article-thumb
   

Empresas españolas “preocupadas” por la severa caída en la economía venezolana

El Cooperante | 11 agosto, 2017

Caracas, 11 de agosto/Expansión.- El grave conflicto político y social que vive el país, con un Gobierno enrocado en despreciar a la oposición, que tiene mayoría en el Parlamento, está degenerando y el país parece dirigirse hacia el precipicio, con un alto riesgo de impago de la deuda, según la agencia S&P.

Desde el punto estrictamente económico, las empresas españolas, cuya exposición a Venezuela ha ido disminuyendo en los últimos años conforme se deterioraba la situación, siguen los acontecimientos de cerca, con una mezcla de preocupación y cautela, ya que la contribución a sus resultados es más bien testimonial.

El deterioro del país se ha reflejado en el comercio bilateral. El intercambio de mercancías entre España y Venezuela creció en los últimos años del gobierno de Hugo Chávez y arrojaba superávits para España, pero, desde 2013, cuando Nicolás Maduro relevó al fallecido Chávez, se ha revertido drásticamente la tendencia, según el Icex.





Déficit comercial

El valor de las exportaciones españolas alcanzó 1.540 millones de euros en 2012 y bajó hasta 219 millones en 2016. Las importaciones de productos venezolanos (especialmente hidrocarburos), que suponían 1.348 millones en 2012, descendieron hasta 252 millones en 2016 debido, sobre todo, a la caída de los precios del petróleo.

El Icex explica que este desplome de las exportaciones, que continúa en 2017, se debe “al elevado grado de maduración de los proyectos que han desarrollado en Venezuela empresas españolas (metro, centrales termoeléctricas, líneas eléctricas…); al menor volumen de importaciones que adquirió el país; y, particularmente, a la dramática escasez de divisas puestas a disposición del sector privado”. El PIB venezolano cayó un 18% en 2016, su peor registro en 13 años, con una inflación desbocada del 255% -algunas fuentes duplican esta cifra-, un problema que se está agravando este año.

Ante la fuerte devaluación del bolívar, las modificaciones del sistema cambiario y las dificultades para repatriar dividendos -empresas como Iberia, Repsol, Telefónica y Air Europa suman cientos de millones de euros pendientes de repatriación desde hace años-, algunos grupos del Ibex especifican el impacto de Venezuela en sus resultados del primer semestre de 2017, aunque la contribución de las filiales sea mínima.





Comentarios

comentarios