Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

La Lupa

Bandas se lucran con la trata de migrantes venezolanos

Fuentes policiales señalan que cada día se trasladan vehículos y embarcaciones con migrantes venezolanos hacia las fronteras, con el objetivo de convertir la migración en un negocio lucrativo para la trata

Foto cortesía

Caracas-. La emergencia humanitaria en Venezuela ha llevado a centenares de venezolanos a tomar decisiones arriesgadas; desde atravesar miles de kilómetros a pie -sometidos a temperaturas extremas- hasta emprender viajes en mar abierto a bordo de embarcaciones inestables, enfrentando el riesgo de caer en manos de bandas de trata y prostitución.

Lea también: «Con uniformes de bioseguridad, Chile expulsa decenas de venezolanos que ingresaron tres meses atrás»

Mauricio Quiróz*, agente de seguridad de un cuerpo policial, confirmó a El Cooperante que las mafias están detrás de los migrantes venezolanos, quienes ven en la necesidad una oportunidad de negocio, -quizás- valorado en miles de dólares.

"Yo he investigado varios casos. Hay gente con mucho dinero invertido en los migrantes. En ocasiones los delincuentes le dicen a la familia de los viajeros que el bote se hundió, cuando al final no es así". Mauricio Quiróz*

"Todos conocen del negocio, nadie dice nada"

Según Quiróz, en Güiria, en el estado Sucre, donde parten las embarcaciones hacia Trinidad y Tobago "todos conocen del negocio. Nadie se va a pronunciar; parece mentira, pero están a la vista de todos y nadie dice nada".

El pasado 6 de diciembre, la embarcación Mi Refugio partió desde Güiria con una veintena de venezolanos a bordo. Al llegar a las aguas trinitarias fueron devueltos por las autoridades de la isla en la misma rudimentaria embarcación, y con poca gasolina.

Luego de ser devueltos, en pleno mar abierto la embarcación naufragó. Primero hallaron 14 cadáveres; el resto, fue apareciendo en las costas venezolanas, siendo identificados niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

La cifra total de fallecidos nunca se supo. La cuenta se detuvo en 33. Pero existían otros precedentes: desde 2018, más de 50 personas desaparecieron por naufragios que parten desde Güiria.

Estas 50 personas desaparecieron a bordo de las embarcaciones Jonaily José y Ana María. Partieron el 23 de abril y el 16 de mayo desde Güiria hasta Trinidad y Tobago.

Cobran hasta 500 dólares

Según la fuente consultada por El Cooperante, existía una relación entre todas estas desapariciones. En Güiria cobran hasta 500 dólares por persona para llevar a los migrantes.

"De diez embarcaciones, siempre una naufragaba", dice la fuente, quien a su vez señaló que el paso de Boca Dragón es uno de los más complicados y transitados por "piratas", quienes manejan todo el mundo delictivo en la zona.

Sin embargo, cada vez que las autoridades comienzan las investigaciones, parece que existen piedras en el camino que frenan las pesquisas.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"Hay mucho poder involucrado detrás de las mafias. La corrupción en los cuerpos policiales afecta directamente a las víctimas", dijo la fuente.

Por el naufragio de Mi Recuerdo, la fiscalía imputó a Luis Ramón López, de 60 años y a Luis Martínez, alias "Che María", de 54 años. Un mes después, fueron liberados.

"Eso es un caso digno de magia ¿Cómo es posible que personas vinculadas a crímenes de lesa humanidad no estén presas? De haber un beneficio procesal, esto no debería existir", refiere la fuente, haciendo énfasis en la sentencia N° 1712, del 12 de septiembre de 2001, de la Sala Constitucional.

Los delitos de lesa humanidad, las violaciones punibles de los derechos humanos y los delitos por crímenes de guerra, quedan excluidos de beneficios como lo serían las medidas cautelares sustitutivas, en caso que el juez considerare que procede la privación de la libertad del imputado.Sentencia N° 1712, del 12 de septiembre de 2001, de la Sala Constitucional.

