article-thumb
   

Ramos Allup: No podemos cruzarnos de brazos si el Gobierno somete a referéndum una nueva constitución

El Cooperante | 4 octubre, 2018

El secretario general nacional de Acción Democrática, Henry Ramos Allup manifestó este jueves desde el estado Aragua, que si el Gobierno somete a referéndum una nueva constitución, los venezolanos deben aprovechar la oportunidad para derrotarlo, pues participar en ello no significa legitimar a nadie sino que, por el contrario, implica demostrar el profundo rechazo del país al régimen de Nicolás Maduro.

También puede leer:“Nos iremos a paro”: Obreros de Pdvsa se rebelan contra Rangel, Quevedo y Maduro

En una concurrida asamblea de ciudadanos celebrada en Maracay, estado Aragua, y acompañado de dirigentes de diversas toldas políticas, Henry Ramos Allup se refirió a la convocatoria al posible referéndum para aprobar un nuevo texto constitucional, explicando que si ello ocurriese, los venezolanos deben aprovechar la oportunidad para derrotar al Gobierno:

“Se dice que el Gobierno va a someter a referendo una constitución cuyo texto ni siquiera la propia Constituyente del Gobierno conoce porque ese texto lo está manejando un grupito de tres o cuatro sin que la mayoría de los integrantes de ese foro del Gobierno sepa. Pero bueno. Si someten a referendo esa constitución ¿Qué hacemos? ¿Vamos a decir que como la ANC es írrita, cualquier cosa que hagan tenemos que seguir cruzados de brazos? ¿O aprovechamos esa oportunidad, siendo como es este un Gobierno ilegítimo, para derrotarlo si todos salimos a votar?”, preguntó.

Argumentó que acudir a votar en un proceso de este tipo no implica legitimar al Gobierno, sino que por el contrario, se convertiría en una demostración de rechazo, recordando que en 2005 la oposición se abstuvo de participar en las elecciones parlamentarias y se le entregó por cinco años el Parlamento al Gobierno, pero que, no obstante, en 2007 se le derrotó en la reforma constitucional:


“Eso no es legitimar a nadie, eso es una demostración que la inmensa mayoría de los venezolanos. En 2005 nos abstuvimos de participar en las elecciones parlamentarias y le entregamos por cinco años el Parlamento al Gobierno (…) pero en 2007 fueron derrotados en la reforma constitucional (…) vamos a dejar que sigan corriendo las cosas, y ahí sigue Maduro, ahí está su constitución y ahí está su constituyente.  Esto lo digo sin temor, sin ninguna duda: si el Gobierno presenta el proyecto de constitución a referendo, todos los venezolanos debemos votar en contra”.

También, se refirió a un escenario de invasión militar o golpe de Estado, rechazando ambas posibilidades pues a su juicio, la comunidad internacional promueve una salida democrática, pacífica y constitucional, y que además, ningún militar dará un golpe de Estado para ponerle la banda “a un presidente o presidenta” de la oposición:

Le puede interesar: “Una miseria”: El nuevo salario socialista de un empleado de alto rango en Pdvsa

“Tenemos fundadas razones, más que esperanzas para estimar que en Venezuela, la solución al grave problema que estamos atravesando, debe ser pacífica, electoral y constitucional. Puede que esta propuesta, que es la que nos ha exigido la comunidad internacional, a algunos oídos desentone. Yo no voy a descalificar a nadie ni de extremista ni radical ni de agente de mala fe. Ese es su punto de vista y es absolutamente respetable. Pero sí estamos absolutamente dispuestos a discutir en cualquier escenario, cerrado o abierto, que ningún país sale de un atolladero como el que tenemos en Venezuela, ni en en una guerra civil, ni en una invasión militar ni en una matanza. Nosotros nunca vamos a apostar por una salida bélica”.

Y apuntó:

“Todas las crisis se han resuelto de manera democrática, pacífica y electoral y no con una invasión extranjera. De la invasión extranjera ya han marcado distancia funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos, el Grupo de Lima, ha marcado distancia la Organización de Estados Americanos y ha marcado distancia la comunidad europea. Nadie ha planteado como solución un golpe de Estado, porque los golpes de estado los dan los militares y este es un Gobierno militar. ¿Se trata de cambiar unos militares por otros para seguir en el mismo juego?”.

Finalmente, recordó que el estado actual de la disidencia es de absoluta división, y que el primer objetivo debe ser reconstruir la unidad, al tiempo que debe “descaraqueñizarse” la política.

 

Comentarios

comentarios