Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

Reflexión desde el altiplano boliviano

Si seguimos enfrentando al régimen con nuestras divisiones jamás lograremos el objetivo

Caracas / Por: Guillermo Miguelena Palacios.- La confianza del pueblo boliviano por sus instituciones hizo que la jornada del 18 de octubre fuera de ejemplo para la región, pero eso no llega solo, ya muchos políticos venezolanos algo complacientes con el actual régimen pretenden hacer fiesta con estos resultados y montarse en la ola de la participación sugiriendo que solo por la vía electoral se consiguen cambios. Es muy cierto y yo como demócrata también lo creo, pero no se si se les olvida o simplemente prefieren omitir este lindo detalle.

El poder electoral boliviano tuvo una transformación y fue sometido a una depuración estricta durante este año corriente, donde se pudo limpiar y revisar con mucho cuidado el registro electoral permanente, donde su máxima figura el doctor Salvador Romero, quien fuera propuesto por la presidente interina Jeanine Añez, pero ratificado por ambas cámaras (senado y diputados) que cabe mencionar son dominadas por la bancada del MAS-IPSP fuerza política del ex presidente Evo Morales.

Todos estos cambios y mejoras que se realizaron en el órgano electoral vinieron acompañados de expertos de Naciones Unidas (ONU), técnicos electorales de la Unión Europea (UE) y solo de esta forma lograron generar esa confianza en los ciudadanos que el domingo manifestaron masivamente su deber como ciudadanos. Puede que a muchos no les guste el resultado, pero así es la democracia. Si se fortalece al arbitro electoral, en 5 años los bolivianos van a poder cambiar de representantes y autoridades.

Entonces llevándolo al plano político venezolano no se puede hacer el paralelismo y decir que solo con ir a elecciones estaremos resolviendo los problemas.  Sin los cambios en el poder electoral, en nuestro caso un Consejo Nacional Electoral (CNE) equilibrado, con sus autoridades electas por la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), como lo establece la constitución de la república, será muy difícil que el venezolano confíe en el órgano electoral y por lo visto buena parte de la comunidad internacional también lo haga. Para que estos cambios se den solo y simplemente se necesita voluntad política por parte de todos los actores, especialmente del régimen que sigue concentrando la mayor cuota de poder.

Yo he podido ver cuatro lecciones de este proceso. Los venezolanos debemos aprender de los de los comicios bolivianos:

  1. Si seguimos enfrentando al régimen con nuestras divisiones jamás lograremos el objetivo. Es necesario seguir trabajando en unidad.
  2. Solo con partidos fuertes y con estructura nacional se logra una victoria, pueden decir lo que quieran del MAS-IPSP, pero lo que no pueden negar es que tienen una estructura fuerte en todo el país. Es por eso que nosotros debemos seguir invirtiendo en los partidos, en sus estructuras, mucho mas que en marketing, fenómeno que nos domina por la inmediatez, pero difícilmente tenga el mismo efecto que tener un o una compañero o compañera en cada rincón del país.
  3. Ofrecer una política de revancha, la popular política de cacería de brujas, es muy peligrosa, esto puede convertir el opresor en víctima. El gobierno interino de Bolivia tuvo todas las oportunidades para lograr un cambio en ese país, pero como sus ministros se dedicaron a perseguir y acosar a los dirigentes del periodo pasado, el pueblo se dio cuenta que con eso no lograban estabilidad. Es un ejercicio difícil, pero sé que se puede lograr, gobernar sin resentimiento y sin sed de venganza. Esto no es lo mismo que sin justicia, quiero que quede claro.
  4. Un voto oculto de la clase media boliviana: una parte de la sociedad que ascendió a mejores niveles de vida en estos últimos 14 años, hoy teme perder estos privilegios alcanzados, para ello es necesario garantizar políticas claras en materia económica y conquistar ese votante que suele no manifestarse, pero es consiente porque es ejemplo de un ascenso social.

Por último, me gustaría felicitar al pueblo boliviano que se manifestó democráticamente y pacíficamente. Así es la democracia. Sin duda pudieron frenar a tiempo al hombre que pretendía permanecer en el poder sin respetar las reglas democráticas, pero no por eso el partido, la institución debe pagar por los errores de un hombre.

Artículos relacionados

Destacados

Según cifras del Gobierno hay 16 523 migrantes registrados en Trinidad y Tobago

Destacados

La lista fue publicada el pasado 23 de noviembre

Destacados

La directiva del organismo adelantó que se está trabajando para aumentar a 42 las hojas de la libreta del documento de identidad

Vitrina

La 63a edición de los premios Grammy será transmitida en vivo el próximo 31 de enero