article-thumb
   

“Quieren que la gente se canse”: Advierten cierre técnico de la Orquesta Filarmónica Nacional

El Cooperante | 31 mayo, 2019

Caracas.- La reciente negativa de dar un contrato por tres meses a Karen Méndez, una clarinetista de 25 años, por sus inclinaciones políticas adversas al Gobierno de Nicolás Maduro encendieron las alarmas dentro de  la Orquesta Filarmónica Nacional, dependiente desde 2008 de la Fundación Compañía Nacional de Música, ente adscrito al Ministerio para la Cultura.

Lea también: Nuevos uniformes militares serán carísimos porque los fabricará un burgués amigo de la FANB

La situación llevó a un profesor activo a denunciar, bajo condición de anonimato, las irregularidades, amenazas y atropellos de los que han sido víctimas a lo largo de los últimos diez años. La fuente dijo a El Cooperante que Méndez firmó en 2017 a favor del referendo revocatorio en contra de Maduro y fue investigada en sus redes sociales.

Por ello, manifestó su preocupación por la situación y afirmó que esta es la primera vez que ocurre un hecho como este en una orquesta del país. “Nunca había pasado”, dijo el profesor, quien explicó que desde 2011 había un proceso de audiciones para ingresar a la orquesta, pero la situación empeoró en 2015 por la migración de venezolanos y la fuga de talentos.

Desde entonces, la política de la dirección responde más a un perfil administrativo que artístico, que ha excluido a muchas promesas por no tener la experiencia mínima requerida. La metodología fue denunciada y luego se decidió ofrecer a los músicos un contrato de tres meses “porque también está pasando que nos están quedando mucha gente como Karen, que tiene las ganas de quedarse en el país, pero que está en un periodo de formación”.

El contrato lo elabora la compañía con toda la documentación que se le pide al candidato, “en ninguna parte aparecen inclinaciones políticas”, y a los tres meses la orquesta hace una especie de minievaluación donde determinan si la persona cumplió con las expectativas y se procede a hacer un contrato de forma definitiva. Karen, al igual que otros seis candidatos, entregó sus papeles.

 

Pero el domingo 26 de mayo, luego de finalizar un concierto, el coordinador de la orquesta, por órdenes de Carla Palomino, coordinadora de operaciones de la empresa, le informó que su contrato fue rechazado por haber firmado en contra del Gobierno.

La joven tocaba en la orquesta desde hace casi un año porque fue postulada por un músico que migró del país, desde entonces la llamaban con frecuencia para que los apoyara en los conciertos. La fuente resaltó que lo grave de la situación es que en la fila de clarinetistas ya no hay nadie, “y no podemos hacer repertorios porque no tenemos los instrumentos”.

Indicó que cuando se creó la compañía en 2008, la filarmónica estaba conformada por 80 músicos, de los cuales solo quedan 41. Desde ese entonces, prosiguió el profesor, comenzó una campaña de cerrar poco a poco a la orquesta.

Lo de Karen es algo preocupante porque es un cierre técnico, le estás cerrando las puertas no solo a alguien por su ideología, sino porque le estás cerrando las puertas a la juventud que aún cree en el país. (…) Quieren desmantelar a la Orquesta Filarmónica Nacional, quieren que la gente se canse, que se vaya. La crisis que tenemos es grave”, alertó.

Comentarios

comentarios