article-thumb
   

Qué consecuencias traerá para Nicolás Maduro la resolución del Tiar

Danny Leguízamo | 24 septiembre, 2019

Caracas.- Juan Guaidó se apuntó un éxito internacional con la activación para Venezuela del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar). La decisión, que se produjo con 16 votos a favor, 1 abstención, 1 ausencia y 1 voto en contra, apretará el cinturón de las sanciones a su máxima expresión, pues los países miembros del Tratado tendrán la responsabilidad de unir esfuerzos de manera obligatoria para perseguir, sancionar y extraditar a funcionarios del régimen y al propio Nicolás Maduro. Eso sí: no habrá uso de la fuerza, como lo anticiparon varios cancilleres. Pero también habrá consecuencias directas para Maduro.

Le puede interesar: Tiar aprobó inclusión de Venezuela para “perseguir y extraditar” a funcionarios del régimen

Lo ha dicho el embajador Gustavo Tarre Briceño. Que lo ocurrido este lunes es un éxito. “La resolución aprobada tiene dos aspectos muy importantes, la unión de todos los países del Tiar y que el órgano de consulta seguirá abierto para trabajar en la búsqueda de más medidas”, dijo el diplomático tras conocerse la decisión.





Ahora a Maduro se le ha cerrado todavía más el cerco internacional, algo que ya había anticipado Francisco Santos, embajador de Colombia en Estados Unidos. Y habrá consecuencias:

-Porque se elaborará un listado de personas vinculadas al régimen relacionadas con narcotráfico, terrorismo, violaciones de derechos humanos y corrupción.

-Porque se congelarán las cuentas de estos funcionarios y sus propiedades en los territorios de los Estados que firman el Tiar.





-Porque habrá un equipo operacional de inteligencia financiera para acciones judiciales y policiales.

-Y porque a la presión de los países que integran el Tiar, hay que sumar la de Estados Unidos. La de la Administración Trump, que no ha parado de sancionar y cerrar cualquier bocanada de oxígeno para Maduro y su régimen. De allí que ahora los cubanos atraviesen por una severa crisis, pues Venezuela ya no puede suministrar hidrocarburos como otrora. Y Cuba es el sostén del régimen. El sostén ideológico y de seguridad. Toda la Fuerza Armada ha sido infiltrada hasta los tuétanos por cubanos.

Todo esto, en medio de una crisis económica que no para. Que ya pasó de profunda recesión a profunda depresión, mucho más grande que la de los años 30 en Estados Unidos. Y aunque tras 8 meses de su juramentación Guaidó no ha podido socavar las bases de respaldo al régimen, Maduro no tiene todavía la partida ganada. Falta mucho más.

 

 

Comentarios

comentarios