Connect with us

La Lupa

Premio "Yellow Rose of Texas": Rhomy López, la violinista venezolana que brilla en EE. UU.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, entregó la distinción "Yellow Rose of Texas", a la maestra venezolana, por su aporte para construir un mejor futuro con la fundación de El Sistema de Texas

Foto del avatar

Publicado

/

Romy López

Caracas.- Un camino lleno de partituras es el que ha transitado la maestra venezolana Rhomy López, una violinista criada en el Sistema Nacional de Orquestas y que hoy se ha convertido en un ejemplo de esperanza para los venezolanos en el exilio.

El pasado jueves 27 de julio, el estado de Texas otorgó a la concertista venezolana la distinción “Yellow Rose of Texas”, por su labor excepcional al servicio de la comunidad.

Este honorable reconocimiento es una iniciativa del Gobierno de Texas, para enaltecer el servicio comunitario y las contribuciones de mujeres, cuyo fin es preservar la historia de Texas y construir un mejor futuro.

En esta oportunidad, la venezolana Rhomy López recibe la distinción en nombre de la Comisión de la Rosa Amarilla, por ser fundadora de El Sistema Texas.

Historia de Rhomy

Nacida en Caracas, específicamente en Santa Mónica, Rhomy López inició en la música como una actividad que le permitiera mantenerse ocupada mientras su madre cumplía con sus labores profesionales.

Advertisement

“Mi mamá me inscribió en una academia de piano, muy cerca de su trabajo, para tener una actividad, y ahí nos dimos cuenta que los avances que tenía un niño en 1 año, yo lo tenía en cuatro meses”, contó López en una entrevista exclusiva con El Cooperante.

Su madre, siguiendo el consejo de la maestra que le pidió “no descuidar” el talento de su hija, la llevó al Sistema Nacional de Orquestas a los siete años de edad. Allí empezó la travesía musical que hoy le ha permitido dejar un legado importante, no solo en Venezuela, sino en Colombia y Estados Unidos.

En la Orquesta Simón Bolívar estuve casi 14 años, allí fue donde forjé mi carrera en educación musical”, destacó.

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela es una obra social y cultural del Estado venezolano, concebido y fundado en 1975 por el maestro y músico venezolano José Antonio Abreu.

Aunque fue el 20 de febrero de 1979, durante el mandato de Carlos Andrés Pérez, cuando se constituyó la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (Fesnojiv), según el decreto Nº 3.093 del Ministerio de la Juventud, publicado en la Gaceta Oficial Nº 31.681.

Advertisement

Este modelo pedagógico, artístico y social, que ha alcanzado relevancia en el mundo entero, constituye el programa de responsabilidad social de mayor impacto en la historia de Venezuela.

Rhomy López es violinista egresada del Conservatorio de música “Simón Bolívar” de Venezuela, como licenciada en educación musical con especialización en educación infantil.

Es importante destacar que fue primer violín de la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar” bajo la dirección de los Maestros José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel, su gran amigo.

Aportes en Colombia

En 2015, tanto Rhomy López como su familia, se vieron empujados a formar parte de la ola migratoria venezolana que salió en búsqueda de mejores oportunidades.

El embarazo de su pequeña Avril, hoy de 8 años, la hizo tomar esa decisión.

Advertisement

“Aunque la situación país no estaba tan grave como ahora, ya en el embarazo de Avril, no se me notaba la panza y tenía que estar comprando pañales”, confesó López.

Según datos de la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur), en 2015 unos 695.000 venezolanos salieron del país, en medio de una crisis económica marcada por la escasez de productos de primera necesidad.

Actualmente, ese número de venezolanos se incrementó a más de 5 millones, distribuidos en diversas partes del mundo.

Rhomy López tomó como destino Colombia. Su hermano, Manuel López Gómez, se convirtió en su soporte para instalarse en este nuevo país.

“En Colombia viví unos siete años. Pasé una etapa maravillosa, trabajamos en proyectos musicales maravillosos, sobre todo en esa etapa tan dura para los venezolanos, en 2017, con los caminantes. Muchas de esas personas que se fueron caminando a Colombia eran músicos de gran trayectoria”, narró.

Advertisement

De allí nace Fundimusicol, una organización sin fines de lucro, centrada en el desarrollo humano, a partir del rescate pedagógico, cultural y ocupacional de niños, jóvenes y adultos colombianos y venezolanos, por medio de la sensibilización artística y la difusión de la música.

Rhomy López destacó en el país vecino, no solo por poner en práctica todo su bagaje como violinista egresada del Conservatorio de música “Simón Bolívar”, sino también permitió cultivarse en neuropsicopedagogía infantil, tan importante para el trato adecuado a niños con condiciones especiales.

“La música es de suma importancia para el desarrollo de un niño, sobre todo con algún tipo de condición. La música no debería ser una materia electiva en los colegios, sino tan importante como la matemática o el castellano”, apuntó.

