article-thumb
   

Nepalíes pensaban que lo peor ya había pasado

Admin

Nepal sufrió un nuevo terremoto que añadió 57 víctimas mortales a las miles que dejó el temblor del 25 abril, cuando los nepalíes pensaban que lo peor ya había pasado y el país trataba de salir adelante y hacer llegar la ayuda a los damnificados.

Un fuerte movimiento telúrico de 7,3 grados en la escala de Richter volvió a sacar de sus casas a los nepalíes pasado el mediodía, alrededor de las 7.05 GMT, y tras él se fueron repitiendo los seísmos y sus réplicas, con 57 muertos y 1.129 heridos, según datos oficiales.

El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, pidió a la población “control” y “calma” y aseguró que el Gobierno movilizó todos sus recursos tras el nuevo temblor. Las autoridades informaron del rescate con vida de 12 personas.

Tras el temblor de hoy, que fue seguido por ocho réplicas de entre 4,3 y 6,3 grados, miles de personas se volvieron a echar a la calle en Katmandú, reviviendo las escenas del reciente drama y repoblando los espacios abiertos de la capital y otros distritos.

Las víctimas del nuevo seísmo se suman a los 8.000 fallecidos y 17.800 lesionados del anterior desastre. Además, los temblores de hoy terminaron de derrumbar decenas de viviendas y edificios dañados el 25 de abril.

Más 300.000 viviendas habían sido devastadas por el terremoto del día 25 según el Gobierno, una cifra que las Naciones Unidas eleva por encima del medio millón si se le suman aquellas con algún daño.

El temblor de tierra dejó también al menos 17 muertos y 39 heridos en el norte de la India y un fallecido en el Tíbet, además de sentirse en Bangladesh

Comentarios

comentarios