Connect with us

La Lupa

¿Qué significa la pulsera roja que Nicolás Maduro luce en la muñeca?

Desde el año 2019, Nicolás Maduro ha lucido sin disimulo un adminículo rojo en la mano derecha que ha ido modificando con el tiempo y las circunstancias. De una pulsera pasó a un hilo rojo atado en sus extremos y ahora, durante la firma del Memorandum de Entendimiento con el Fiscal de la Corte Penal Internacional, el hilo apareció esta vez intervenido por un metal que lucía como oro. Los expertos en brujería y esoterismo no se ponen de acuerdo para decidir de qué se trata

Publicado

/

Caracas.- Así como  se atreve a lucir en público un grueso anillo de oro con  una esmeralda en el dedo meñique, sin preocuparse por los dimes y diretes que semejante lujo pudiera generar ante un país cada día más hambriento, Nicolás Maduro no ocultó tampoco la especie de pulsera realizada con hilo rojo e  intervenida con oro que exhibió durante la firma del memorándum de entendimiento  con el fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan. 

Lea también: Karim Khan abre investigación sobre crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela

Nada acorde semejante estilacho hippie con el de un hombre que va rumbo a los 60 años y mucho menos para lucirlo en semejante ocasión. Porque si bien Angeline Jolie o Madonna han mostrado sus pulseras de hilos rojos en sus muñecas, ha sido para expresar su adhesión a la Kabbalah, una creencia que tiene millones de adeptos a escala internacional y según la cual, se debe lucir un modesto hilo rojo en la muñeca izquierda para "espantar el mal de ojo".

En Kabbalah, dicen los entendidos,  la cinta roja  se debe usar  en la muñeca izquierda y  atarse  con siete nudos. "Más que para evitar recibir mal de ojo es para proteger a los otros del mal de ojo que puedas generar. En Kabbalah se recibe por el lado izquierdo y se da por el lado derecho. Por eso se coloca en la muñeca izquierda..."

Según los cabalistas, el hilo rojo es un amuleto de suerte, prosperidad y afecto, el cual funciona en conjunto con las energías positivas del usuario  y el ambiente que le rodea. "Su función principal es absorber todo tipo de malas energías, ahuyentar de la vida  los malos pensamientos, entidades oscuras y personas que no  convengan". Se tiene que situar en la mano izquierda y debe contener 7 nudos, que signifiquen los 7 deseos que se quieran alcanzar y quien le coloque el hilo, debe ser  alguien que pretenda el bienestar económico, social, mental de la persona.

Si el hilo se rompe (lo que parece que ya le ocurrió),  quiere decir, segun los cabalistas,  que el hilo había absorbido demasiadas vibraciones negativas. Pero, advierten,  ese hilo rojo nunca debe ir acompañado de ningún material metálico ni llevar nada adosado. "Debe ser un hilo puro y simple, de algodón o seda. Para colocarlo hay que decir la oración en hebreo Ben Porat y hacerle 7 nudos. Lamentablemente han hecho de eso un mercado", aseguran sus seguidores.

Advertisement

Existe incluso un Libro del Hilo Rojo donde su autor explica su significado, según el cual "ese hilo es un antídoto contra el mal de ojo, el que intercepta las energías negativas que existen fuera de ti" y asegura que se debe llevar en la muñeca izquierda porque ese lado "es el receptor de la energía del cuerpo y del alma".

Asunto que Maduro no ha seguido al pie de la letra, como hemos visto. Porque ya en 2019, durante una entrevista ofrecida a José Vicente Ramgel  el 17 de noviembre,  lució una pulsera contra el «mal de ojo» en su muñeca derecha. Y en enero del 2021, se la volvimos a ver  cuando presentaba su informe anual  ante la Asamblea Nacional, aunque esta vez la pulsera se parecía más al hilo rojo contra el mal de ojo recomendado por los creyentes en la Kabalah. Y ahora, diez meses después, sorprende firmando al tratado con el fiscal Karim Khan, luciendo algo que semeja más  una joya que una simple hebra de seda o lino.

Faltaría ver si también tiene una cinta en el tobillo del lado contrario, algo que los que creen en brujería califican como "estar cruzado", como una manera de protegerse de cualquier mal terrenal.



Tendencias