Connect with us

La Lupa

Referéndum revocatorio 2022: crónica de una muerte mil veces anunciada

Súmate denunció que el CNE no se ha pronunciado sobre las amenazas de Diosdado Cabello a los electores que quieran ejercer su derecho constitucional a solicitar el revocatorio “cuando está en la obligación de garantizar el resguardo de sus identidades, para evitar que se construya una nueva lista con los firmantes, que ocasionó lamentables episodios de persecución política posteriores al referendo revocatorio presidencial de agosto de 2004”.

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: @cneesvzla.- Como era de esperarse, tras infinidad de advertencias de analistas electorales y organizaciones que impulsan la vía electoral, la recolección de "manifestación de voluntades" para un revocatorio contra Nicolás Maduro que se llevó a cabo este miércoles, fue un fracaso y una pérdida de tiempo para quienes acudieron a los puntos que destinó el Consejo Nacional Electoral (CNE) para ello. Y es que no solo fue el máximo órgano comicial quien pospuso la "declaratoria de procedencia o improcedencia" hasta el 13 de febrero, sino que los mismos promotores del revocatorio, anunciaron una insignificante participación de la ciudadanía sin reconocer que fue un error impulsar un proceso legalmente inviable, que tal vez ponga en riesgo a quienes salieron a firmar contra el gobierno y que no contaba con el respaldo de las fuerzas democráticas.

Lea también: Andrés Caleca: "El revocatorio es una figura inviable y demagógica" (II)

Al mejor estilo de "Misión Imposible", el CNE autorizó la convocatoria para un referéndum revocatorio contra Maduro, algo que tal vez no vieron venir las figuras del Movimiento de Venezolanos por el Revocatorio (Mover) y demás organizaciones que tenían al menos 9 meses alentando a los venezolanos a creer en un proceso inejecutable. Un CNE con mayoría de rectores de línea chavista puso sobre la mesa las reglas del juego: para recoger las firmas necesarias, deberán acudir a los puntos el 20% del Registro Electoral en todos los estados del país y solo tendrán 12 horas para recolectar 4.3 millones de voluntades.

Tras salvar su voto en la aprobación de condiciones, el rector Roberto Picón aseguró que no "es factible", debido al poco tiempo dispuesto para ello y la cantidad de máquinas.

"Se tendrían que procesar cinco electores por minuto, por 12 horas, en todas las máquinas del país, sin margen de error. Sin tiempo para notificar a la ciudadanía los puntos de recolección, que se definirán entre mañana sábado 21 y el lunes 23 de enero. El proceso se llevará a cabo sin auditoria del software que garantice integridad e inviolabilidad del proceso. Sin tiempo para nombrar testigos en los 1 200 puntos. Sin medias de bioseguridad. De haber convocatoria, habría colas de 300 personas, en pleno pico de ómicron. De más está decir que salvamos el voto ante este cronograma porque no es factible", escribió en su cuenta Twitter la noche del viernes, 21 de enero.

Sin embargo, para los convocantes del aborto político de la figura del revocatorio , la exigua participación obedece a que los venezolanos exigen condiciones "verdaderas" y anunciaron que acudirán al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para introducir un recurso de nulidad del cronograma para la recolección de firmas. El politólogo y miembro de Mover Nicmer Evans ofreció un balance sobre la jornada:

Advertisement

“Hoy la gente no salió a validar un cronograma que es inconstitucional porque está exigiendo que se tenga verdaderas condiciones para lograr el objetivo”, declaró a la prensa a las afueras del Liceo Andrés Bello, al oeste de Caracas, la tarde del miércoles.

Al tiempo que señaló que el CNE solo instaló 710 puntos y no 1.200 como anunciaron a los medios de comunicación, en base a sus cifras de participación: “El cálculo que se da según la capacidad instalada, es que a esta hora se podría arrojar solamente la capacidad de 201.600 de voluntades y necesitamos 4.3 millones”.

Evans, disidente del chavismo y director del medio Punto de Corte, alzó la voz para denunciar irregularidades de la jornada y aseguró que estuvo marcada por “amedrentamiento constante”.

