article-thumb
   

Rafael Narváez: La OLP es una reedición de la Ley de Vagos y Maleantes

Christhian Colina

Christhian Colina.- “La Operación de Liberación del Pueblo (OLP) es una figura que se asemeja mucho a la Ley de Vagos y Maleantes. Este operativo por donde pasa deja muerte, no hay mecanismo de inteligencia ni soporte legal para que funcione. Lo más ingenuo de las OLP es que les avisa a los jefes de bandas cuándo, en cuál sitio y hora se harán los operativos”, denunció el abogado y defensor de los Derechos Humanos (DDHH), Rafael Narváez.

El jurista afirmó que la OLP es un plan reactivo que mutila cualquier posibilidad de plantear planes integrales de seguridad. También criticó que pese a la aplicación de este tipo de operativos, no se encarcelan a los cabecillas de las bandas criminales, agregando que a pesar de lo masivo de las detenciones ejecutadas, en los expedientes de los detenidos resaltan solo delitos menores. “Se han hecho OLP ¿Por qué el Picure, jefe de banda en Guárico y con jurisdicción en Aragua y Distrito Capital sigue haciendo de las suyas?”, se preguntó.

A su juicio, el Gobierno nacional debe eliminar la aplicación de la OLP y afianzar la Misión “A Toda Vida Venezuela” con políticas publicas efectivas, que se basen en la  prevención y el desarme tanto de la población penitenciaria (de los que aseguró poseen unas 53 mil armas de fuego) y de la población civil.

Narváez destacó que la criminalidad en el país y la impunidad ante este flagelo decantaron en homicidios que ahora incluyen con mayor frecuencia el descuartizamiento de las víctimas. Dijo que durante lo que va de 2015 ha habido un incremento en los feminicidios, asesinato de adolescentes y funcionarios de seguridad en la Gran Caracas.

Revelando que de acuerdo a las cifras que maneja han sido asesinados 86 funcionarios policiales y militares, 96 feminicidios y 168 homicidios de adolescentes. El hampa no respeta la vida de los venezolanos”, dijo. “El Defensor del Pueblo no opina nunca sobre el derecho a la vida, ajusticiamientos, descuartizamientos ni sobre la política criminal y eso es lo sagrado que debe hacer un defensor de Derechos Humanos”, concluyó.

Comentarios

comentarios