article-thumb
   

¿Por qué Estados Unidos no se atreve a invadir Venezuela? Jesús Seguías tiene la respuesta

El Cooperante | 15 septiembre, 2018

Caracas.- Todas las opciones están sobre la mesa en el “Caso Venezuela”, dice el secretario general de la OEA, Luis Almagro. No descarta, incluso, la invasión. Pero hay quienes niegan de tajo esta posibilidad. Y esgrimen sus razones. Jesús Seguías, presidente de Datincorp, es uno de ellos y en su más reciente análisis difundido a través de las redes sociales explica que en Estados Unidos temen un escenario similar al que se generó en Irak y Libia y, además señala que la “guerra asimétrica” es una posibilidad real. Tan real, que esa es una de las motivaciones para que Estados Unidos siga negándose a una invasión a Venezuela.

Le puede interesar: Almagro dice que no se puede descartar una intervención militar contra Maduro

Seguías explica:

Estados Unidos tiene un protocolo de guerra, y según éste Venezuela aun no llena los requisitos para la entrada de los marines. Ningún soldado estadounidense irá al campo de batalla a menos que la seguridad de su país y la vida de los ciudadanos estén en indiscutible peligro. Si se trata de la defensa de la democracia y de los derechos humanos en otras naciones, entonces los Estados Unidos exigen ver primero a los ciudadanos del país afectado al frente de la guerra, en la escenas de combate y poniendo los muertos (y eso no existe). Es la misma razón por la cual, 60 años después, aun los Estados Unidos no han atacado a Cuba, a pesar del poderoso lobby que tienen los cubanos en el corazón de Washington. En el fondo es la misma situación.

Luego argumenta que en el mejor de los casos, los venezolanos tendrían que ponerse al frente de cualquier situación de conflicto para que Estados Unidos pudiera tomar alguna acción contundente:


Luego de ver a los venezolanos combatiendo fusil en hombro, es cuando la comunidad internacional analizaría el apoyo bélico a través de operaciones aéreas de castigo y destrucción para facilitar el camino a esos combatientes locales. Ese fue el protocolo que se aplicó en Libia y se está aplicando en Siria. También es el que hipotéticamente se aplicaría en Venezuela. Ni los estadounidenses ni los colombianos tienen interés en ser más venezolanos que los mismos venezolanos.

Entonces el presidente de Datincorp teoriza sobre lo que ocurriría en el caso de que Estados Unidos acepte actuar en combinación con Colombia:

Pero supongamos que sí están decididos en Washington y Bogotá a liderar unos ataques aéreos puntuales contra objetivos venezolanos. En este caso, su objetivo no sería otro que disuadir a las fuerzas armadas venezolanas a que den un golpe de estado a Nicolás Maduro y se encarguen de la situación. En este sentido, es necesario recordar que el estímulo norteamericano a un golpe de estado en Venezuela ya tiene fuertes detractores en la opinión pública de los Estados Unidos (y esta pesa mucho en esa nación). 

 

 

Los posibles desenlaces en caso de una invasión

Para Seguías hay tres caminos posibles en el caso hipotético de una invasión. El primero, que Maduro y sus seguidores se vean forzados a abandonar el Palacio de Miraflores, iniciando una “guerra asimétrica” que hundiría al país en el caos por tiempo indefinido; el segundo, que Maduro se retire sin resistencia y asuma el poder la oposición con pases de factura para el chavismo; y el tercero, que Maduro negocie su salida del poder. Y sentencia:

El primer escenario es el más indeseable, y es lo que realmente frena a Estados Unidos y Colombia. El segundo escenario queda totalmente descartado; eso no ocurrirá; el chavismo en el poder se está jugando la vida en esta confrontación decisiva. El tercer escenario es el que convendría a todos.

Comentarios

comentarios