“Hubo puntos donde se instalaron alcaldes, diputados y funcionarios públicos“ y "en algunos puntos pedían datos personales que no tenías nada que ver con el proceso".

Por su parte, Emilio Useche, también dirigente de Mover, comentó que la población venezolana no validó el cronograma electoral, ya que fue “violatorio” de la norma.

Advertisement

“Hoy queremos decirle al país y el mundo, y al CNE que cumpla con la constitución, una de las responsabilidades del Poder Electoral es viabilizar el poder ciudadano. El revocatorio no ha muerto es un derecho ciudadano estamos aún en los lapsos para que el mandatario se someta a la evaluación de su mandato”.

¿Por qué era inviable?

El artículo 72 de la carta magna es clara, solo habrá una oportunidad por período para solicitar la activación del revocatorio a cargos y magistraturas de elección popular.

“Artículo 72. Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables. Transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato. Cuando igual o mayor número de electores y electoras que eligieron al funcionario o funcionaria hubieren votado a favor de la revocatoria, siempre que haya concurrido al referendo un número de electores y electoras igual o superior al veinticinco por ciento de los electores y electoras inscritos, se considerará revocado su mandato y se procederá de inmediato a cubrir la falta absoluta conforme a lo dispuesto en esta Constitución y en la ley. La revocación del mandato para los cuerpos colegiados se realizará de acuerdo con lo que establezca la ley. Durante el período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria no podrá hacerse más de una solicitud de revocación de su mandato”.

Tras lo ocurrido este miércoles, el intento de revocatorio murió mucho antes de formarse, por tanto, constituye una gran irresponsabilidad el llamado a un proceso con condiciones desventajosas. El economista y expresidente del CNE, Andrés Caleca advirtió hace dos semanas sobre el tema y subrayó que "el revocatorio es una figura inviable y demagógica".

En entrevista concedida al director de El Cooperante, Danny Leguizamo, Caleca sostuvo que el problema de fondo es que en Venezuela no existe una ley de referéndum, por lo que el CNE puede hacer lo que quiera y reservarse a fijar las normas el derecho con cualquier intento de la convocatoria a un revocatorio.

Advertisement

"El revocatorio es una figura para renovar el poder del mandón, para liquidar a la oposición en cualquier circunstancia y en el caso venezolano, adicionalmente hay un problema de fondo: el referéndum revocatorio no está legislado, está en la Constitución, pero todas las asambleas nacionales desde el año 1999 hasta acá, están en deuda con la Constitución en cuanto a la ley que debe regir los revocatorios. En consecuencia, además de todos los vicios de origen que tiene, los reglamentos que se dicten para el revocatorio dependen exclusivamente de la decisión del Consejo Nacional Electoral. Entonces, es el CNE el que va a decidir, como ya ocurrió en el pasado. Nosotros tenemos que pensar: ¿la oposición venezolana en este momento está en condiciones de ganar ese referéndum? Según la Constitución supone no solo un larguísimo proceso y engorroso proceso de recolección de firmas, sino que tiene que sacar más votos de los que sacó el presidente de la República en función. Además de lo que ya dijimos antes del entrampamiento, si Maduro abandonó el cargo y Guaidó es el presidente, ¿cómo vas a revocar a Maduro?", argumentó.

Y para muestra un botón: la noche de este miércoles, el país esperaba que el CNE anunciara un estimado de la participación o un boletín sobre la recolección de voluntades tras el cierre de los puntos de recolección, pero no fue así. A través de una serie de mensajes en Twitter, el organismo comicial informó que será dentro de 2 semanas cuando ofrecerán esta información.

