article-thumb
   

Raúl no se dejó robar el show por Maduro en Panamá

Admin

Laline Luna. – El presidente Nicolás Maduro llegó a la VII Cumbre de las Américas con la intención de convertirse en el protagonista del encuentro y lograr la derogatoria del decreto de Barack Obama, pero ni siquiera logró que el presidente norteamericano escuchara su discurso en vivo.

Durante la intervención de Obama el caso Venezuela fue el gran ausente. Se quedó para escuchar el largo mensaje de Raúl Castro, quien le dijo que era un “hombre honesto”. Pero se retiró para reunirse con el mandatario colombiano Juan Manuel Santos, cuando vinieron los discursos de Cristina Fernández de Kirchner y Nicolás Maduro.

El careo entre Maduro y Obama sólo llegó a un “encuentro informal” de minutos, en uno de los pasillos de la sede del evento, a pesar de que antes de salir de Venezuela el jefe de Estado aseguró a sus seguidores que defendería al país como “un macho bolivariano”.

Maduro en su intervención moderó el tono y hasta ofreció una mano tendida para el diálogo con Estados Unidos. No entregó los 13 millones de firmas a su homólogo Barack Obama, pero dijo que “quedó todo muy claro” en Panamá y la “gran victoria fue de la paz”.

La particularidad de Maduro

El presidente venezolano durante su discurso se equivocó con respecto a la nacionalidad del famoso guitarrista Eric Clapton, error que sacó carcajadas de los presidentes participantes y generó todo tipo de comentarios en la red social Twitter y se convirtió en tendencia en Panamá.

La visita del mandatario venezolano fue una de las más controversiales. Él y su esposa Cilia Flores usaron dobles, escoltados por personal de Casa Militar, para despistar a los periodistas apostados a las afuera del centro de la convenciones Atlapa. Evo Morales no se quedó atrás, y es que uno de sus escoltas atacó a camarógrafo con pistola eléctrica.

Habló con Obama

La única venezolana que se reunión con Barack Obama fue Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano. Fue una de los 15 representantes de la sociedad civil latinoamericana que participaron en una reunión con el presidente de Estados Unidos, donde hablaron sobre los derechos humanos. La reunión duró hora y media.

Comentarios

comentarios