article-thumb
   

Rafael Ramírez: “El madurismo desprecia el conocimiento, la experiencia y la capacidad”

El Cooperante | 1 julio, 2018

Caracas.- Rafael Ramírez, ex presidente de PDVSA y ministro de Petróleo durante el gobierno de Hugo Chávez mediante un texto publicado por el portal Aporrea señala su descontento ante la actual crisis política que atraviesa el país y hace enfoque en el madurismo como “un sistema fallido”.

Le puede interesar: Rangel Ávalos: “Tenemos las pruebas sobre el caso de corrupción de Ocariz”

Ramírez renunció en diciembre a su cargo de representante de Venezuela en la ONU después de que Maduro y figuras de su entorno le acusaran de corrupción en su mandato al frente de Pdvsa.

En el texto expresa: “El país no aguanta más. Ya no hay tiempo para seguir improvisando, reciclando ministros, repitiendo tácticas gastadas, políticas fallidas. Ya no tenemos más tiempo para que el madurismo siga prometiendo cosas que sabe, no puede cumplir, haciendo anuncios que se convierten en estruendosos fracasos. Destruyendo una a una las instituciones y empresas del Estado en su afán sectario de controlarlo todo. No hay más tiempo para este gobierno”.

“Nuestro pueblo ha pagado un precio muy alto por la incapacidad para gobernar del madurismo, por la improvisación y por los “ensayos” del empirismo político. Una gestión donde se desprecia el conocimiento, la experiencia, donde el trabajo y la capacidad son una excepción. Una dirigencia que ha impuesto el miedo, la persecución como política de Estado, un gobierno policíaco donde se violan de manera permanente los derechos fundamentales de sus ciudadanos”.


“El madurismo ha impregnado y estimulado los peores valores en nuestra sociedad: el individualismo, la intolerancia, el desgano, la irresponsabilidad. El “pranato” se ha convertido en su forma de accionar político: la violencia, la censura, la utilización de la justicia para la persecución política, el secuestro y prisión por razones políticas, sin derecho a la defensa, al debido proceso, la inseguridad de estar en el país, el miedo a expresar opiniones políticas, los linchamientos morales, las acusaciones sin derecho a la defensa, las ofensas de todo tipo” concluye en su artículo.

 

 

Comentarios

comentarios