Ramos Allup: No veo al Gobierno de Maduro llegando al final de su período

Admin

El Cooperante.– El secretario general de Acción Democrática, y diputado electo a la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, aseguró en una entrevista que el respeto volverá al hemiciclo legislativo y que la oposición será una mayoría “sin aspavientos, sin retaliaciones, sin persecuciones, sin engolosinamiento, sin chocancias”.

En entrevista con El Nacional, afirmó que Venezuela no puede catalogarse como un sistema democrático porque no hay libertad de expresión, sino pretensiones hegemónicas “que se han tratado de imponer a sangre y fuego”. Además de la existencia de presos políticos y perseguidos y del comportamiento del gobierno.

Una de las principales críticas a quienes gobiernan desde hace 17 años es lo que catalogó como una triple identidad. “Trataron de establecer una triple identidad entre patria, Estado y gobierno. Si criticas al gobierno eres enemigo de la patria, si criticas al régimen por todas las barbaridades es porque eres un apátrida o enemigo del Estado. No terminan de entender o de aceptar que una cosa es el gobierno y otra la patria. La patria somos todos: del gobierno u opositores, mayorías y minorías”, dijo.

—¿Qué espera Venezuela para 2016?

—No sé si lo que está ocurriendo en la economía es consecuencia de la política o si esta política es producto de la tragedia económica. Lo cierto es que el primer trimestre va a ser terrible, económicamente peor que este. Creo y lo he dicho, no lo oculto. Es una apreciación personal. Un gobierno en esta situación con esta carencia de apoyo, niveles de rechazo, contradicciones internas en el chavismo, que no hay el liderazgo único ni ese líder carismático que representó Chávez y que concentró todo el poder. La tragedia de todos los regímenes caudillistas: desaparecido el caudillo viene el caos.

Una Asamblea que va a cumplir con sus deberes y ya no es la caja de resonancia de todo lo que haga el gobierno. No veo al gobierno llegando al final de su término normal, que serían las próximas elecciones. Lo digo a cualquier riesgo porque es lo que creo que va a pasar y lo más responsable que deben hacer los dirigentes políticos es no ocultar sus opiniones, sino decirlas a cualquier riesgo.

—¿Qué dice de los señalamientos que lo califican de un recuerdo viviente de “la cuarta”?

—No sé si soy recuerdo viviente, fantasma, espectro o esperanza de la cuarta. Soy una persona que, en efecto, fue un político muy activo en la cuarta y como muchos otros me he mantenido activo. No sé si soy un sobreviviente del paleolítico, del cretácico. Estoy activo y además muy preocupado, contribuyendo desde mi punto de vista y mi posición con lo que creo que es positivo. Por otro parte, soy heredero de lo que pasó en la cuarta, bueno o malo, y además heredero de lo que hizo mi partido: bueno, regular o malo, porque soy el secretario general de un partido que para mí ha sido la mejor escuela y el orgullo más grande. Por supuesto, por mi edad, trayectoria y carrera vengo desde la cuarta rodando y espero seguir rodando hasta la sexta, la séptima y la octava.

—Sabiendo que hay trabajos con el TSJ para la destitución de magistrados y por ende en el Poder Ciudadano, ¿cuál es el plan?

—Todo eso lo vamos a encarar con la Constitución en la mano. Esa es nuestra hoja de ruta, cualquier decisión que se tome violándola, porque en sus angustias el gobierno quiere atender ciertos enclaves neutralizantes de la Asamblea, se van a desplomar.

Pueden emitir decretos de transferencias del sector público a organismos uninominados, la constitución de ese célebre Parlamento Comunal que es otra salientucha, ese parlamento de acuerdo con su ley tiene cinco años y primera vez que sesiona. Además su propia ley dice que sesiona una vez al mes. El dueño de la Asamblea Nacional hasta el 5 ha dicho que no, que puede hacerlo todos los días, las 24 horas del día, los 365 días del año. Nosotros simplemente vamos a aplicar la ley.

—¿Qué hará la oposición en caso de que no reconozcan a la Asamblea como autoridad?

—No depende de ellos reconocer o no. Ya el pueblo se expresó en el sufragio y nosotros tenemos nuestras credenciales proclamados como diputados y vamos a ir a cumplir con nuestro deber. No existe ningún dispositivo constitucional correspondiente al pueblo que el gobierno diga “no reconozco”. No dependemos que el gobierno no reconozca o no. Tenemos serenidad a la hora de administrar esta victoria enorme que nos compromete mucho. No fue un premio que nos entregaron, sino una responsabilidad, que es distinto.

—¿Ya se tomó el té de moringa?

—No fue té, fue peor: lo que dijo Diosdado fueron supositorios de moringa. Afortunadamente tengo muy bien el aparato digestivo y el sistema nervioso. El que va a tener que tomar moringa reforzada es Diosdado.

—¿Habrá campanitas para los diputados del PSUV?

—Sí. Si a mí me toca dirigir el debate se les respetará a todo el mundo el tiempo y al vencerse tiene que dejar de hablar y si quieren hablar otra vez pasan a segundo turno. Respeto a todo el que pida la palabra, no es eso que de repente los diputados de oposición se anotaban y desaparecían de la lista porque a Diosdado no le daba la gana que alguien hablara de la oposición.

Y si hablaba, lo insultaba, le tiraban el micrófono encima, le caían a pescozones, ponían ahí un pelotón de fusileros que tirara cosas, que insultara, es decir, el Parlamento de las barras. Aun así los diputados de oposición fueron ahí como penitentes a hacer perdonar el hecho de ser diputados de la oposición. Eso no puede ser, no puede seguir así.

Comentarios

comentarios