article-thumb
   

¿Por el camino de Conviasa? Aerolíneas Argentinas deja varados a turistas en vacaciones

Admin

Ana Rodríguez Brazón .-  La eficiencia no parece ser una de las principales características de las empresas tomadas por el Estado. Aerolíneas Argentinas, estatal expropiada en 2008 por la presidenta Cristina Fernández, no termina su récord negativo dejando varadas a cientos de pasajeros. ¿Seguirá ésta el camino de la venezolana Conviasa?.

Esta semana Aerolíneas Argentinas canceló  más de 103 vuelos afectando a más de 15 mil pasajeros, según reseña el diario El Clarín. Los usuarios comenzaron su temporada de vacaciones, pero los retrasos y suspensiones no les han permitido llegar a sus destinos. Tampoco  obtienen respuestas en los centros de llamadas de la empresa.

No es la primera vez que la empresa, expropiada por órdenes de Fernández, deja a la deriva a los usuarios.  En 2010 la estatal dejó a 200 personas en el aeropuerto de Auckland, Nueva Zelanda, en vista de que el avión que debía hacer el viaje de vuelta, tenía el motor dañado.

En 2013, 250 pasajeros quedaron sin respuesta en el aeropuerto de Miami sin poder volver a Buenos Aires. Ese mismo año más de 100 personas aguardaron su avión en suelo paraguaryo.

Estatizar las empresas por lo visto no es garantía de buenos resultados. Otro ejemplo es la venezolana Conviasa, creada en 2004 para reemplazar a Viasa. La reputación de la empresa creada hace más de 10 años no es la mejor, al dejar usuarios en diversas partes, retrasos y equipaje extraviado.

Algunos de los episodios más recientes de la estatal venezolana fue en julio de 2014, cuando más de 400 personas se quedaron en Madrid aguardando por su avión de regreso, por más de cuatro días.

En junio de este año, alrededor de 40 personas estuvieron más de una noche en Georgetown, esperando un avión de la aerolínea que los trasladara a Caracas, luego de que Guyana suspendiera el permiso ante el impago por parte de la compañía estatal.

¿Sigue Aerolíneas Argentinas los paso de Conviasa, empresa de su país socio?. Ambas estatales han dado muestras de que pertenecer al Estado no es sinónimo de eficiencia.

 

Comentarios

comentarios