article-thumb
   

¡Nicolás, publica las cifras! Gobierno tiene tres años que se queda corto con la inflación y PIB

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Al presidente Nicolás Maduro le llegó la hora de enfrentar las cifras que tanto teme. Faltando un mes y medio para las elecciones parlamentarias, a las que acude también con números adversos, el Gobierno debe revelar el índice de inflación y el Producto Interno Bruto (PIB) para la aprobación del presupuesto 2016, cuyo proyecto fue entregado el pasado miércoles a la Asamblea Nacional, y será discutido este martes en el Capitolio, lo que dejará en evidencia un fracaso en materia económica que por tercer año consecutivo rebasa las estimaciones oficiales.

Hasta 2012 el Ejecutivo logró mantener las cifras reales de los indicadores macroeconómicos ajustados a las proyecciones sobre las cuales se calculaba el presupuesto, pero una vez se instaló Nicolás Maduro en Miraflores la situación se le fue de las manos. Desde 2013, el PIB ha sido sobreestimado y la inflación subestimada. Ese año, el crecimiento económico se calculó en 6% y apenas alcanzó 1,3%, mientras que la inflación esperada oscilaba entre 14% y 16% y la realidad fue que trepó hasta 56,2%.

Infografía William Martínez
Infografía William Martínez

Desde entonces el retroceso ha sido progresivo e indetenible. En 2014, en el presupuesto se prometió un crecimiento económico de 4% y la economía arrojó números negativos (-3%). En lo que respecta a inflación, la realidad se alejó mucho más de los pronósticos reservados. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) cerró el año en 68,5% cuando se había estimado entre 26% y 28%.

Aunque 2015 no ha culminado, el panorama económico de este año es aún peor y más complejo, en vista de que el Gobierno decidió ocultar las cifras oficiales que publicaba el Banco Central de Venezuela (BCV). El cierre del comportamiento de la economía de año pasado se desconoce, ya que no se publicó el PIB del cuarto trimestre de 2014, así como tampoco se han dado a conocer cifras de 2015. En lo que respecta a la inflación, el ente emisor tampoco ha divulgado cifras en lo que va de año, aunque el presidente ha dicho, de manera extraoficial que podría haber superado el 80%.

Sin embargo, de acuerdo con información que se ha filtrado, organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han divulgado números extraoficiales que ubican el PIB en -10% y la inflación en 160%, cifras muy distantes de la proyección de crecimiento del PIB de 3% y una inflación entre 25% y 30% con las que se calculó el presupuesto.

En el mismo orden de ideas, el Gobierno ha subestimado el precio del barril de petróleo para contar con un excedente; así por ejemplo, en 2012 se calculó en 50 dólares en el presupuesto aunque el barril se mantuvo durante el año en un promedio de 103,42 dólares. El presupuesto de 2016 se tropieza con obstáculos en todos los indicadores macroeconómicos. El promedio real del barril de petróleo ronda este año los 47 dólares, mientras el FMI proyecta para el próximo año una caída del PIB de -6% y una inflación por el orden de 200%.

Comentarios

comentarios