article-thumb
   

Relojes, diamantes: los “tesoros” encontrados en las mansiones del hijo de Roberto Rincón

El Cooperante | 16 abril, 2019

Caracas.– Roberto Rincón Fernández, es un humilde emprendedor zuliano que después del paro de 2002 se convirtió en un magnate petrolero con un opulento estilo de vida. Hoy está detenido en Houston, Texas, Estados Unidos, desde el año 2015 por presunto lavado de dinero en conexión con Pdvsa, declarándose culpable.

Lea también – Hijo de Roberto Rincón fue enviado a una prisión española por “riesgo de fuga”

Sin embargo, no fue hasta el 6 de junio de 2018, cuando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y la Fiscalía Anticorrupción localizaron en España una parte de los 1,000 millones de dólares desviados de Pdvsa.

Según reseña El Confidencial, lo tenía su hijo, José Roberto Rincón Bravo, detenido en mencionada fecha en la llamada operación Maraca. Lo que halló la UDEF en el registro de las tres propiedades que José Roberto Rincón controlaba en Villarejo de Salvanés, Pozuelo de Alarcón y el barrio de Salamanca no tiene precedentes en la historia de las investigaciones de corrupción.

La primera vivienda era una hacienda de 400 hectáreas, la Finca La Losilla, adquirida a través de una mercantil por 22 millones de euros procedentes presuntamente de la red de blanqueo de capitales de su padre. Los diferentes inmuebles levantados en su terreno superan los 2.000 metros construidos.


Dispone de helipuerto, tentadero, varias piscinas, pista de tenis y cuadras. La propiedad es tan grande que, el día de la operación, la UDEF tuvo que recurrir a la unidad de caballería para asegurarse de que lograba bloquear todas las salidas.

Entre las paredes del edificio principal, los investigadores localizaron una colección de 37 relojes de las marcas más exclusivas del mundo, como Cartier, Bulgari, Rolex, Audemars Piguet, Jaeger-Lecoultre, Patek Philippe, Girard-Perregaux y Harry Winston. Parte de los relojes eran de María Lila Bravo, madre de José Roberto, que había llegado a España con su propio joyero.

 

En el momento de la operación, estaba montando a caballo por los terrenos de La Losilla. Solo tenía planeado pasar unos días con su hijo y su nuera, pero los expertos en delitos económicos de la Policía Nacional se sorprendieron cuando comprobaron que en sus maletas tenía un auténtico tesoro tasado en 12 millones de euros. Su cotización comercial triplica probablemente ese importe.

Solo uno de los anillos encontrados, un enorme diamante con forma de corazón, fue cuantificado por un perito gemólogo en tres millones de euros. Otro anillo, un diamante amarillo y cuadrado, tendría un precio de 2,5 millones. A esas piezas hay que sumar un “anillo con piedra, es decir, diamante, blanca grande rodeada de piedras (más diamantes) blancas pequeñas”; un “anillo circular brillante con talla tijera”; un “anillo circular brillante grueso”; un “anillo con piedra azul grande”; “un par de pendientes con piedra blanca engarzada”; “una pulsera de la marca Cartier dorada”; “pulsera rígida color plateado con piedras brillantes”; “una pulsera tipo brazalete de color plateado, rosa y dorado”; “una gargantilla con piedra brillante”; “un collar de bolas blancas (perlas) de tres filas intercaladas con bolas doradas [oro]”; “un anillo dorado Bulgari” y “una caja Montblanc con tres plumas”, entre un total de 89 objetos de altísimo valor. La UDEF necesitó 17 páginas para reflejar en las actuaciones todas las joyas intervenidas.

Los agentes también inmovilizaron en La Losilla una verdadera flota de vehículos de lujo: un MG-1600, un Shelby Cobra descapotable, un Mercedes SLS-AMG, un BMW eléctrico i8, un Ferrari, un Land Rover Defender, una motocicleta BMW… En total, más de un millón de euros solo en coches. Pero la finca era en realidad la segunda vivienda de José Roberto Rincón y su esposa.

La residencia habitual del matrimonio estaba a solo unos kilómetros de distancia, en la exclusiva urbanización de La Finca, junto a las viviendas que ocupaban Cristiano Ronaldo y Alejandro Sanz. El cantante vendió la suya en 2018 por 11 millones de euros. Cuando los policías entraron en el chalé 50 del paseo de los Lagos, descubrieron algo muy parecido a un museo. Había cuadros y esculturas por todas las estancias, incluso en la cocina.

En el sótano, José Roberto Rincón escondía una colección de numismática y estilográficas dentro de una caja fuerte. Había decenas de monedas perfectamente catalogadas. A poca distancia, los agentes se llevaron otra sorpresa. El dueño de la mansión había construido una enorme bodega en la que guardaba algunos de los vinos más selectos del mundo.

En la tercera vivienda, un domicilio en el número 26 de la calle General Oraá, en pleno barrio de Salamanca, se localizó otra colección de monedas, en este caso, ejemplares históricos de los imperios romano y bizantino, balboas de Panamá y todos los dólares acuñados por Estados Unidos desde la fundación del país, entre otras.

Comentarios

comentarios