"La jornada se inició a las 6:00 a.m., de acuerdo con lo establecido en el cronograma, asimismo, el funcionamiento de los puntos de recepción se mantuvo en absoluta normalidad con el 100% de los centros establecidos en todo el territorio nacional hasta las 6:00 p.m. En este sentido, en cumplimiento del cronograma, publicado en el portal web del Poder Electoral, se prevé que la auditoría de huellas de las solicitudes de manifestación de voluntad se desarrolle entre el 7 y 10 de febrero", posteó el CNE. "Una vez cumplidas todas las actividades posteriores a la jornada para la recolección de manifestaciones de voluntad el CNE deberá emitir la declaratoria de procedencia o improcedencia del Referendo Revocatorio, la cual se llevará a cabo el domingo 13 de febrero".

En el hilo, el CNE aprovechó para recordar a la opinión pública que para activar el revocatorio se requiere alcanzar un número de manifestaciones de voluntad equivalente al 20% del registro electoral en cada una de las entidades federales del país, tal como estableció la Sala Constitucional del TSJ en la sentencia emitida en 2016 y recalcó "si en esta etapa de recepción se logra este número de manifestaciones de voluntad, el CNE organizará entonces el Referendo Revocatorio. En caso contrario, dará por finalizado el proceso, con lo cual se activará la previsión constitucional que establece que solo podrá hacerse una solicitud de revocatoria durante el período para el cual fue elegido el funcionario".

Diosdado Cabello y el primer boletín

Pese al anuncio del CNE, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello precisó que este miércoles, unas 40 000 personas participaron en la recolección de firmas para activar un eventual revocatorio contra Maduro. Durante su programa semanal "Con el mazo dando", el chavista acusó a la oposición venezolana de utilizar la Constitución de la República como un "instrumento de desestabilización".

Advertisement

"Salieron los que no pueden ver un micrófono a declarar (...) Creen que la Constitución puede usarse a gusto del cliente, como le convenga. La realidad es que hoy (miércoles) ellos siguen divididos cuando su objetivo era desestabilizar al Gobierno con un referendo", expresó.

Cabello indicó que el PSUV desplegó a sus testigos en los 1 200 puntos habilitados por el CNE para las manifestaciones de voluntades.

"Los testigos de ellos no fueron (...) Se inventaron el cuento de los colectivos, a alguien le robaron el teléfono en Chacao y acusaron a los colectivos. ¿Desde cuándo operan en Chacao? Nosotros tenemos nuestros testigos en toda Venezuela, y yo puedo anunciar que por los números que nos dan, solo 40 000 y pariendo".

Además, reiteró que solicitará ante el CNE, la lista con los nombres de los ciudadanos que firmaron contra Nicolás Maduro.

"Secreto es el voto, ¿cuál es el miedo? Nosotros nos reservamos el derecho de pedir la lista. No porque hayan sido 40 mil no la vamos a pedir, eso no es la primera vez que se hace para que vengan a escandalizarse y armar un rollo. Dan pena, en verdad, dan pena. Maduro salió fortalecido. Nos seguiremos encontrando. Rodó el revocatorio, una sola vez lo pueden pedir, camino despejado", sentenció.

Advertisement

Con estas declaraciones, Cabello reiteró lo dicho días antes y el temor a una reedición de la Lista Tascón. Lo que ya había sido denunciado este martes 25 de enero por miembros de Mover.

“Anunciamos que vamos a interponer una serie de acciones desde el punto de vista cautelar y a nivel internacional”, dijo Evans al referirse a las declaraciones de Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, quien aseguró que solicitarán al CNE la lista de los firmantes en el Referendo Revocatorio.

Al cuestionar las intenciones de Cabello, Evans enfatizó que como movimiento por el revocatorio “están dando la cara y no están escondidos”.

“Si Diosdado Cabello quiere saber quién está solicitando el revocatorio contra Maduro aquí estamos, no estamos escondidos, estamos dando la cara, estamos presentes ante la opinión pública desde el primer día. Nosotros somos organizaciones de la sociedad civil sin ninguna pretensión ideológica sino en defensa de un objetivo constitucional”.

César Pérez Vivas.

