Quién es Joaquín “El Chapo” Guzmán, el enemigo número uno de EEUU

Admin

Lohena Reverón.- El fundador del cartel de drogas de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, llegó a ser el enemigo público número uno para Estados Unidos tras la muerte de Bin Laden. El narcotraficante fue recapturado este viernes en México, informó el presidente de esa nación, Enrique Peña Nieto.

Con 58 años, Guzmán es uno de los miembros de la vieja escuela de capos mexicanos que tuvo una gran actividad en los años ochenta y noventa del siglo pasado, de la que formaron parte personajes míticos como Rafael Caro Quintero o Amado Carrillo Fuentes, alias El Señor de los Cielos.

El Cartel de Sinaloa luchó hasta hacerse con el control del narcotráfico en Guadalajara y desde comienzos de la década de 1990 transportó la droga procedente de los cárteles de Cali y Medellín (Colombia) a través de túneles entre Agua Prieta (Sonora, México) y Douglas (Arizona, EEUU).

Ese 1993 es capturado en Guatemala y entregado a México, donde se le condenó a 12 años de prisión por un delito de cohecho. Comenzó a cumplir la condena en el penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, a 90 kilómetros de la capital del país, pero en 1995 fue trasladado al de Puente Grande, a las afueras de Guadalajara (oeste de México), y en 1997, se le impuso una nueva condena de 21 años de prisión. El 19 de enero de 2001 se fugó de Puente Grande en un carrito de lavandería.

El más buscado

 Según la revista estadounidense Forbes, que desde 2008 elabora una lista de los diez fugitivos más buscados a partir de la información proporcionada por las distintas agencias de seguridad de EE.UU., Guzmán pasó a encabezar ese listado en 2011 a raíz de la muerte del terrorista Osama Bin Laden, líder de Al Qaeda. La misma publicación también lo clasifica entre los hombres más adinerados del mundo, con una fortuna de más de mil millones de dólares.

Tras permanecer como fugitivo de la justicia durante 13 años, Guzmán fue recapturado el 22 de febrero de 2014 en una acción que fue considerada el mayor golpe asestado al narcotráfico en México en una década, y recluido en el penal de Almoloya de Juárez, en el estado de México (centro del país).

 

Comentarios

comentarios