article-thumb
   

La promesa de Maduro sobre las obras de Odebrecht que hizo hace un año

El Cooperante | 27 marzo, 2018

Caracas, 27 de marzo. Foto: Meridith Kohut /Bloomberg.  El presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró que entregará los recursos para culminar las obras inconclusas que dejó la brasilera Odebrecht. 

Lea también: ¿Está Venezuela preparada para cesar importaciones alimentarias y producir?

“Todas la obras que tenía Odebrecht, vamos a terminarlas con mano de obra nacional. Les hago un llamado a las constructoras”, dijo el primer mandatario nacional, quien ha sido señalado de recibir USD 35 millones de la extranjera durante su campaña electoral en 2013. Indicó que 472 obras serán ejecutadas a través del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonden). “Estoy entregando 11 billones 890 millones de bolívares para culminar 472 obras priorizadas en todos los estados”, puntualizó  al respecto.





 Ha pasado más de  un año desde que explotó en Venezuela el escándalo del pago multimillonario que hizo Odebrecht a políticos venezolanos a cambio de recibir jugosos contratos.

La polémica por los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht,  tras dos años de investigación, se extiende a varios presidentes y expresidentes latinoamericanos, como  Alejandro Toledo.  El caso  que se destapó en 2015, es un escándalo que afecta a gran parte de Latinoamérica, está directamente relacionado con la corrupción de la petrolera brasilera Petrobras y es una ramificación dentro de la “Operación Lava Jato”, llevada a cabo la policía brasileña. En junio de 2015, la policía que investigaba la macrotrama, detuvo a Marcelo Odebrecht, uno de los máximos empresarios de Brasil, presidente de la mayor constructora de América Latina, fundada por su abuelo, con 168.000 empleados, y con ramificaciones en 28 países.

Marcelo junto a cerca de 80 exejecutivos de la empresa, colaboraron con la justicia de Brasil. Luego de eso, se abrió una caja de pandora. La constructora pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido Brasil y Venezuela.





Odebrecht encontró un paraíso para capitalistas en la Venezuela socialista de Hugo Chávez, donde el gigante de la ingeniería consiguió enormes oportunidades de negocios gestadas bajo la sombra de la estrecha amistad entre el gobernante bolivariano y el expresidente brasileño Luiz Ignacio “Lula” Da Silva. La compañía brasileña obtuvo contratos públicos de miles de millones de dólares sin tener que medir fuerzas contra sus rivales en licitaciones y cuando incumplía con las condiciones, el tema no pasaba a convertirse en escándalo público como suele suceder en otros países.

La mayoría de las obras otorgadas a la empresa brasileña muestran distintos grados de demoras en su ejecución y los costos frecuentemente han terminado disparándose, llegando en ocasiones a superar dos o tres veces los montos inicialmente pactados.

Algunas de estas obras debían estar inauguradas en 2012, pero muchas de ellas permanecen inconclusas, mientras que las explicaciones oficiales brillan por su ausencia”, advirtió en esa oportunidad Transparencia Venezuela en un informe publicado a mediados de año. Odebrecht habría financiado a Chávez y a Maduro en su campaña electoral, como también habría entregado recursos a personajes como Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Francisco Rangel Gómez, William Lara, Elías Jaua, Giancarlo Di Martino, Socorro Hernández entre otros, así como a opositores como Antonio Ledezma, Manuel Rosales, Pablo Pérez y Henrique Capriles Radonski, quien presuntamente recibió 3 millones de dólares.

Se presume que la mayoría de obras, por lo menos más de 10 “fueron adjudicaciones a dedo”. Transparencia Venezuela dijo en aquel entonces que no tenían información   sobre la calidad de las obras exigidas, de los precios, plazos de entrega y subcontrataciones.

Poco avance

Las investigaciones en Venezuela sobre el caso han ido lentas, contrario a otros países donde incluso gobernantes han sido detenidos. Entre los avances más destacados está la detención de tres gerentes y su imputación,

El Ministerio Público (MP) acordó la medida de congelación de las cuentas bancarias y prohibición de enajenar y gravar bienes, muebles e inmuebles de la empresa brasilera, la citación que nunca se llevó a cabo de la esposa y suegra del exministro Haiman El Troudi y la solicitud de detención de Interpol contra el presidente de la brasilera,  Euzenando Prazeres de Acevedo.

Los señalamientos contra jerarcas del  Gobierno, se ha mantenido bajo cuerda.

Otra promesa sin cumplir

El 12 de febrero de 2017, el Jefe de Estado afirmó que el Gobierno contaba con los recursos financieros necesarios para asumir la continuación de las obras inconclusas de la constructora brasileña, entre ellas la línea 5 del Metro de Caracas, el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo y el Metro de Guarenas.

“Con ingeniería, capacidad constructiva e inversión venezolana vamos a terminar todas las obras que no culminó Odebrecht. Esta semana hay que dedicarse a recibir la ingeniería de todas las obras y tenemos todos los recursos para retomar todas las obras abandonadas por Odebrecht en Venezuela. Le doy todo mi apoyo al Ministerio Público y al Poder Judicial para que hagan justicia en este caso, dijo en su programa semanal “Domingos con Maduro”.

Pero más de un año después, esta promesa -una de tantas- quedó en el aire. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, jamás se ha deslindado de la trama, ni negando que su campaña electoral fuese financiada. Según la comisión de la Asamblea Nacional, en  los “guisos” de Odebrecht hubo un desfalco de 22 mil millones de dólares.

Comentarios

comentarios