Entre esperanzas y anhelos, Mover impulsó el revocatorio fallido

La semana pasada, el miembro de Mover y exgobernador de Táchira, César Pérez Vivas concedió una entrevista telefónica a este portal, en la que pese a los obstáculos evidentes, defendió la idea de un revocatorio contra Maduro y aseveró que el escenario era propicio para arrasar en la recolección de voluntades.

Advertisement

Fue el miércoles 19 de enero, cuando todavía Mover animaba a los venezolanos a participar en la recolección de voluntades para el hoy fallido intento de revocatorio, que Pérez Vivas planteó un escenario posible:

“Tengo confianza en que la mayoría de los ciudadanos venezolanos van a cumplir para promover un cambio de forma pacífica y democrática. De modo que, la peor diligencia es la que no se hace. La otra alternativa es la de centrarnos en vacaciones políticas hasta el año 2024, cuando de acuerdo con la vigente Constitución, habrá nuevamente elecciones (…) el pueblo venezolano quiere un reencuentro, y lo quiere pacíficamente. Aquí está la oportunidad en el referéndum, por supuesto si todos empujamos, si todos nos unimos, si somos 4, 6 o 2 los que estamos clamando en el desierto, probablemente no se dará la oportunidad, pero tenemos una oportunidad para seguir adelante y para cambiar con la activación del referendo revocatorio”.

Sin percatarse -tal vez- de las condiciones impuestas por el CNE, el político proveniente de las filas de Copei, apostaba a que sí era posible recolectar las firmas necesarias y por eso recalcó una y otra vez, que era necesario convocar a diversos sectores de la sociedad: partidos políticos, asociaciones gremiales, miembros de la iglesia, organizaciones no gubernamentales, etc.

Uno de sus alegatos es que el Maduro de hoy no es el mismo del año 2016, ya que hoy se encuentra señalado por la comunidad internacional y deslegitimado, pese a que hay una realidad inocultable: es Maduro quien ocupa Miraflores.

"No es igual el Maduro de 2016 que el Maduro de 2022. No es lo mismo el gobierno de 2016 que el gobierno que tenemos hoy. Hoy tenemos a un presidente desconocido por la comunidad internacional porque incurrió en un fraude, sancionado por la comunidad internacional por haber violentado los principios fundamentales de la democracia en la Constitución. Hoy tenemos a un gobierno sancionado por todos los ilícitos que ha cometido y que sigue cometiendo. Además, está aislado diplomáticamente. Hoy tenemos a un gobierno investigado por la Corte Penal Internacional (CPI). Hoy tenemos a un país más deseoso de cambio que nunca, entonces, hoy tenemos un cuadro político distinto. Las diferencias se van a sanar en la lucha. Yo no tengo ninguna duda de que una vez que este este cauce ciudadano tome un solo destino, todos vamos a estar allí, luchando para que el cambio se concrete. Así que vamos adelante, vacilar es perder. Ha llegado la hora de que el pueblo venezolano por la vía del voto democrático pueda recuperar su democracia", dijo.

Usted plantea como salida a la crisis política el RR. La historia del RR en Venezuela es trágica. Se "perdió" en 2004 y en 2016 el CNE obstaculizó su convocatoria. ¿Qué le hace pensar que el RR es una salida a la crisis?

Advertisement

- La pregunta es muy interesante, porque ciertamente la experiencia de la  sociedad democrática venezolana no ha sido buena. Sin embargo, debemos entender que los tiempos cambian y la situación  actual no es igual a aquella Venezuela de 2004, cuando existía un líder carismático, que contaba con un gran apoyo, con muchos recursos, como fue Hugo Chávez. Recuerda que Hugo Chávez aprovechó ese momento histórico del “boom petrolero”, para alargar el proceso de referéndum  y lograr recuperar la confianza ciudadana para impulsar, luego entonces, un referéndum que se convirtió en un plebiscito. Porque si vamos a los números, no hay duda que  hubo más votos para revocar que los que lo eligieron. Sin embargo, como lo plebiscitaron y él obtuvo más votos que los que los rechazamos, se legitimó y se mantuvo en el poder durante ese tiempo. Y luego en el 2016 se saboteó por instrucciones del Ejecutivo el referéndum.

