article-thumb
   

Ramos Allup: “O buscamos otras salidas en Venezuela o habrá colapso y guerra civil”

Christhian Colina

La Razón de España.- Tras 26 años en el hemiciclo, el ahora presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, se ha erigido como el líder de la oposición. Su discurso directo y algunos de sus gestos han generado el recelo entre las propias filas opositoras más moderadas. “Yo no me desbalanceo con los grititos, tengo kilometraje”, espetó desde su asiento en la tribuna para acallar a la bancada oficialista en uno de sus primeros alborotos.

Su actitud es la de enfrentarse a la resistencia del chavismo con un objetivo claro: tumbar al Gobierno de Nicolás Maduro en los próximos meses, la única manera, dice Allup, de superar la crisis económica que sufre el país.

–Tras el veto al Decreto de Emergencia por parte de la Asamblea, ¿esperan alguna otra maniobra del Gobierno?

Es posible que frente a todas las decisiones del poder Legislativo tengamos algún obstáculo, bien por la burocracia judicial, puede que por la burocracia del Ejecutivo, pero iremos resolviendo sobre la marcha. Entre nosotros no nos hacemos ninguna ilusión. Nosotros sabíamos desde el primer momento que el Ejecutivo no se iba a resignar nada más y nada menos que a perder el control del Poder Legislativo que habían tenido como un altavoz del Ejecutivo durante 17 años.

¿Cree que el Decreto de Emergencia ha sido una estrategia del presidente Nicolás Maduro para compartir el coste político de la crisis?

Sin duda. La pelota envenenada: aquí está el paquete de medidas que habría podido aprobar sin necesidad de un decreto, pero las meto en un decreto para que tú me las apruebes y así tú compartes conmigo el coste de las medidas. Y si no me lo apruebas, tú eres el culpable de la crisis. Ése es el planteamiento del Gobierno, pero nosotros no somos tan lerdos para no darnos cuenta de eso.

Conscientes de ello, ¿la oposición está pensando en tender puentes?

O tratamos de buscar salidas para esto, que es insoportable, o simplemente dejas que la dinámica tome su propia inercia: reventón, crisis, colapso, guerra civil, etc. A mí me parece que eso es indeseable. Pero cuando digo diálogo no es imposición de una parte sobre la otra para que acate decisiones. Por eso ha sido tan importante la comisión de la AN para debatir el decreto.

El presidente Nicolás Maduro vaticinó un conflicto de poderes si no se acepta el decreto…

El presidente de la República puede anunciar la guerra mundial, pero el presidente de la República no nos va a dictar una conducta para acatar. Si como resultado del trabajo de esa comisión hay que aprobar, desaprobar o modificar, éso será según nuestro criterio. Que no venga tampoco el Ejecutivo con este decreto de emergencia porque la crisis no se presentó hace 15 días, la crisis tiene varios años y el Gobierno la estuvo negando frenéticamente, rabiosamente, cuando todo el mundo sentía y padecía la crisis en el estómago y en el bolsillo. ¿Va a decir el presidente que si no se aprueba el decreto se provocará un colapso? Maduro estuvo con leyes habilitantes durante años y lo que proponía en ese decreto es más de lo mismo.

¿Cuál es la propuesta de la plataforma Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para resolver la crisis?

La respuesta no es de Perogrullo, pero es sencillísima: hacer y proponer las cosas totalmente distintas a como las hizo este Gobierno durante 17 años. Ha sido una política de controles, de un Estado metomentodo, que confisca y expropia, que se mete a realizar actividades para cuyo desempeño no está naturalmente preparado. Entonces hay que hacer las cosas distintas. ¿En qué país del mundo el Estado vende pollos, huevos y hierbas en los mercados? ¿En qué país del mundo a alguien se le ocurre que la empresa petrolera debe distribuir y vender alimentos o entrenar a atletas?

Entonces, ¿qué salida política hay a esta crisis para evitar la parálisis económica?

Yo creo que hay que cambiar de Gobierno, porque este Gobierno no va a rectificar. Yo creo, y no tengo la menor duda, que mientras este Gobierno siga la crisis va a empeorar. Salir de la crisis pasa por cambiar de Gobierno. Y lo digo sin mala intención, de verdad, es mi convicción. ¿17 años no son suficientes?

¿Han estudiado las vías constitucionales para lograr la destitución de Maduro, como anunció, en seis meses?

Quiero dejar claro que eso no fue una idea mía. Uno de los compromisos que nosotros asumimos fue que todos los factores de la oposición que estamos en la Mesa suscribimos el 23 de julio de 2015 un documento en uno de cuyos párrafos nos comprometemos a buscar una salida a este Gobierno mediante una solución pacífica y democrática, y ésa es la vía de la Constitución. Vamos a esperar en el justo momento para ver cuál es la vía más fiable, la menos costosa y traumática desde el punto de vista político.

Ante ese proceso de transición, ¿considera que su discurso contribuye a la reconciliación nacional? Algunos moderados opinan que es demasiado agresivo.

Los sondeos que se hicieron, cuatro distintos, tras los discursos en la Memoria y Cuentas dieron algo así como el 87,5% de respaldo a lo que dije. Se supone que lo que dije la gente lo apreció como verdadero, porque, además, no dije nada que se me ocurriera, sino algo que traducía exactamente lo que la gente está pensando. Por eso caló el discurso.

La oposición prometió que su primera medida sería la Ley de Amnistía para liberar a los presos políticos. ¿Se han encontrado más trabas de lo previsto para su elaboración

De momento no hay trabas del Ejecutivo porque eso está en nuestra propia instancia. Lo que sucede es que hay varios proyectos en los que están trabajando los diferentes sectores implicados en la ley. Poco a poco se está afinando el texto. En Venezuela hay presos políticos, y eso lo dije en voz alta frente al presidente. Como el caso de Leopoldo López, donde el propio fiscal reconoció que era un proceso totalmente contaminado, donde no se le permitieron presentar pruebas a la defensa. En fin, tú puedes imputar lo que sea, pero ése es un procedimiento no fiable porque no fue un verdadero proceso judicial sino una especie de paredón de fusilamiento judicial.

¿Hay temor en la oposición de que la crisis institucional derive en una parálisis económica?

Si hay parálisis de la economía y la economía sigue desbaratándose, padecemos todos. ¿Quién puede querer que haya colas como las que hay? Claro que hay temor frente a la crisis. Lamentablemente nosotros no podemos resolver la crisis, porque nosotros no somos el poder Ejecutivo.

¿Está dispuesta la oposición en la Asamblea a aprobar créditos adicionales al Ejecutivo para ejecutar algunas medidas?

¿Créditos adicionales sobre fondos imaginarios? Si el Gobierno certifica que hay fondos, se le aprobarán los créditos, pero lo primero que hace el Parlamento es estudiar la certidumbre de los recursos.

Puede leer la entrevista completa aquí

La Razón1.

La Razón 2.

La Razón 3.

 

Comentarios

comentarios