Connect with us

Economía

Reuters: petroleras BP y NGC autorizadas por EE. UU. para desarrollo de gas en Venezuela

Esta autorización es la segunda otorgada por Estados Unidos para proyectos energéticos entre los dos países

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto: Archivo.- La petrolera británica BP y la empresa energética estatal de Trinidad y Tobago, NGC, obtuvieron una licencia de dos años del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para negociar y desarrollar los campos de gas Cocuina-Manakin con Venezuela.

Lea también: Sunaval autoriza emisión de papeles comerciales a Grupo Apradoc por un millón de dólares

Según la declaración del ministro de Energía de Trinidad y Tobago Stuart Richard Young a Reuters, los términos de la nueva licencia son similares a los de Dragon, lo que permitiría a los clientes pagar en moneda estadounidense. Esta medida representaría una excepción a las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela.

Esta autorización es la segunda otorgada por Estados Unidos para proyectos energéticos entre los dos países, después de una previa licencia en 2023 para Shell y NGC. El proyecto involucra un depósito marino con alrededor de 1 billón de pies cúbicos de reservas de gas que se extiende desde Venezuela hasta Trinidad.

Se espera que este acuerdo genere ingresos para Venezuela, que ha estado bajo sanciones desde 2019, y satisface la necesidad de gas para las plantas petroquímicas y de gas natural licuado de Trinidad.

Además, se planea desarrollar conjuntamente un tercer proyecto que implica reservas de gas en aguas de ambos países, los campos Loran-Manatee, que contienen unos 10 billones de pies cúbicos de gas. A pesar de que Shell aún no ha tomado una decisión final de inversión para dar el visto bueno al proyecto Manatee.

Advertisement

Amos Global en espera de licencia

El miércoles también se informó que la empresa de inversiones Amos Global Energy, con sede en Houston, está a la espera de recibir una licencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para su expansión en Venezuela.

La empresa planea concretar la adquisición de la participación de la compañía china Sinopec en un proyecto de petróleo y gas en aguas poco profundas en Venezuela.

Tras la no renovación de una licencia amplia por parte de Washington el mes pasado, que permitía a Venezuela exportar su petróleo libremente y aceptar nuevas inversiones, Estados Unidos ha comenzado a otorgar autorizaciones individuales a empresas interesadas en reanudar o iniciar operaciones en el país sudamericano.

Recientemente, Francia y España recibieron licencias para continuar y ampliar sus proyectos de petróleo y gas en Venezuela, y más de 20 empresas están en lista de espera para obtener la aprobación correspondiente.

Amos, que en 2022 estableció una empresa conjunta con una filial de la firma de ingeniería venezolana Inelectra para acceder a participaciones minoritarias en los proyectos Petroguiria y Petroparia en el Golfo de Paria, está buscando expandir su presencia en la región.

Advertisement

Si la propuesta de adquirir el 32% de Sinopec en Petroparia se concreta y es aprobada por Estados Unidos, Amos y sus socios controlarían el 40% de ese proyecto y el 16% de Petroguiria, según Ali Moshiri, director ejecutivo de la empresa.

Además, Amos ha iniciado conversaciones con la empresa italiana Eni para explorar una posible participación en un tercer proyecto en Paria, Petrosucre. Todas las transacciones de la compañía en Venezuela estarán respaldadas por la licencia estadounidense.

Moshiri afirmó que los tres proyectos deben desarrollarse en conjunto, con especial énfasis en la producción de crudo y gas, destacando el potencial del gas natural licuado (GNL) en la región.

A pesar de las limitaciones impuestas por las sanciones estadounidenses, Moshiri cree que existe un gran potencial en Paria para el desarrollo de un proyecto de gas, ya que Venezuela cuenta con abundantes reservas de gas no asociado sin explotar.

En medio de un cambio de estrategia para centrarse en la exportación de gas a través de instalaciones de GNL en otros países, Venezuela posee suficientes recursos de gas para un eventual proyecto de GNL propio, según el ejecutivo.

Advertisement

Con la posibilidad de un futuro prometedor en el sector energético, Amos y otras empresas esperan contar con la aprobación del gobierno de Estados Unidos para avanzar en sus inversiones en Venezuela.



Tendencias