Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Nacionales

Pruebas contra «narcosobrinos» salpican a magistrado venezolano y al director del INAC

Caracas, 20 de febrero.- Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial venezolana, tenían como prioridad liberar de la cárcel en Venezuela al narcotraficante Hermágoras González Polanco, uno de los jefes del Cártel de la Guajira.

Según un documento de oposición a la petición de un nuevo juicio, introducido ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York por la Fiscalía estadounidense, Campo y Flores establecieron conexiones con la organización mexicana Sombrero para obtener entre uno y dos millones de dólares que serían utilizados para financiar la liberación de González Polanco.

Un artículo firmado por Adriana Núñez Moros para el portal Runrun.es indica que entre el 27 y el 31 de agosto de 2015 alias “Pepero”, socio de los Flores, habría hecho un viaje para participar en una reunión con miembros del Sombrero, en nombre de Campo y Flores.

“Pepe” detalló que los miembros de la organización Sombrero consideraban necesaria la liberación de González Polanco para lograr despachar tres mil kilos de cocaína desde Venezuela hasta la población de El Sombrero, en México.

Campo dijo a “Pepero” que él y su primo ya tuvieron una reunión con un magistrado para discutir el “caso” de Polanco y que le ofrecieron un millón de dólares para iniciar la negociación. Seguidamente, Campo ahora hace una jugada más ambiciosa: dice a “Pepero” que comunique a los narcos en México que en verdad ofrecieron al magistrado un millón de dólares ahora y otro cuando ya Polanco estuviese libre.

“Pepero” les advirtió que esa negociación no será favorable y que podría arruinar su papel en el envío del gran alijo de cocaína. Días después les indicó que ellos podrían obtener a crédito parte del cargamento que estaba en negociación.

El INAC

Jorge Luis Montenegro Carrillo, presidente del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil venezolano (INAC) desde junio de 2015, es otro de los nombres de funcionarios del gobierno venezolano que figura en los documentos revelados en el proceso judicial que se sigue contra Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas.

Para Campo y Flores sus conexiones con las autoridades aeroportuarias venezolanas eran “oro en sus manos” porque “nadie tenía lo que ellos tenían”. “Esto (su acceso al aeropuerto) es un jonrón para nosotros. Nadie tiene tickets para viajar ahora mismo y nosotros ya tenemos las conexiones listas. Lo estamos haciendo bien”, es una frase que se le atribuye a Campo en un extracto de la prueba GX 403-T publicada en la página 18 del informe de la Fiscalía de Nueva York.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

El uso de la aeronave de siglas venezolanas YV-2708 para transportar drogas en alianza con el jefe del Cártel de la Guajira, y con la organización mexicana Sombrero, también habría estado entre los planes de los primos Flores en agosto de 2015. En la página 17 del documento se detalla la supuesta responsabilidad que tenía Campo para “ver el pájaro” (inspeccionar el avión) junto a un miembro de la organización Sombrero antes de concretar la negociación con González Polanco.

Para el 1 de octubre de 2015 el piloto del avión en el que, supuestamente, se haría el enorme envío de tres mil kilos de cocaína ya contaba con su permiso sellado por el INAC, según dijo “Pepero” a los Flores en una conversación reproducida parcialmente en la página 19 del documento presentado ante la corte neoyorquina. No queda claro si el avión a utilizar sería el mismo que incautaron las autoridades dominicanas seis meses después.

 



Anuncio

Artículos relacionados

Destacados

El niño quedó al resguardo del las autoridades

Destacados

Aspiran que para el 27 de abril presenten listado de elegibles ante la plenaria de la AN

Destacados

Ecuatorianos elegirán a su nuevo mandatario en segunda ronda entre el izquierdista Andrés Arauz y el derechista Guillermo Lasso

Destacados

El alto pontífice recordó su compromiso con la educación y el avance de generaciones futuras