article-thumb
   

Productores se ven obligados a comprar efectivo para poder pagarle a los trabajadores

El Cooperante | 11 julio, 2018

Caracas.- Los productores del país se ven obligados a comprar efectivo para poder pagar a sus trabajadores, en medio de la fuerte escasez del papel moneda y el límite diario de las entidades bancarias para entregarlo.

Lea también: “El socialismo arruinó al país”: Economía venezolana acumula caída de 42% desde 2012

Un productor agropecuario necesita mucho más de los 10 mil o 30 mil bolívares que entregan en el banco para pagarle a sus cinco o 10 trabajadores. La única manera que tiene para darles a los empleados el dinero que les corresponde es en efectivo, porque la gran mayoría no está bancarizada y no tienen acceso a las instituciones financieras por estar en zonas rurales, publicó El Nacional.





“Eso coloca al sector en una situación bastante compleja porque inexorablemente te hace ir a un mercado que se ha creado con el efectivo. En el occidente el dinero en efectivo se ha convertido en una mercancía”, afirmó Gerardo Ávila, presidente de Fegalago.

Añadió que por la hiperinflación cada vez más aumenta la cantidad de billetes con la que tienen que cargar, por lo que exhortó al Banco Central de Venezuela a “que tome las medidas macroeconómicas necesarias para revertir la inflación, que está causando todas estas distorsiones”.


Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, señaló que por la severa escasez de dinero se han presentado dos cosas: han tenido que bancarizar a los trabajadores, quienes tienen que pagar el sobreprecio de productos si no pagan en efectivo; y en las zonas que no tienen medios electrónicos de pago y donde no pueden bancarizar a sus empleados, se han visto obligados a pagar los billetes con sobreprecio para remunerar a los trabajadores.

María Carolina Uzcátegui, presidente de Consecomercio, declaró que por la imposibilidad de acceder al dinero el sector afronta un problema grave: la dificultad que tiene el empleado para pagar el pasaje y movilizarse hasta su puesto.

“La mayoría de la gente está en serias dificultades para poder pagar el transporte, cuyos precios están verdaderamente elevados. Para una persona reunir 200 mil bolívares en efectivo en una semana es realmente cuesta arriba, lo que está causando ausentismo laboral y problemas en el desempeño y el trabajo”, dijo.

Comentarios

comentarios