Sin embargo, creo que es una alternativa para salir de la crisis porque el pueblo tiene la oportunidad de manifestarse, podemos abrir un cauce para que los ciudadanos opinen  y si esto pasa, si la ventana se abre y se permite realmente una metodología segura que es lo que estamos exigiendo al CNE y una plataforma amplia, donde los ciudadanos tengan la oportunidad de en el derecho, yo tengo confianza en que la mayoría de los ciudadanos venezolanos van a cumplir para promover un cambio de forma pacífica y democrática.

Debo decir que la peor diligencia es la que no se hace porque la otra alternativa es la de quedarnos de vacaciones políticas hasta el año 2024, cuando de acuerdo con la vigente Constitución, habrá nuevamente elecciones. Por eso, es muy importante no perder el sentido del momento político y es ahí, donde deben los líderes de la sociedad democrática, gremios, sindicatos, representantes de las iglesias, de los partidos, captar el momento que vive el pueblo venezolano, que es un momento de angustia, de tragedia, de fractura de la familia; porque toda la familia está dividida, y el pueblo venezolano quiere una un reencuentro y lo quiere pacíficamente.

La oportunidad está en el referéndum, por supuesto, si todos empujamos, si todos nos unimos, porque si somos 2, 4 o 6 los que estamos clamando en el desierto, probablemente no se dé el fruto, pero tenemos una oportunidad para seguir adelante y para cambiar con la activación del referendo revocatorio.

El RR tiene una falla. No sé si usted la ha visto, pero tiene que ver con la normativa. La normativa la dicta el CNE con un 3 a 2 a favor del chavismo. ¿No le parece muy atrevido meterse por la vía del RR en esas condiciones?

Advertisement

Efectivamente,  estamos en una situación de desventaja en el CNB porque el régimen controla la mayoría de los integrantes de ese cuerpo, y obviamente no hay una seguridad jurídica absoluta para transitar ese camino. Ahora, es el único camino que tenemos en este  año 2022, entonces ¿por qué desperdiciar esta oportunidad? Si la Constitución nos da unas bases fundamentales, que nosotros estamos en la obligación de exigir su cumplimiento y es con el pueblo organizado, exigiendo el respeto al artículo 72 que podemos avanzar.

De modo, que sí es atrevido como usted lo señala y nosotros nos estamos atreviendo a transitar un camino difícil, pero es el que tenemos hoy en día para poder lograrlo. Creo que ha llegado la hora de atreverse, de luchar. Si el pueblo se moviliza, si el pueblo en masa sale a expresar su voluntad de cambio, tenga la seguridad de que podremos lograr un cambio, de lograr un amanecer diferente para Venezuela con el revocatorio.

Siguiendo con el tema del RR. Suponiendo que los obstáculos que ponga el CNE sean salvables y suponiendo que la gente se atreva a firmar dos o más veces exponiéndose políticamente.... ¿Usted cree que esta oposición fraccionada y con partidos judicializados es capaz de sacar más votos de los que sacó Maduro en 2018?

Sí creo que el pueblo venezolano puede buscar una solución más allá de ciertos dirigentes que están viéndose el ombligo, que están solamente pensando en sus proyectos personales o de los agentes que la dictadura colocó en nuestros partidos democráticos  para aparentar que son dirigentes de la oposición. Pero hay que decir que son algunos actores políticos, porque no puedo ponerlos a todos en el mismo saco, no todo el mundo es igual; y otra cosa es la ciudadanía deseosa de cambio. Si se abre una compuerta que permita pacíficamente expresar la voluntad, tengo la convicción de que el pueblo venezolano va a apostar al cambio y a un cambio pacífico en el marco de la democracia y de la Constitución.

Hablemos un poco del panorama político opositor enmarcado en el tema RR. Los partidos están judicializados, entre ellos su partido, Copei. La oposición viene de fracasar en las regionales. Viene de un rotundo fracaso en número de gobernaciones. Con ese contexto: ¿Usted cree que la oposición tenga capacidad para organizarse en apenas seis meses para un RR?

