article-thumb
   

Presidente de Guyana recurre al imperio por “las amenazas a su integridad territorial”

Admin

Jose Á. Palacios.- El presidente de Guyana, David Granger, pidió este sábado al Gobierno de Estados Unidos que use su influencia en el hemisferio y a nivel internacional para promover el desarrollo y preservar la región como una zona de paz. El presidente guyanés aprovechó la presentación de credenciales del nuevo representante diplomático de EE.UU. ante Georgetown, Perry Holloway, para rechazar la amenaza de la fuerza entre Estados en la región.

Las palabras de Granger llegan poco más de una semana después del incremento de la tensión en la frontera entre Venezuela y Guyana, países que se disputan la región del Esequibo y el río Cuyuni. El mandatario se reunió el pasado 27 de septiembre con el presidente Nicolás Maduro, en Nueva York, en un encuentro en el que también tomó parte el secretario general de la Organización de Naciones Uidas (ONU), Ban Ki-moon, que buscaba acercar posiciones entre los dos países.

“Guyana espera el apoyo de los Estados Unidos en su legítimo afán por protegerse contra el terrorismo, la delincuencia y las amenazas a su integridad territorial”, subrayó el Ejecutivo.

“Deseamos reafirmar el compromiso de Guyana para trabajar con EE.UU. para fortalecer la cooperación en el marco de la iniciativa de seguridad de la cuenca del Caribe con el objetivo de garantizar la paz, la estabilidad y la seguridad”, agregó.

La región de Esequibo está bajo mediación de la ONU desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero la disputa se agudizó después de que la compañía estadounidense Exxon Mobil descubriera en mayo pasado yacimientos de petróleo en aguas costeras de la zona en litigio; por lo que el Gobierno de Venezuela respondió al hallazgo con un decreto que redistribuye al territorio venezolano en áreas conocidas como Zonas Operativas de Defensa Integral (Zodi) e incluye ese territorio marítimo en discusión.

Comentarios

comentarios