article-thumb
   

¿Qué le esperaría a Maduro frente a la Corte Penal Internacional?

El Cooperante | 6 julio, 2019

Con un informe presentado en Consejo de las Naciones Unidas que lo deja ver ante el mundo como incompetente, cabeza de un gobierno represor y violador de los derechos humanos, Nicolás Maduro, es eco de estimaciones que lo consideran  ser investigado por la Corte Penal Internacional(CPI), el tribunal de justicia internacional que juzga a los promotores de crímenes de lesa humanidad.

Le puede interesar: “Maduro no tiene la capacidad para resolver este drama humano”, Bachelet ante la ONU

Seis años de un gobierno que ha sumado centenares de presos políticos, un éxodo migratorio que alcanza los casi cuatro millones de venezolanos, muertes de manifestantes a manos de funcionarios de las Fuerzas Armadas y una debacle en el sistema de salud nacional, hoy se encuentra en su punto máximo de deterioro. Tildado por una buena parte de la comunidad internacional como un gobierno “ilegítimo” que no garantiza seguridad y calidad de vida a sus ciudadanos, desde un proceso electoral sin garantías realizado en mayo de 2018.

Desde la publicación del informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Michell Bachelet, el pasado jueves sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela, organismos y líderes internacionales han considerado remitir el escrito directamente a la CPI sin esperar rectificaciones del gobierno de Maduro.

Uno de los primeros pronunciamientos fue el del presidente de Colombia, Andrés Pastrana quien considera que debe hacerse la remisión a la CPI del informe recopilado durante meses por comisiones técnicas de ONU, y que se completó con la visita de Bachelet a Venezuela el pasado mes de junio.

Sebastian Piñera, ex presidente de Chile solicitó a Bachelet  entregar del informe y las evidencias que lo sustentan a la Corte Penal Internacional.

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la División de las Américas de Human Rights Watch, indicó el miércoles que Bachelet debe presentar un informe a la Corte Penal Internacional en el que desarrolle los casos de militares que han recibido tratos crueles y degradantes, e incorporar el caso del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo el organismo considera que los hallazgos del informe deben remitirse de forma directa.

Los presidentes de argentina, Mauricio Macri, Colombia, Iván Duque y organismos como el Foro Penal Venezolano,  y Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), también han hecho tal solicitud, luego de publicado el informe.

Crímenes de lesa humanidad

Pero esta no es una solicitud nueva, el octubre de año pasado, Luisa Ortega Díaz, la fiscal destituida en el exilio, envió un documento a la CPI donde responsabiliza directamente a Nicolás Maduro sobre los crímenes de lesas humanidad cometidos en Venezuela y pide que sea detenido.

En ése texto denunció la violación de derechos humanos, y las torturas a los diputados ante la Asamblea Nacional, Juan Requesens y Julio Borges.

En mayo de 2018, el organismo designó tres jueces para seguir caso contra Maduro, el caso ha escaló hasta la Sala de Cuestiones Preliminares, la cual emite conclusiones sobre la existencia o no de méritos para abrir un juicio, ello implica la existencia de pruebas contundentes pruebas que Ortega Díaz aseguró poseer y que presentó junto testimonios de familiares de jóvenes fallecidos en protestas.

Lea también: Hija de Afiuni tras liberación de su madre: “Pronto celebraremos juntos”

Ahora, ¿qué le esperaría a Nicolás ante una corte de tal magnitud? Además de hacerse de oídos sordos como ya lo ha hecho con la remisión de Ortega Díaz, el ocupante de Miraflores tendría aún más cerca los ojos del mundo, y con un listado de delitos que, de ser probados, lo llevarían al temido suplicio de los gobernantes corruptos.

En una comunicación entregada el 27 de septiembre de 2018, en la sede de la CPI en La Haya, Holanada, seis países solicitaron a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, “iniciar una investigación sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad que habría tenido lugar en Venezuela bajo el gobierno de Nicolás Maduro, a partir del 12 de febrero de 2014, con el fin de determinar si una o más personas específicas deben ser acusadas por la comisión de tales crímenes”, reseñó en su momento el diario El Universal.

Valga la pena considerar esta corte para un Maduro agotado y con la soga al cuello.

 

 

 

Comentarios

comentarios