Advertisement

Definitivamente,  el pueblo venezolano es un pueblo que cuando se le convoca y se moviliza, logra objetivos. Quiero recordar cómo en menos de 15 días se movilizó al país que estaba deprimido después de la derrota electoral de 2012, cuando Hugo Chávez ganó la presidencia, pese a que estaba  enfermo y moribundo. Y luego de la muerte, se convocó a  unas elecciones en 30 días y cuando parecía que no iba ni siquiera a existir competencia, en quince días casi se gana esa elección.

Hay quienes dicen que se ganó, sin embargo, la diferencia fue mínima. Hoy el cuadro es radicalmente distinto, hoy en día, el 80 % quiere un cambio, de acuerdo a todas las encuestas. De modo que, por encima de la judicialización que es simple y llanamente, una maniobra del régimen al colocar al frente de nuestros partidos a unos personajes tarifados y controlados por ellos mismos,  existe una ciudad  y ahí existimos dirigentes comprometidos con la democracia, que estamos tratando de encauzar al país en esa dirección.

Por supuesto, que los que estamos ahora no somos suficientes, por supuesto que necesitamos la ayuda de toda la sociedad democrática, de todos los partidos, de todos los dirigentes de buena voluntad, de todos los gremios, sindicatos,  las iglesias, organizaciones no gubernamentales. En fín,  toda la nación debe enfilarse a impulsar esta iniciativa, ya que se abre esta compuerta y lo importante es que logremos mejores condiciones y eso es lo que estamos luchando. Pero también sabemos que esas no se consiguen en la casa, ni esperando el 2024. Esas condiciones se consiguen ahora en la  lucha, en la en el debate, en la exigencia, no solamente dentro del país, sino en la comunidad internacional. Por eso, nosotros estamos invitando a todos los actores, a todos los que de verdad quieren un cambio a que ayuden al pueblo,  nos vamos esta vez nosotros con la gente, con los ciudadanos, los que quieren un cambio. No andamos buscando votos para un partido, ni para ninguno de nosotros. Estamos buscando una voluntad ciudadana para recuperar la democracia revocando de forma clara y contundente al señor Nicolás Maduro.

Maduro tiene plan de vuelo hasta el 2030. La oposición, repito, está desorganizada, atomizada y atrapada en la figura del interinato. ¿No es mejor prepararse orgánicamente de abajo hacia arriba camino de las presidenciales? Las presidenciales están a la vuelta de la esquina...

Bueno, pero es que de todas maneras, para el 2024 faltan tres años. Vamos a suponer que el gobierno nos quita esta oportunidad, que no nos permite avanzar o vamos a suponer que nosotros los dirigentes venezolanos somos tan torpes, tan ciegos que no nos unimos ante una oportunidad como esta;  y bueno, no se logra el objetivo. Entonces, nos queda todo el resto del 2022, el año 2023 y nos queda el 2024, para cumplir esa tarea de organizarnos, hacia arriba, hacia abajo. Aquí yo estoy invocando un poco la historia de Venezuela, cuando José Antonio Páez, cuando los lanceros de Apure se regresaron y derrotaron a los españoles. Entonces, aquí mucha gente cree que estamos en unidad, que estamos en desbandad,  que no tenemos tiempo, que no hay capacidad, pero debo decir que si hay fuerza ciudadana, si hay pueblo, si hay ciudadanos dispuestos y por encima de cualquier cálculo subalterno, tenemos la oportunidad de construir una gran mayoría. Si todos metemos el hombro, si pensamos en Venezuela primero y no en nuestros proyectos personales, si enarbolamos la bandera tricolor del país y no una banderita de cada uno de nuestros partidos, solo así será la hora de la unidad nacional y la hora de canalizar esta aspiración de cambio del pueblo venezolano.

Advertisement

Usted y su movimiento plantean el RR al margen del G4. ¿Piensan llevarlo hasta las últimas consecuencias aunque no cuenten con respaldo de la MUD?

