article-thumb
   

Por ser un “sitio de riesgo” Blatter rechazó invitación a sesión del Senado de EEUU

Christhian Colina

EFE.- El suizo Joseph Blatter, presidente de la FIFA, rechazó la invitación para participar este miércoles de una sesión del Senado de Estados Unidos que analizará el escándalo de corrupción en la organización que regula el fútbol mundial.

La negativa de Blatter es posterior a sus declaraciones de este domingo, donde dijo que no viajaría “a sitios de riesgo mientras no se aclare todo”, pero sí confirmó su presencia en San Petersburgo el próximo 25 de julio para participar en el sorteo de la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018.

El senador republicano estadounidense Jerry Moran, impulsor de la sesión y presidente de la subcomisión de la oficina del consumidor norteamericana, confirmó que Blatter se negó participar como informante. “La FIFA ha respondido que su presidente no comparecerá”, dijo Garrette Turner, portavoz de Morán, quien había anunciado la cita con la FIFA a través de su cuenta de Twitter.

Los que no faltarán a la cita en del Senado son el secretario general de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Dan Flynn; el detective privado Michael Hershman, que trabajó en el comité de gobierno independiente de la FIFA entre 2011 y 2013; y Sunjeev Bery, funcionario de Amnistía Internacional. Los senadores quieren “conocer en profundidad lo que está pasando en la FIFA y, especialmente, si los directivos de la Federación de Estados Unidos hicieron algo por evitarlo y qué proponen para solucionarlo”, dijeron en los voceros de Jerry Moran.

El subcomité del Senado también tiene interés en conocer “qué papel tienen en todo el asunto los patrocinadores de la FIFA, especialmente la firma norteamericana Nike y sus relaciones con la Federación de Brasil”. En un comunicado la semana pasada, Moran explicó que “la sesión sobre los recientes escándalos de la FIFA comenzará con la discusión sobre la participación de Estados Unidos en la organización”.

También se discutirán las formas en que Estados Unidos y sus aliados pueden trabajar para reformar la FIFA y cómo restaurar la integridad del fútbol, un deporte que tiene millones de seguidores.

Comentarios

comentarios