oficiales de diverso rango preparaban una rebelión militar contra el presidente Nicolás Maduro, que tendría como cabecilla a Baduel, teniendo como primer objetivo su liberación de Ramo Verde.





 

A continuación el texto íntegro publicado en su página web:

OPERACIÓN. Fue la develada en el 2014. Informes de Inteligencia revelan que un grupo de oficiales de diverso rango del Ejército, Guardia Nacional y Aviación, preparaban una rebelión militar contra el presidente Nicolás Maduro, que tendría como cabecilla al general (Ej) Raúl Isaías Baduel. La acción arrancaría con una operación comando que rescataría al ex ministro de la Defensa de la cárcel de Ramo Verde y se alzarían algunas unidades militares. Develada la acción, varios de los supuestos implicados huyen del país y otros fueron detenidos.





Entre quienes se asilan estuvo el capitán (GN) Juan Carlos Caguaripano, quien fue considerado desertor y la Fuerza Armada lo dio de baja, en abril 2014, pero no por lo que dijo el Ministro Padrino, sino por “permanencia máxima en el cargo”, como se ve en el documento anexo, suscrito por la entonces ministra Carmen Meléndez.

Aunque Caguaripano no era el oficial de mayor rango de la fallida operación, sí fue considerado entre los más peligrosos para el gobierno. El presidente de la República llamó a esa operación Jericó y el Golpe Azul. Se desató una persecución contra todos los amigos o relacionados con Baduel y Caguaripano.

El capitán (GNB) Juan Carlos Nieto Quintero, hermano del también capitán (GNB) Javier Nieto Quintero (quien está asilado en los Estados Unidos), fue secuestrado, frente a su esposa embarazada y su hija, por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Fue torturado y luego entregado a una patrulla de la Guardia del Pueblo. Cuando JCNieto era atendido por sus heridas, se presentó una comisión de la Dgcim con una orden de detención. Desde entonces, y en un juicio en el que nunca se demostró su responsabilidad, más allá de la amistad con Caguaripano, fue sentenciado y recluido en la cárcel, donde aún permanece sin que se le respeten los beneficios de ley a los cuales tiene derecho. Su hermano, Javier Nieto Quintero, apoyó desde el exterior la acción de Caguaripano en el Fuerte Paramacay.

VOLVIÓ. Para sorpresa de la FANB y del Gobierno, Caguaripano regresó al país, tomó por asalto con 28 hombres el Fuerte Paramacay, sede de la 41 Brigada Blindada, se llevó parte importante del parque de armas, entre ellos 93 fusiles rusos AK 103.

Y dejó rodar un video en redes sociales donde reta al gobierno nacional. Eso justifica que Baduel haya sido trasladado de Ramo Verde hasta sitio desconocido, mientras la FANB se activa para ubicar a Caguaripano y rescatar las armas extraídas del Fuerte. Luego de haber justificado ante el país las intentonas golpistas del 4F y del 27N, le queda bien rebuscado a los líderes de la revolución y a los oficiales que han celebrado esas fechas, demostrar que un Golpe de Estado es un atentado contra la democracia y la Constitución.

Comentarios

comentarios