Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Plan del BID para reconstruir Venezuela cuesta al menos 25,3 millardos de dólares

El informe del BID sobre la crisis en Venezuela, establece las políticas públicas que debe desarrollar un gobierno de transición para la recuperación del país

CNN

Caracas / Foto Portada: CNN.- Los economistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Emmanuel Abuelafia y José Luis Saboin publicaron el informe «Una mirada a futuro para Venezuela», en el que estipulan qué debe hacerse para superar la crisis económica y social que vive Venezuela desde hace una década. Para el BID es primordial la asistencia social a los más vulnerables y una reestructuración de los servicios públicos y el modelo económico. El BID precisó que para el primer año en el que sea aplicado el plan, será necesaria una inversión de al menos 25 354 millones de dólares a ser ejecutados entre uno y cinco años, y que se destinará a programas de transferencias directas a los más necesitados, salud, servicios básicos y agua.

Lea también: Venezuela registró 787 nuevos casos de COVID-19

El BID describe la grave situación en la que se encuentra el país como consecuencia de deficientes políticas públicas y el colapso de la actividad económica y señala como principal responsable de la crisis al chavismo.

«Durante los últimos 20 años, el grado de presencia del Estado en la actividad económica aumentó sustancialmente, el sector petrolero vio diezmada su producción y rentabilidad debido al mal manejo al que fue sometido y el país no supo aprovechar los años de bonanza para acumular buffers», señala el texto.

Apuntan que el intervencionismo desmedido del Estado impactó negativamente sobre la seguridad jurídica y los incentivos a invertir en el país; el gobierno instauró controles tanto sobre la producción como sobre el precio de bienes de primera necesidad. Además, estiman que el control de cambio fue la «piedra angular» del estrangulamiento del sector privado.

«En 2019 se procedió a la reunificación del tipo de cambio, colocando al tipo de cambio oficial en línea con los valores del mercado paralelo. Sin embargo, la tasa de cambio en este mercado ha sufrido una depreciación sustantiva durante los últimos 17 meses, en sintonía con los desequilibrios macroeconómicos que se han suscitado. La divisa nacional se depreció un 8.034% en 2019 y un 526% hasta agosto 2020».

Las expropiaciones también incidieron en la crisis. Según reportes de Conindustria, entre 2002 y 2016 el gobierno expropió 692 empresas, mayoritariamente en los sectores manufacturero (49%), de la construcción (27%) y petrolero (12%). La injerencia política directa en la toma de decisiones operativas, muchas veces con juntas directivas y de gestión apiladas con funcionarios militares y gubernamentales, con poca transparencia, ha generado una disrupción de las cadenas productivas impactando negativamente tanto a las empresas privadas como a los hogares.

El BID describe la grave situación en la que se encuentra el país como consecuencia de deficientes políticas públicas y el colapso de la actividad económica y señala como principal responsable de la crisis al chavismo. Foto: ABC

Una transición política permitiría recuperar al país

El documento revela que el Grupo BID ha cooperado con integrantes del gobierno interino de Juan Guaidó y junto a los países aliados del líder opositor para «delinear y diseñar las principales intervenciones enfocadas tanto en atender la crisis como en reencauzar al país por la senda de un crecimiento económico».

«Las intervenciones propuestas son el resultado de un trabajo realizado en estrecha coordinación con los representes del Gobierno Interino y en colaboración con otros organismos internacionales. Así mismo, se identifican los principales desafíos para su implementación. Las acciones incluyen intervenciones específicas para mejorar el ingreso y la nutrición de la población, el acceso a salud y educación y también la adopción de reformas que permitan el retorno de la inversión privada y la dinamización de la economía. Las intervenciones propuestas fueron conceptualizadas en coordinación con los representes del Gobierno Interino y en colaboración con otros organismos internacionales».

Los economistas enfatizan que las estimaciones de los costos asociados a las intervenciones «están sujetas a gran incertidumbre» y se las incluye de manera indicativa, «sin implicancias sobre la fuente de financiamiento».

El BID considera que un proceso de transición ordenada en Venezuela posibilitaría alcanzar los retos identificados: mejorar la calidad de vida de los venezolanos y recuperar la economía, tras años de mal manejo e inacción.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Sin embargo, advierte que debido al gran reto, es necesario enfocarse en » planificar la secuencia de intervenciones que permitan, en un primer momento, enfocarse en la emergencia y lograr reinstaurar el andamiaje institucional necesario para, luego de estabilizado el país, poder avanzar con el proceso de reformas y consolidar el proceso de mejora de la calidad de vida de la población».

Además, el plan debe ir acompañado por un programa macroeconómico de estabilización de amplio alcance: la factibilidad de implementar las medidas propuestas depende en gran parte de que se cuente con un programa de estabilización macroeconómica elaborado por el gobierno de Venezuela con apoyo de la comunidad internacional que introduzca las reformas necesarias para estabilizar la economía y brinde un marco para el proceso de reconstrucción del país, además de avanzar con el proceso de renegociación de la deuda pública.

