article-thumb
   

Retrato de un país en crisis: Flujo migratorio de venezolanos en Argentina creció 1600% en cinco años

El Cooperante

Caracas, 12 de febrero.- El aumento de inmigrantes venezolanos en Argentina ha crecido en 1.600% durante los últimos cinco años, pasando de 1.900 solicitudes de residencia en el 2012 a 31.000 en el 2017.

Lea también: Michel Temer viajará a Boa Vista para tratar la migración masiva de venezolanos





Dichos datos fueron recogidos por Infobae de la Dirección de Migraciones de la nación rioplatense, que expone la subida exponencial en el flujo migratorio de venezolanos, el cual se ha incrementado después de la llegada al poder del empresario Mauricio Macri.

Según los números del organismo migratorio argentino, Venezuela solo se ubica por detrás de Paraguay y Bolivia en el número de inmigrantes extranjeros que ingresan de forma legal a Argentina.

“Aquí en la Argentina nos recibieron de maravillas. No nos podemos quejar: tenemos de todo. Alimentos, trabajo y buena atención sanitaria. Esto es un paraíso comparado con la dictadura que vivimos en Venezuela”, comentó a Infobae Nadia Suárez, una venezolana que llegó en noviembre del año pasado al país y actualmente trabaja como cajera en un supermercado del microcentro porteño.


Como Nadia hay miles de venezolanos que escaparon del régimen de Maduro a la Argentina en los últimos años. Entre 2016 y 2017, la Dirección Nacional de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior otorgó 428.000 residencias, entre permanentes y temporarias, tomando el total de nacionalidades. En ese mismo lapso, concedió 44.000 radicaciones a venezolanos, prácticamente un 10% del total del universo de inmigrantes legales.

En el 2012, en pleno auge del chavismo llegaban a la Argentina apenas 1.900 venezolanos. “La decisión de Macri de fustigar y denunciar la falta de libertades y la violación a los derechos humanos en Venezuela inspiró a muchos venezolanos a venir al país”, expresó a Infobae un diplomático que conoce muy bien el terreno político de Caracas.

En cuanto al perfil promedio, los venezolanos que llegan al país en su mayoría se suman a la PEA (la población económica activa) por tratarse de gente joven. En general son profesionales o tienen estudios universitarios o estudian en alguna facultad o se integran al mercado laboral formal. Prácticamente, la mitad arribó en el último bienio.

“Venezuela está perdiendo su potencial económico más importante que es el ‘flujo fértil’ que le llaman que es la población joven y activa económicamente hablando”, dijo a Infobae un funcionario de la Cancillería que trabaja de cerca en este tema.

Desde la Dirección de Migraciones -que lidera Horacio García bajo el mandato de Rogelio Frigerio-, dijeron que “la Argentina, con un sentido solidario y humanitario, recibe a los venezolanos en un contexto normativo especial en Sudamérica ya que nuestro país aplica unilateralmente el criterio de radicación por el sólo hecho de que son nacionales del Mercosur y Estados Asociados”.

Es el mismo concepto humanitario en otras iniciativas, a instancias de Frigerio, que Migraciones mejoró el Programa Siria para recibir a quienes huyen de conflicto bélico en la región y dispuso la facilitación documentaria para los haitianos que escaparon tras la catástrofe del terremoto.

Así, la Argentina recibe a los venezolanos en un contexto normativo especial en Sudamérica ya que nuestro país aplica unilateralmente el criterio de radicación por el sólo hecho de que son nacionales del Mercosur y Estados Asociados.

En Caracas, el embajador interino argentino Eduardo Porreti también aporta lo suyo para facilitar esta inmigración venezolana a la Argentina. Tiene a todo el personal de la embajada abocado a la tarea de facilitar los permisos para llegar al país, que incluyen: partida de nacimiento, documento y un documento con antecedentes penales. Nada demasiado rígido.

Porreti es un diplomático que ha trabajado arduamente en los últimos años en virtud de facilitar la salida de venezolanos para llegar a la Argentina. Desde la Cancillería destacaron la labor del embajador interino y dijeron a Infobae que “a los venezolanos que emigran al país se les da todas las facilidades posibles incluso los beneficios del acuerdo de residencia del Mercosur aun cuando Venezuela nunca lo puso en vigencia”.

Actualmente Venezuela está suspendida del Mercosur hasta tanto no ajuste sus leyes a las 300 normativas que le exige el bloque regional. Sin embargo, el gobierno de Macri por una cuestión humanitaria decidió aceptar en los mismos términos del Mercosur a los venezonlanos que huyen del régimen de Maduro.

Comentarios

comentarios