Reina la impunidad

A El Cooperante le llegó el testimonio de María Hernández*, ya que su hija partió el 16 de mayo para Trinidad y Tobago desde Güiria en una embarcación liderada por el capitán Alberto Abreu. Tras varios días de incertidumbre, comenzaron las preocupaciones.

"Mi hija embarazada de ocho meses iba con mi otro nieto, de cuatro años, mi nieta de dos años y su cuñada. Al parecer iban 34 personas a bordo... Ella decidió migrar porque acá (en Venezuela) no se conseguía nada para su embarazo", dijo la madre de la víctima.

Comentó que su esposo estaba trabajando en Trinidad y Tobago y allí podía conseguirle trabajo. La joven nunca llegó. Solo apareció, flotando en una nevera, el capitán Abreu, quien logró llegar hasta las costas de la isla y fue presuntamente rescatado por las autoridades.

Desde entonces, Abreu está desaparecido. A Hernández le comentan que en varias ocasiones lo han visto "dando vueltas" por Trinidad y Tobago, caminando libremente mientras es el principal acusado por presuntamente estar involucrado en delitos de trata.

Casi 200 detenidos por trata de venezolanos

Según la Administración de Nicolás Maduro, el Ministerio Público (MP) ha imputado a 196 personas durante la gestión de Tarek William Saab. Los delincuentes han visto en la migración un negocio galopante.

Las bandas de trata operan en las fronteras; comienzan ofreciéndoles a las víctimas trabajo y un futuro en los países destino; la realidad es diferente. La mayoría termina bajo regímenes de esclavitud, abusadas sexualmente y les retiran sus documentos de identidad, como método de amenaza.

Quiróz* señaló que comenzó las investigaciones por una red de trata que opera en el estado Bolívar. Las mujeres, en su mayoría adolescentes o jóvenes, son llevadas hasta las minas para ser prostituidas.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

"Nadie se va a pronunciar sobre eso porque hay manos muy poderosas metidas en el fuego. Es trata con fines de prostitución forzada; menores de edad metidas en un hueco, solo para satisfacer las necesidades sexuales de los mineros", dijo.

Asimismo ocurre en la frontera con Colombia. Al parecer, una mujer, que es la cabecilla de la banda, tiene una casa en Barbacoas, estado Guárico y otra en Charallave, que usa como "nevera" para esconder a las víctimas, mujeres en su mayoría.

"Salen desde los pueblos más vulnerables. Las llevan a Colombia, a una zona boscosa, en donde solo tienen acceso paramilitares o delincuentes que escapan de la justicia", señaló.

Estas mafias, al año, pueden llegar a tener cientos de miles de dólares en ganancias únicamente por la explotación sexual de adolescentes y mujeres jóvenes, quienes son ajusticiadas si son "pescadas" escapando de los criminales.

Mientras las investigaciones continúan, la grave crisis económica que derivó en una emergencia humanitaria compleja sigue provocando muertes de migrantes; bien sea en los caminos que llevan hacia Perú, Ecuador, Colombia y Chile o a bordo de embarcaciones hacia Trinidad y Tobago. Si la muerte en el mar no los alcanza, les espera, en su mayoría, el acoso de las autoridades por no tener papeles.

*Los nombres de lo entrevistados fueron modificados para proteger su identidad



Artículos relacionados

Destacados

Marta Lucía Ramírez recordó que la política internacional de Colombia es dirigida por Iván Duque y se ejecuta con el Ministerio de Relaciones Exteriores

Nacionales

Las autoridades venezolanas calificaron como un "irrespeto" al pueblo colombiano el uso de su territorio para "agredir a Venezuela"

Destacados

El presidente de la AN, Jorge Rodríguez afirmó durante la sesión que la iniciativa del Senado de Colombia es consecuencia del “fracaso” de una...

Internacionales

El exgobernador del estado Táchira fue acusado de cinco cargos; uno de conspiración para cometer lavado de dinero y cuatro de lavado de dinero