En este momento, estamos invitando a todos los sectores de la sociedad democrática a sumarse. A los ciudadanos primero que todo, a las organizaciones de la sociedad democrática, a las organizaciones vecinales, a los sindicatos, a los mismos trabajadores de las empresas, a la iglesia y por supuesto, a los partidos políticos. Los partidos también son muy importantes en esta tarea, no solamente los partidos del G4, que también son importantes, pero aquí hay mucho más digamos tejido social que el G4.

Si a Maduro hay que revocarlo, es porque nunca hubo abandono del cargo como declaró la AN 2015. ¿No? ¿Cómo valora usted el accionar del interinato de Guaidó?

Hay una realidad inocultable, quien está en Miraflores es Nicolás Maduro, violando la Constitución,  desconociendo a la Asamblea Nacional electa en 2015, imponiendo un sistema autoritario, pero es el que está en Miraflores y el que está alegando que es presidente constitucional y legítimo. Es a Maduro al que tenemos que sacar de Miraflores, y si él dice que respeta la Constitución, que actúa  dentro de la Constitución, nosotros estamos exigiendo que se nos respete el derecho establecido en el artículo 72 de la Constitución. De modo que, aquí necesitamos la voluntad democrática de todos. Creo que en este momento, lo importante es unir voluntades, no me corresponde a mí juzgar el accionar del interinato como usted me lo pregunta. Ya cada uno de nosotros como ciudadanos, tiene su valoración y hay que comprender la realidad en la que le ha tocado moverse  al ingeniero Juan Guaidó, porque le ha tocado una situación muy complicada, a riesgo de su vida y por eso, hay que reconocerle su valor, su coraje.

Eso es un hecho positivo, por supuesto que también ha cometido errores. ¿Quién no ha cometido errores en este país? ¿Quién se puede sentir el dueño de la verdad absoluta? Nadie, todos  los ciudadanos tenemos nuestros errores, nuestras fallas y aquí no se trata de acusarnos unos con otros, ni de ver dónde se equivocó este líder u otro. En este momento, lo que tenemos que hacer es unir voluntades y salir a buscar los ciudadanos que no están informados para encauzarlos hacia esta oportunidad de revocar a Maduro. Oportunidad que se está abriendo. Terminemos de empujar esa puerta, terminemos de abrir ese cauce para que por allí puedan moverse y transcurrir toda la alegría y la esperanza de un país que aspira a la democracia y a la libertad.

Advertisement

¿No es más estratégico zanjar fricciones y unirse para una coordinación estratégica a largo plazo que una salida cortoplacista cuyas reglas desconocemos? La experiencia de 2016 debe servir para algo ¿O no?

Claro que debe servir, en este entonces, pasamos casi todo el año discutiendo si íbamos o no al revocatorio, ahí se nos fue la mitad del año. De modo que, ahora no deberíamos estar perdiendo tiempo, sino que deberíamos estar luchando  para impulsar el cauce y repito la situación de hoy es distinta a la del 2016. No es igual el Maduro de 2016 que el Maduro de 2022. No es lo mismo el gobierno de 2016 que el gobierno que tenemos hoy. Hoy tenemos a un presidente desconocido por la comunidad internacional porque incurrió en un fraude, sancionado por la comunidad internacional por haber violentado los principios fundamentales de la democracia en la Constitución. Hoy tenemos a un gobierno sancionado por todos los ilícitos que ha cometido y que sigue cometiendo. Además, está aislado diplomáticamente. Hoy tenemos a un gobierno investigado por la Corte Penal Internacional (CPI). Hoy tenemos a un país más deseoso de cambio que nunca, entonces, hoy tenemos un cuadro político distinto. Las diferencias se van a sanar en la lucha. Yo no tengo ninguna duda de que una vez que este este cauce ciudadano tome un solo destino, todos vamos a estar allí, luchando para que el cambio se concrete. Así que vamos adelante, vacilar es perder. Ha llegado la hora de que el pueblo venezolano por la vía del voto democrático pueda recuperar su democracia.



Tendencias