article-thumb
   

“Quitan luz y agua”: Las arbitrariedades a las que someten a trabajadores en Los Roques

El Cooperante | 2 abril, 2019

Caracas.- La periodista y experta en turismo, Valentina Quintero, ha sido una de las voceras que ha denunciado las deplorables condiciones en las que el Gobierno de Venezuela mantiene al Parque Nacional Los Roques, lo que fuera uno de los más grandes atractivos turísticos de nuestro país en el Caribe.

Lea también: ¿Es un volcán? Lo que dice Protección Civil sobre el fenómeno reportado en Carabobo

En un nuevo mensaje publicado en su cuenta en Instagram, Quintero manifestó que el “régimen” de Maduro acabó con el turismo hasta en los atómicos azules del archipiélago. Puntualizó que solo la empresa Aerotuy se encargaba de transportar hasta 700 visitantes diarios que navegaban los cayos en los catamaranes, que se encuentran ahora desaparecidos o hundidos.





“Las posadas languidecen, bellas y luminosas, pero con las puertas cerradas al igual que los pocos restaurantes. Alguna vez fuimos portada de la más importante revista de pesca del mundo, como el destino más extraordinario para la pesca de pez ratón”, manifestó. Dijo que en la temporada alta el idioma oficial era italiano, pero ahora quedan tres o cuatro “negados a abandonar este paraíso”.

Quintero recordó que la Agencia Española de Cooperación Internacional estuvo casi un año prestando servicios en el archipiélago con apoyo del antiguo Ministerio para el Ambiente, “pero el difunto Chávez los sacó porque querían colonizarlos de nuevo”.

“Tampoco llegan buzos a gozar corales y peces de colores y los peñeros solo salen a pescar porque no hay visitas que pasear. Lo que sí abunda en Los Roques son las arbitrariedades y la desidia. Construcciones ilegales de tres pisos que nadie detiene, pero si un roqueño medio parapetea un techo lo multan, debe pagar en dólares, y si no lo hace dejan de venderle gas, le quitan luz y agua y también la carta de roqueño que le da derecho a pagar medio pasaje”, denunció.





View this post on Instagram

Este régimen acabó con el turismo hasta en los atómicos azules de Los Roques, el único y gran archipiélago del Caribe. Solo Aereotuy llevaba hasta 700 visitantes diarios que navegaban a los cayos en los catamaranes ahora desaparecidos o hundidos en Cayo Pirata. Las posadas languidecen, bellas y luminosas pero con las puertas cerradas al igual que los pocos restaurantes. Alguna vez fuimos portada de la más importante revista de pesca del mundo como el destino más extraordinario para la pesca de pez ratón. Ya nadie castea en sus bajos. Saki Saki sigue con sus vientos perfectos y constantes todo el año pero las velas de kite son escasas. En temporada alta el idioma oficial era el italiano. Ahora quedan 3 o 4 que se convirtieron en roqueños negados a abandonar este paraíso tropical. Hasta la Agencia Española de Cooperación Intermacional estuvo casi un año por aquí, hicieron la mejor guía del archipiélago con apoyo del antiguo Ministerio del ambiente y el plan era construir un centro de información y sensibilización ambiental, pero el difunto Chávez los sacó porque querían colonizarlos de nuevo. Tampoco llegan buzos a gozar corales y peces de colores y los peñeros solo salen a pescar porque no hay visitas que pasear. Lo que si abunda en Los Roques son las arbitrariedades y la desidia. Construcciones ilegales de 3 pisos que nadie detiene, pero si un roqueño medio parapetea un techo lo multan, debe pagar en dólares y si no lo hace dejan de venderle gas, le quitan luz y agua y también la carta de roqueño que le da derecho a pagar medio pasaje. La ñoña se sigue desbordando de la Laguna porque las bombas de achique se dañaron y no hay cómo sustituirlas. La loma junto al faro sigue tapizada de inútiles paneles solares. El adefesio de aeropuerto sigue cerrado. Pero los azules se mantienen intactos. Como nuestro sentido de arraigo. Como nuestra convicción de convertir a Venezuela en el gran destino de turismo sostenible de América. Y para eso sigo #sembradaenvenezuela

A post shared by Valentina Quintero (@valendeviaje) on

Comentarios

comentarios