Connect with us

Internacionales

Policía de Texas admite su "error" durante el tiroteo a escuela primaria de Uvalde

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw reconoció que los agentes que se encontraban en el lugar de los hechos calcularon mal lo que estaba ocurriendo

Publicado

/

Caracas/Foto: Cortesía.- La Policía de Texas admitió este viernes su “error” al no entrar antes y por la fuerza al salón de clases donde se encontraba Salvador Ramos (18), quien atacó a la Escuela Primaria Robb de Uvalde el pasado 24 de mayo dejando dos maestras y 19 niños muertos. 

Lea también: Díaz-Canel sobre exclusión en la Cumbre de las Américas: "EE. UU. persigue adoptar conceptos injerencistas"

Durante una rueda de prensa celebrada tres días después del atentado, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw reconoció que los agentes que se encontraban en el lugar de los hechos calcularon mal lo que estaba ocurriendo.

“Desde el punto de vista de la retrospectiva, por supuesto que no fue la decisión correcta. Fue una decisión equivocada, y punto”, dijo en declaraciones citadas por el portal ABC News

McCraw señaló que cuando Ramos se acercó a la escuela, disparó contra las aulas de clases. El ataque ocurrió aproximadamente a las 11:33 a.m. (hora local), poco después de que Ramos lograra entrar por una puerta que se encontraba abierta, entrando en dos aulas y disparando al menos 100 balas. 

En pocos minutos, siete funcionarios de la policía de Uvalde estaban dentro de la escuela, y dos fueron rozados por las baldas de Ramos. Durante la siguiente hora, con las puertas de los salones cerradas, siguieron llegando agentes de la policía y federales. 

Advertisement

McCraw también indicó que una de las víctimas llamó al 911, pidiendo a las autoridades que “enviaran a la policía”. Pero la puerta no fue forzada hasta las 12:50 p.m., después de que un conserje proporcionara las llaves para abrirla. 

Según el oficial, los agentes no actuaron antes porque el comandante del lugar creyó que la situación había pasado de un “tirador activo a un sujeto atrincherado y no había niños en riesgos”, algo que McCraw consideró como un “error”.





Tendencias