Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Vitrina

Por qué el 2021 puede ser otro “annus horribilis” para Isabel II

Al estado de salud del duque de Edimburgo hay que sumar el fogonazo que han disparado sobre la monarquía británica Enrique y Meghan de Sussex en una polémica (y también un poco desafortunada) entrevista a Oprah Winfrey, que incluyó desde acusaciones de racismo hasta reclamos indirectos por los “apoyos financieros” que el hijo de Diana de Gales ha dejado de percibir tras renunciar a sus títulos nobiliarios

Getty Images

Caracas.- A Elizabeth Alexandra Mary le tocará “celebrar” 68 años al frente de la corona británica el próximo 2 de junio en un contexto en el que otra vez sale a flote lo peor de la familia real y con la salud de su esposo, el duque Felipe de Edimburgo, de 99 años, en estado aparentemente delicado por una afección cardiaca. Y es que tras todos estos sucesos, 2021 podría ser otro "annus horribilis" (año terrible) para Isabel II, una frase que pronunció en un discurso durante aquel fatídico 1992, año en que se hizo público el adulterio del príncipe Carlos con Camilla Parker y se incendió el castillo de Windsor. Ahora el incendio es otro: salen de nuevo las miserias de la realeza.

Lea también: Rescatan a mujer secuestrada por supuestos vendedores en Marketplace

En el palacio de Buckingham la llanura se volvió a encender después de casi un año del escándalo de abuso sexual que vincula al príncipe Andrés con el caso del multimillonario Jeffrey Epstein.

En esta ocasión, el nuevo fogonazo contra la monarquía británica lo dispararon los duques de Sussex, Meghan y Harry, en una entrevista que concedieron a Oprah Winfrey, en la que hablaron del racismo que existe en el seno de la casa real, donde sus miembros han intentando reflejar durante años una imagen de inclusión.

En la exclusiva, la duquesa reveló que a su hijo Archie le negaron el título de príncipe porque durante su embarazo había preocupaciones dentro de la familia real "sobre cuán oscura podría ser su piel cuando nazca", además dijo que se sentía tan aislada y miserable como miembro activo de la realeza que tenía pensamientos suicidas.

“Simplemente no quería estar viva y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador. Recuerdo cómo Harry me acunaba”, confesó Meghan, secándose las lágrimas en la entrevista transmitida por CBS.

Harry también dijo que su familia lo cortó financieramente a principios de 2020 después de renunciar a sus títulos reales y funciones, en la búsqueda de una vida "independiente" con su esposa e hijo en Norteamérica.

Para algunos críticos, como Nicholas Sengoba, columnista de un periódico de la excolonia de Uganda, la entrevista “abrió los ojos” sobre los méritos del Commonwealth.

La familia real responde a las acusaciones

El intercambio con la periodista ha desatado, por decir lo menos, una crisis institucional en Buckingham que Isabel II –quien no fue atacada directamente en la transmisión de dos horas- ha prometido resolver en privado, según han dicho algunos medios locales.

"Los asuntos planteados, especialmente las referentes a la raza, son preocupantes", reza un comunicado firmado por Isabel II.

Mientras que, el príncipe William, segundo en la fila al trono después de su padre, el príncipe Carlos, defendió a su familia, asegurando a la prensa que no es "racista". Si bien los miembros de la familia real a menudo ignoran tales consultas, el duque de Cambridge aprovechó una visita a una escuela del este de Londres para abordar las explosivas declaraciones que han sacudido a la monarquía.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Las soberana ha dicho que a los Windsor le “entristece” saber la “difícil” situación que atravesaron los Sussex. Pero el daño ya está hecho.

Problemas en las naciones de la Commonwealth

La acusación de racismo en la monarquía británica ha planteado una pregunta espinosa en los países con vínculos históricos con Gran Bretaña: ¿Esas naciones realmente quieren seguir estando estrechamente conectadas con la familia real?

El valor de la Commonwealth se ha debatido antes y los críticos se preguntan si los países que alguna vez fueron colonizados y oprimidos, deberían permanecer en esa asociación con un excolonizador.

Para el exprimer ministro de Australia, Malcolm Turnbull la entrevista es otra razón para que el país corte sus lazos constitucionales con el palacio de Buckingham.

“Después del reinado de Isabel II, es el momento de decir: 'OK, hemos superado ese punto de inflexión'”, dijo Turnbull, preguntando: “¿Realmente queremos tener a quien sea que sea el jefe de estado, el rey o la reina del Reino Unido, automáticamente como nuestro jefe de estado?».

Su reacción, demuestra que la monarquía está severamente expuesta y no son los mismos tiempos de Jorge VI, cuando la cobertura mediática sobre los asuntos íntimos de la realeza era sumamente condescendiente.

Por tanto, el corresponsal de la BBC en Buckingham, Jonny Dymond ha calificado la declaración de los Sussex como “devastadora”.

Rencillas entre las duquesas

Durante la explosiva entrevista con Oprah, Meghan reveló que su cuñada Kate la hizo llorar antes de su antes de su boda con Harry.

Dijo que tras ese episodio se dio cuenta que no tenía ninguna protección de la familia real, ya que el palacio se negó a aclarar a la prensa que ella no había hecho llorar a la duquesa de Cambridge.

La transmisión de dos horas fue la entrevista real más esperada desde que la princesa Diana, madre de Harry, compartió detalles íntimos de su fallido matrimonio con Carlos en 1995, lo que hizo mella en la reputación del heredero al trono.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Ahora los Windsor tienen que lidiar con la pesada carga de las acusaciones de Meghan Markle sobre racismo en Buckingham, presuntos pensamientos suicidas y las desafortunadas críticas de Enrique sobre el recorte de “apoyo financiero” (así dijo), pese a la renuncia a sus títulos nobiliarios.

Al menú hay que sumar, obligatoriamente, la crítica de Harry hacia su padre. Carlos, quien se supone es heredero al trono, “dejó de atenderle el teléfono” y de quien asegura, para más INRI, estar “decepcionado”, aunque no dejó de prometer la reconstrucción a futuro de la relación“.

En enero de 2020, los Sussex anunciaron su intención de dimitir a sus cargos de alto rango en la monarquía, separación que fue confirmada en diciembre por el Palacio de Buckingham.

Para Harry la separación era inevitable, asegura que se alejó de sus deberes reales por la falta de comprensión a su esposa, además le preocupaba que la historia se repitiera, haciendo alusión a su madre Diana, quien murió en un accidente en 1997 al poco tiempo de dejar de ser miembro de la realeza.



Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.




Artículos relacionados

Destacados

"Renuncié a la gobernación y aclaré que la decisión de quién sería el candidato la tomaría la dirección nacional del PSUV", dijo, y no...

Destacados

El productor también conocido como "Martín Valiente" figuró en grandes dramáticos de RCTV y Venevisión

Destacados

La víctima fue identificada como José Manuel Padrino, quien acudió a una fiesta de 15 años en el sector donde vivía

Internacionales

“Nos reunimos con la Plataforma Unitaria de Venezuela para reafirmar el apoyo de Estados Unidos a las negociaciones", escribió en su Twitter la subsecretaria...