article-thumb
   

Ramírez impidió a Pdvsa liberarse del patrocinio de Pastor Maldonado pese a las pérdidas que generó

El Cooperante | 24 agosto, 2018

Caracas.- Rafael Ramírez, el expresidente de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), impidió que la estatal venezolana dejara de patrocinar al corredor de la Fórmula 1, Pastor Maldonado, por una suma anual de USD 46 millones, pes a que generaba pérdidas considerables para el Estado, esto según una investigación de Maibort Petit.

Lea también: Exbanquero alemán acusado de lavar USD 1200 millones de Pdvsa se declaró culpable

Pese a que Pdvsa podía culminar el contrato de patrocinio, sesenta días previos al inicio de los campeonatos, que comprendían los años 2014, 2015 y 2016, Ramírez se negó.

En una entrevista ofrecida a El Pitazo, el exembajador de Venezuela ante la ONU, al ser consultado al respecto, dijo no recordar cuál era el monto del contrato, pero que, estaba casi seguro de que no era de 45 millones de libras esterlinas, como manejaban los medios de comunicación.

Asimismo, Ramírez justificó la continuación del contrato, pese a la actuación de Maldonado, quien “no ganó mucho”, diciendo que era justo y que cuando se firmó, generaba ganancias para ambas partes, puesto que Pdvsa tenía publicidad como otras grandes petroleras mundiales.


“Yo mandé a hacer un estudio de cuánto nos hubiera costado una campaña internacional a favor de la empresa en comparación con lo que nos costó lo de Pastor Maldonado y quedamos muy bien. En fin (…) Muchachos, esas son cosas del día a día de una corporación como Pdvsa, como cualquier otra (…) Con Pastor lo único malo fue que no ganó mucho, pero cada vez que ese carro le daba una vuelta a esa pista lo que se veía por todos lados era Pdvsa”, dijo entonces el ahora opositor al Gobierno de Nicolás Maduro.

El contrato multimillonario, finalmente fue culminado antes del campeonato de 2016, esto, luego de que Álvaro Ledo, consultor jurídico de la estatal petrolera enviara un oficio hecho llegar al expresidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, en el que explicaba cuáles eran las cláusulas específicas que permitían finalizar el trato sin que esto acarreara mayores inconvenientes a las partes, y explicó, con apoyo de un bufete de abogados que esta era la mejor opción para la empresa.

Comentarios

comentarios