article-thumb
   

“¿Qué faltará por ver?”: La pregunta de Laureano Márquez ante ola de saqueos en el país

El Cooperante | 13 enero, 2018

Caracas, 13 de enero.– En días recientes, se presentó una situación irregular en la Hacienda Miraflores, en Palmarito, estado Mérida, cuando una muchedumbre ingresó y mataron a más de 300 animales que allí se encontraban.

Lea también: El indignante video en el que hombres asedian a una vaca en hacienda de Palmarito

Luego, aproximadamente 10 hombres asediaron con palos y piedras a una vaca. El video se hizo viral en redes sociales. Ante ello, el politólogo y humorista Laureano Márquez opinó al respecto y se preguntó:“¿Qué faltará por ver en nuestra patria?”.

A través de su cuenta Instagram, Márquez añadió que el Gobierno dejó al país enfrentado a un rival de mucho mayor envergadura que el chavismo. “El hambre. La pura hambre sin organización política, anárquica, patética y voraz”, agregó.

Respecto al video de los hombres atacando a la vaca, manifestó: “Donde hay hambre no hay razón ni pensamiento. ¿Qué sucederá cuando ya no queden vacas que masacrar? ¿Qué sucederá cuando producto de la inanición la gente sea incapaz de pensar?”.


 

¡Dios mío! ¿Qué nos faltará por ver en nuestra patria “sì bella e perduta”? Si yo fuese presidente de Venezuela estaría temblando de miedo. Es verdad que el gobierno no tiene que temer a la oposición política, a la cual derrotó con muerte, cárcel y artimañanas. Pero eso lo deja enfrentado a un rival de mucho mayor envergadura: el hambre. La pura hambre sin organización política, anárquica, patética y voraz. Como se ve en estas imágenes, donde hay hambre no hay razón ni pensamiento. ¿Qué sucederá cuando ya no queden vacas que masacrar? ¿Qué sucederá cuando producto de la inanición la gente sea incapaz de pensar? Si yo fuera gobernante me estaría haciendo estas preguntas. ¿Qué piensan hacer? ¿Masacrar a todos los hambrientos que sus políticas absurdas producen? El hambre es en este tiempo lo más democrático que tenemos. Un soldado hambriento tampoco piensa bien, con el agravante de que tiene un arma. En fin una vaca, desde los sueños de José, hasta hoy, sigue siendo emblema de la tragedia de un pueblo.

A post shared by Laureano Márquez (@laureanomar) on

Comentarios

comentarios