article-thumb
   

Reducción de la jornada laboral se cumple a medias

Christhian Colina

Christhian Colina.- La orden gubernamental de reducir la jornada laboral de ocho horas a seis horas continúas para disminuir el consumo de energía eléctrica en la administración pública es cumplida a medias, entes como Sencamer, Aeropostal e Inapymi laboran hasta las dos de la tarde, mientras que la Superintendencia de Precios Justos y el Saime esperan por una “orden superior” para trabajar con el nuevo horario.

La medida anunciada por el Vicepresidente Jorge Arreaza y por Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica, iría acompañada de “inspecciones severas, rigurosas en la administración pública para corroborar que se cumplan”, sin embargo en las oficinas del Servicio Nacional de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) de Plaza Caracas aseguraron no haber recibido ninguna fiscalización hasta la fecha.

El caso de la Superintendencia de Precios Justos la realidad no es distinta, funcionarios que pidieron no ser identificados manifestaron que siguen laborando hasta las cuatro de la tarde “porque la especulación capitalista no tiene horario ni fecha en el calendario”. Mientras que desde las dos de la tarde las puertas del Ministerio de Transporte Terrestre ya se encontraban cerradas.

Sede del Ministerio de Transporte Terrestre en Chacao (Foto tomada las 2:00 pm)
Sede del Ministerio de Transporte Terrestre en Chacao (Foto tomada las 2:00 pm)

Pese a la división de poderes, la orden fue acatada por el Poder Judicial en sus sedes a nivel nacional, que incluyen espacios administrativas como la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) en Chacao y tribunales en todas sus instancias. Por su parte, el Poder Electoral no se sumó a la medida porque “estamos en año electoral y nos queda mucho trabajo por delante”, señaló un oficial de seguridad en la sede de Plaza Venezuela.

El caso del Ministerio Publico es particular, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, anunció que el organismo que encabeza “designó supervisores de ahorro energético para garantizar la disminución del consumo en las oficinas”, pero que no se sumarían al nuevo horario. Sin embargo, es bien sabido que los fiscales no tienen actividad laboral si los tribunales están cerrados, hecho que ha permitido a algunos fiscales aprovechar el tiempo en lectura, manualidades y hasta “arreglarse las uñas”.

Comentarios

comentarios