De Colombia a Estados Unidos, sin pensarlo dos veces

El paso de Rhomy por Colombia no fue del todo placentero, su choque de realidad con algunos episodios de xenofobia la hizo replantearse la idea de hacer vida en otras latitudes.

Lo que inició como un viaje de vacaciones, o “probar suerte” en Texas, se convirtió en su nueva casa, y casi sin planificarlo.

Advertisement

Es allí, en tierras norteamericanas donde la maestra Rhomy López decidió extender raíces de su conocimiento sobre la música y poner en práctica su pedagogía para enseñar.

Rhomy confesó que tiene una manera muy particular de enseñar gracias a su escuela, el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

“Aprendemos en la práctica, hay quienes pueden pasar un año en la teoría, pero aquí no. Aprendemos sobre la marcha”, reveló.

Gracias al respaldo que Rhomy López recibió de su familia y a ese consejo que su madre supo escuchar, hoy la maestra venezolana pide a los padres detectar a tiempo el talento de sus hijos. “Si le gusta el arte, no necesariamente la música, escúchelo. El talento de los niños no debe subestimarse”.

"Mi bandera: orquesta Simón Bolívar"

Aunque Rhomy López lleva más de siete años fuera de Venezuela, dice que su corazón está en  su país y en el Sistema Nacional de Orquestas. En ese sentido, hizo mención especial al avance que, a su juicio, ha tenido El Sistema desde que pasó por sus filas hace más de 14 años.

Advertisement

“Es un ejemplo a nivel mundial. Todos sabemos que este sistema está siendo replicado en el mundo, en más de 15 países, y el éxito se trata del trabajo en equipo. Poder mostrar que a través de la práctica instrumental y la práctica coral, todo junto, podemos aprender técnicas, sobre compositores, pero también podemos desarrollar calidad humana”.

“El sistema nacional de orquestas cuenta con un millón 200 mil niños y esta es una cifra que nos llena de orgullo a todos los que estamos fuera de Venezuela, pero que formamos o que fuimos parte del sistema de orquesta en cualquier rincón donde nos encontremos”, expresó.

Como bien comentó, el Sistema permite que sus integrantes conozcan la música desde adentro, su historia, sus compositores. De tal manera, la maestra Rhomy puede describir cada una de las épocas de la música y por supuesto, develar cuál es su favorita.

“Cada etapa de la música clásica tiene su magia, su manera de interpretar y su evolución. Una evolución que se puede palpar, a veces, en la dificultad de las obras, en la manera como deben ser interpretadas (…) He tenido la oportunidad de tocar de todas y si me ponen a escoger yo diría que el romanticismo, es donde hay un poco de libertad para expresar tus emociones, pero la clásica o la barroca también, porque necesitas de mucha técnica para interpretarla”, confesó.

Fan de Mahler

Dentro de ese contexto musical, confiesa que el compositor Gustav Mahler, es su favorito. “Yo tuve la dicha de tocar en la Simón Bolívar con el maestro Dudamel todas las sinfonías de Mahler y fue uno de los mejores momentos de mi vida”.

Advertisement

Rhomy López recordó un momento en particular de estos conciertos y fue cuando interpretó, junto a la orquesta, la tercera sinfonía de Mahler.

“Salí llorando del concierto de la emoción que logramos a nivel orquestal. Logramos estar todos en una misma sintonía, fue algo sublime. Mi favorita es la novena; la segunda era la favorita del maestreo Abreu, cada sinfonía tiene algo que de verdad refleja la vida de Mahler y cómo se sentía, su vida no fue del todo feliz, sin embargo, toda esa esperanza la mostraba en sus composiciones”.  

Al estar rodeada de grandes directores, surge la duda de cuál estaría en su lista para trabajar próximamente. Rhomy López no titubeó en responder lo agradecida que está de haber obtenido conocimientos del maestro Abreu o de Gustavo Dudamel, pero en su lista de directores favoritos está su hermano, Manuel López Gómez; su esposo, Álvaro Carrillo y sus dos hijos, Román y Avril. “Espero trabajar con ellos muy pronto”, adelantó.

Más reconocimientos

El enorme talento musical de Rhomy López, no solo ha sido reconocido por el Gobierno de Texas; sino además por la versión latina de los Premios Grammy otorgados por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación: Los Latin Grammy, 2019, con el disco Regreso.

También ha sido galardonada con numerosos reconocimientos a escala internacional por su participación en producciones sinfónicas con artistas de la talla de Andrés Cepeda, Herencia de timbiqui, Yuri Buenaventura, Fonseca, Santiago Cruz, Camilo, Amigos Invisibles, Kany García Y Pablo Alborán.

Advertisement

Actualmente se desempeña como Vicepresidente de El Sistema Texas y Directora de la academia de música Molto Allegretto, con quien crea y desarrolla un sistema pedagógico para niños, único en Estados Unidos y Latinoamérica, rol que se suma a sus más de 20 años de experiencia como concertista y violinista profesional, desarrollando una sensibilidad especial con la enseñanza y la pedagogía.



Tendencias