Connect with us

Nacionales

"¿Qué sucedió contigo?": El firme mensaje de Sebastiana Barráez a Jorge Rodríguez

Publicado

/

Caracas, 15 de diciembre.- La periodista Sebastiana Barráez escribió un contundente artículo dirigido al ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, a quien le pregunta qué le sucedió, pues pese a que "es hijo de un hombre asesinado por la intolerancia política" es partidario de la segregación chavista con el "Carnet de la Patria".

Lea también: Cámara de Transporte Pesado: Las normas de circulación en el país “están obsoletas”

"O sea Jorge que quienes andamos buscando dos medicamentos para el cáncer: Zoladex y Sutent (Sunitivib) ni siquiera somos atendidos por no tener ese carnet. ¿Qué sucedió contigo, Jorge? ¿Cuándo perdiste ese nivel de reconocer al otro como ser humano, sin distingos de color, clase o nivel cultural?", aseveró Barráez.

A continuación el texto íntegro publicado en su página web:

MINISTRO. Es Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación. No hay medicamentos para enfermedades de alto riesgo, sino se presenta informe médico y carnet de la patria. Lo del informe está más que justificado. ¿Pero Jorge, el hijo de un hombre asesinado por la intolerancia política, hace gala de execrar a quien no tenga un documento que no es la cédula de identidad?

O sea Jorge que quienes andamos buscando dos medicamentos para el cáncer: Zoladex y Sutent (Sunitivib) ni siquiera somos atendidos por no tener ese carnet. ¿Qué sucedió contigo, Jorge? ¿Cuándo perdiste ese nivel de reconocer al otro como ser humano, sin distingos de color, clase o nivel cultural? En época de Rómulo Betancourt a mi padre, Víctor Barráez, se le ocurrió respaldar, en un acto de justicia, a los diputados del MIR y el PCV, inhabilitados por el gobierno de AD.

Fue ferozmente perseguido por el jefe de la Digepol en Lara, el comisario Atahualpa Montes, ahora refugiado en los EEUU. Papá fue herido de bala en casa de mi mamá. Atahualpa no logró asesinarlo, porque cuando llegó a buscarlo al Hospital Antonio María Pineda de Barquisimeto, un ser de esos hermosos que da la vida, el joven doctor Adalberto Barrueta Velasco, no le permitió sacarlo hasta que no fuera operado. En la noche un policía, aparentando estar ebrio, asesinó al doctor Barrueta en la emergencia del Hospital.

Advertisement

Papá logró huir rescatado por un grupo comando del MIR. No sé Jorge si yo sentiría lo mismo que usted si Atahualpa hubiese logrado su objetivo y entonces los 12 hijos de mi padre, ya no seríamos 12 porque yo ni mis hermanos menores hubiésemos nacido, hiciéramos una cruzada de resentimiento y persecución. Hay cosas, Jorge, con las que jamás debemos pasar la raya amarilla: la vida y la salud. Cuando hace años te entrevisté en el Consejo Nacional Electoral, me sorprendió tu inteligencia y tu agudeza, justifiqué ese entonces pequeño sentimiento que percibí por el asesinato del otro Jorge Rodríguez.

Pero creo que ese sentimiento ya no es pequeño y ha crecido tanto que incluso es capaz de negarles a pacientes graves, los medicamentos que requieren y a los cuales deben tener derechos como todo venezolano, sino tienen un carnet inventado por la revolución. Cuando Tareck El Aissami dijo que no habría vacuna sin carnet de la patria, lo entendí. Pero tú Jorge, tienes la obligación con la memoria de tu padre, de demostrar que su lucha por una sociedad mejor, no fue en vano, que aunque en algunos casos como el secuestro estuviera equivocado, no dejaba de ser un ser con calidad humana.

Jorge, cuidado con lo que el poder hace en nosotros. No pierdas el horizonte, porque dentro de varias décadas, de nosotros solo quedarán nuestras acciones y lo que hemos enseñado con el ejemplo. Si la Oposición estuviera menos entretenida en sus mezquindades personales, llamaría a sus seguidores a sacarse ese carnet de la patria, porque a estas alturas Jorge, usted y yo sabemos que aquí no hay 16 millones de chavistas aunque tengan el carnet. Disculpe usted mi atrevimiento.





Tendencias