BID establece que serán necesarios al menos 1 925 millones de dólares para reinstaurar los servicios críticos en hospitales y su equipamiento. Foto: El Diario

Necesidades urgentes

Lo primordial es atender a los más vulnerables, una intervención que asegure ingresos y el acceso a los alimentos de la población en pobreza extrema. Sugieren en primer término la implementación de un programa de transferencias «no condicionadas a nivel nacional», o lo que es lo mismo transferencias casi universales y de transferencias en especie.

El costo estimado para el programa de transferencias cuasi universales y de transferencias en especie para el primer año alcanza los 2 800 millones de dólares.

Para el segundo año, el monto total es de 2 954 millones de dólares, en cuyo caso las transferencias focalizadas representan más del 50% del total del gasto.  Mientras que, para el tercer año, el costo se ha estimado en 2 250 millones de dólares.

Salud

En medio de la pandemia mundial por COVID-19, el BID propone que las intervenciones planeadas en el corto plazo se enfocarían en la etapa de emergencia;  restablecer la provisión de intervenciones prioritarias y el tratamiento para enfermedades agudas; reinstaurar los servicios críticos en hospitales y su equipamiento, y contener y mitigar el impacto de la pandemia de la COVID-19.

Establece la compra y distribución de drogas e implementos médicos para restablecer la provisión de servicios básicos de salud a la población, además de equipos de protección personal, capacidad de seguimiento de la pandemia, y atención de enfermos. Asimismo, se buscaría mejorar la implementación de programas de salud para enfermedades no transmisibles, expandir los programas de vacunación y restaurar la capacidad de ciertos hospitales.

El costo fiscal de las intervenciones propuestas para el primer año alcanza los 1 925 millones de dólares, excluyendo acciones específicas para la pandemia de la COVID-19, lo que representa aproximadamente 170 millones de dólares.

Acotan que los montos son similares para los años siguientes.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Servicios básicos

El BID destacó que es imperioso garantizar un servicio mínimo de electricidad, agua y transporte que permita el desarrollo pleno de las actividades de los ciudadanos. Considera que las deficiencias actuales en esta materia, demandan acciones a largo plazo y «sumas sustantivas de recursos».

Las intervenciones para el primer año se enfocarían en el restablecimiento de la capacidad de generación térmica y la generación de respaldo crítico, con especial atención a la región de Zulia, donde la provisión se ha deteriorado en mayor medida, además de intervenciones  para rehabilitar la red de distribución y transmisión y recuperar el Centro Nacional de Despacho (CND).

«Este trabajo incluye la realización de auditorías técnicas de las plantas térmicas, hidroeléctricas y las principales subestaciones de alto voltaje, la compra e instalación de repuestos y equipos para la rehabilitación de los activos críticos, el diagnóstico de la infraestructura para el suministro de combustibles líquidos y gas natural para la generación, la elaboración de un plan de suministro de combustibles, así como la preparación de planes de fortalecimiento de la infraestructura y de la capacidad institucional del ministerio y de CORPOLEC, siendo el CND una pieza fundamental del sistema. Dada la escala de las intervenciones, se propone instaurar una gerencia de proyectos que apoye la implementación y un Fondo de Financiamiento que administre los recursos destinados al sector, provenientes de diferentes fuentes”.

El costo estimado para el periodo de 5 años es de aproximadamente 7 100 millones de dólares, incluyendo actividades de mejoramiento de la generación, transmisión y distribución. Los recursos mínimos requeridos para el primer año representan 217 millones de dólares.

Solo el 25& de los hogares venezolanos recibe agua de manera continúa. Foto: Reuters.

Agua

En Venezuela, solo el 25% de los hogares recibe agua de manera continua todos los días, y la calidad del agua provista es muy pobre.  Las intervenciones de emergencia en el sector de agua buscarán garantizar la provisión a hospitales y otras instalaciones estratégicas, la provisión de agua de 50 litros por día por persona y apoyar la reconversión de las empresas de agua en el país.

Se prevé implementar un esquema de apoyo de emergencia a los operadores de los servicios de agua; proporcionar suministro de agua de emergencia en instalaciones clave e instalar puntos de distribución de agua en zonas críticas y en hospitales por medio de la rehabilitación de pozos de emergencia; garantizar el suministro de un mínimo de 50 litros de agua per cápita al día; y realizar diagnósticos detallados de infraestructura y desarrollar herramientas de planificación para el sector.

El costo mínimo de las intervenciones en el sector se estimó en 675 millones de dólares para el primer año. Mientras que para los siguientes 4 años se estima un costo total de 3 800 millones de dólares.

Educación, transporte, petróleo y otros sectores

Pese a que no establecen costos para los planes de ejecución de las políticas de recuperación del transporte y el fortalecimiento del sistema educativo porque están por precisarse,  el BID señala que como parte de la transformación del país, deben aplicarse políticas públicas concretas que permitan la reparación y el funcionamiento del modelo de otros servicios y sectores: educación, transporte, petróleo, seguridad, comercio, etc.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Sobre el tema educativo, Abuelafia y Saboin precisan que el sistema escolar es una herramienta de protección social, porque brinda cobertura de planes de alimentación, lo cual está medianamente suspendido por la pandemia.

