article-thumb
   

¡Pura patria! Venezolanos deben pagar más de 20 salarios para comprarse “una pinta”

El Cooperante | 24 marzo, 2018

Caracas, 24 de marzo.- Comprar ropa y calzado nuevo se ha convertido en un lujo que muy pocos venezolanos se pueden dar en su país. La mayoría de los ciudadanos no recuerda la última vez que fueron a un centro comercial para adquirir estrenos.

Lea también: El exorbitante precio de una caja de Losartan que indicaba ser de “uso institucional”

Si bien es cierto que la vestimenta no es un gasto fijo, es considerada una necesidad básica en todo el mundo. Un venezolano que gana un salario mínimo de Bs. 392 mil 546, debe trabajar más de 50 meses para adquirir unos zapatos marca Adidas en un centro comercial del municipio Chacao de Caracas, los cuales tienen un costo de 20 millones de bolívares.





El poder adquisitivo de los venezolanos se ha desplomado considerablemente en los últimos años producto de la hiperinflación. La mercancía importada frente a una devaluación del bolívar con respecto al dólar ha generado que diversos productos se vendan a costos que están por encima de los ingresos de los ciudadanos.

Yo recuerdo que en 2013 ganaba Bs. 2 mil 300 en mi trabajo. No lo consideraba mucho, pero solo con un mes de trabajo pude comprar unos zapatos nuevos en un mercado de Capitolio que costaron Bs. 450 mil. Ahora ni multiplicando mi salario puedo hacer esa gracia. Qué lástima”, relató Mónica Rodríguez, de 47 años, a El Nacional Web.

En un recorrido realizado por el medio, se constató que la franela más barata tuvo un costo de Bs. 999 mil 999, lo que se traduciría  a dos meses y medio de trabajo para un venezolano que gane sueldo mínimo. El precio de una franela marca Pull & Bear es de Bs. 1 millón 900 mil, casi cinco salarios mínimos mensuales.





Sobre las camisas, para ocasiones más formales, los precios “más accesibles” varían entre Bs. 1 millón 500 mil a Bs. 2 millones 500 mil, al menos cuatro meses de trabajo. Tanto para damas como para caballeros, el promedio de costos de los pantalones tipo jeans se encuentra en 2 millones 500 mil bolívares.

La ropa interior de mujer, vendida por unidades, fue lo más barato que se pudo conseguir. Una pantaleta tipo hilo cuesta Bs. 300 mil y los sostenes entre Bs. 400 mil y Bs. 500 mil. Esto precios igualan o incluso superan el ingreso mínimo mensual de los trabajadores. Para los hombres, un paquete de cinco bóxers  fue visto en 3 millones 700 mil bolívares, precio que está muy por encima de los salarios de cualquier empleado.

Comentarios

comentarios