article-thumb
   

¡Recrudece la escasez! Sistema biométrico no llena los anaqueles de Farmatodo

Admin

Lohena Reverón.- “Lo ideal para encontrar lo que traiga el camión es venir en la noche, después de las 7:00 siempre llega algo, esta mañana quedaba suavizante, detergente y champú de lo que llegó anoche”, así responde un vigilante de Farmatodo en Las Mercedes a la pregunta de ¿Cuáles productos regulados están vendiendo?. “Los anaqueles siguen llenos de patria”, dicen los mismos usuarios.

La escasez recrudece, pese al sistema biométrico de identidad implementando por el régimen de Nicolás Maduro. Y para comprobarlo basta con entrar al azar a cualquier farmacia del país, de cualquier red de servicios, más allá de las calles capitalinas, en todo el territorio nacional la falta de productos básicos de los que había hasta hace dos años diferentes marcas y presentaciones, es una realidad de la que ningún ciudadano común escapa.

Escasez2

Los pasillos están abarrotados de crema de dientes, toallitas húmedas para bebés, cremas para el cuerpo incomprables, cuyo costo hace un año atrás era de 80 ó 100 bolívares, mientras que en junio de 2015 rondan los 700 u 800 bolívares. El papel higiénico, jabón de baño, detergente, pañales desechables, toallas sanitarias, desodorantes, acetonas, los productos de belleza han desaparecido al punto de que antes se veían en alguna esquina, pero ahora no es posible.

Rosa Márquez relata que anteriormente salía todos los días a ver qué rubros encontraba para abastecer su hogar y los de sus familiares, reconoce además que “resolvía” revendiendo a sus allegados para ganarse algo más y de cierta manera justificar las colas y motivarse salir al día siguiente. Sin embargo ahora sólo puede ir a las farmacias y supermercados de costumbre los días jueves y domingos, si madruga y tiene suerte la jornada puede ser productiva.

Escasez3

“Lo que más me pide la gente es champú, desodorante, toallas sanitarias, jabón… Y está difícil encontrar para todos, porque te venden 2 mínimo o 4 productos máximo, pero quienes te encargan son familias enteras, que no salen porque están trabajando o porque se cansaron de hacer colas”, puntualiza la consultada.

Comentarios

comentarios