 «La crisis que trajo la pandemia del COVID-19 y el cierre prolongado de las escuelas tendrán como consecuencia un agravamiento de los bajos niveles de aprendizaje, e incidirán en la deserción y la promoción, así como en la nutrición, al limitar la distribución de alimentos en los centros escolares”.

Precisan que cuando sea posible reanudar la asistencia escolar, las intervenciones propuestas tienen por objetivo: eliminar las barreras de acceso debido a la crisis para estudiantes y docentes; mejorar la calidad de los servicios educativos para garantizar que los alumnos adquieran habilidades y capacidades necesarias para el desarrollo individual y su inserción en el aparato productivo.

En el corto plazo, se buscaría paliar la emergencia relacionada con la falta de comida, así como de materiales básicos de aprendizaje en los municipios de atención prioritaria, incluyendo la distribución de kits escolares que garanticen el acceso al centro educativo y las condiciones mínimas para el aprendizaje. En el área de calidad las acciones se concentran en implementar un programa de lecto-escritura y matemática, y programas de nivelación y reinserción en el sistema educativo para estudiantes que se hallen fuera del sistema o que adolezcan de grandes rezagos, además de esfuerzos de recolección de información relevante para la toma de decisiones.

Transporte: rehabilitación y el mantenimiento de la infraestructura crítica de transporte interurbano, la renovación y reparación de la flota de transporte de carga y pasajeros y la recuperación de la operatividad de puertos y aeropuertos. Además, se buscará mejorar la eficiencia de los pasos fronterizos. En el ámbito urbano se busca el apoyo de empresas operadoras que permitan mejorar la capacidad operativa de los sistemas de transporte público.

Restablecer una economía de mercado: En el corto plazo es necesaria la introducción de reformas (o el retorno a los marcos institucionales previos) que eliminen los controles excesivos o innecesarios a la actividad empresarial y que reinstauren un marco propicio para el resurgimiento de la actividad privada en el país, como la eliminación de la regulación de precios y del control al comercio internacional, así como a la producción y comercio en el sector alimentario y agrícola, y de las restricciones a la disponibilidad de divisas para el comercio internacional. Así mismo, se deben remover las rigideces del mercado laboral y reinstaurar un marco regulatorio para la competitividad.

Facilitar el comercio y la inversión: se propone trabajar en un plan de contingencia para la emergencia con el objetivo de garantizar que las importaciones y donaciones puedan ingresar al país de manera segura, incluyendo la emisión de regulaciones para el tratamiento de las importaciones y donaciones, la preparación de una lista de bienes elegibles y designación de puntos de entrada. En el corto plazo, se sugiere tomar medidas específicas para facilitar la recuperación del sector privado y la reactivación de la economía, como suspender el régimen aduanero actual y solicitar la restauración unilateral de las preferencias arancelarias con los principales socios comerciales, y recobrar el régimen de inversión, además de apoyar la recuperación del sector agrícola con medidas específicas para dicho sector.

Un Gobierno de Transición deberá reconstruir la capacidad institucional y crear condiciones para estabilizar la producción del sector petrolero porque por un tiempo, el petróleo seguirá siendo «el principal motor de la economía», según el BID. Foto: Pdvsa.

Sector extractivo: Para el BID, el sector petrolero continuará siendo el principal motor de la economía por un tiempo; por lo tanto, es importante generar la institucionalidad para atraer de nuevo capital y conocimiento al mismo.

Mientras que, en el sector minero, hay que generar la institucionalidad para ordenarlo y aprovechar su potencial de aportar a la economía.

Durante el corto plazo, el rol del gobierno será reconstruir la capacidad institucional y crear las condiciones para estabilizar la producción y para atraer inversiones del sector privado, además de proveer al mercado doméstico de productos refinados. Dentro de las actividades específicas se encuentra la realización de un rapid assessment del estado de la infraestructura del sector, la realización de una auditoría de aspectos operativos y financieros de PDVSA, la conexión de pozos perforados pero no conectados para estabilizar la producción, normalizar la provisión de productos derivados del petróleo al mercado doméstico y la coordinación para un mejor uso de productos con el sector eléctrico. Así mismo, se debe trabajar en el fortalecimiento del marco institucional por medio del diseño y puesta en funcionamiento de la Agencia Venezolana de Hidrocarburos.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Artículos relacionados

Vitrina

El incidente ocurrió durante una simulación de las elecciones en EE. UU.

Vitrina

La cantante dejó en el pasado la melena rubia

Internacionales

La esposa de Trump no participó en el que sería su primer mitin en meses

Vitrina

El artista británico aseguró en los documentos de la demanda que su exesposa no se "ha negado a salir" de la vivienda