Connect with us

Internacionales

Revelan el plan que tenía alias "Otoniel" para evadir su extradición a Estados Unidos

Ahora se encuentra en una celda de la ADX Florence, la cárcel más segura del mundo, donde están detenidos algunos exintegrantes de Al Qaeda, responsables del atentado terrorista del 11 de septiembre; el Chapo Guzmán, y peligrosos asesinos en serie

Foto del avatar

Publicado

/

Caracas / Foto Portada: Archivo.- Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, es considerado uno de los hombres más peligrosos de Colombia y uno de los principales capos de la droga de ese país. Las autoridades ordenaron su extradición a Estados Unidos donde es investigado por narcotráfico, la tarde de este miércoles 4 de mayo. Ahora, el medio Semana reveló que Otoniel tenía un plan para fugarse y evadir ser penado en Estados Unidos.

Lea también: Extraditan a Estados Unidos a Otoniel, líder del Clan del Golfo

Otoniel cumplía 193 días detenido en la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín) en Bogotá, cuando fue visitado por varios uniformados que le informaron que sería extraditado. En el momento en el que el policía le explicó que se trataba del acto administrativo de su extradición, Otoniel solo preguntó: “¿De qué?”, y miró a los uniformados de pies a cabeza. Cuando le notificaron que sería enviado a Estados Unidos en los próximos minutos, se negó a firmar el documento. Otoniel intercambió algunas palabras, mientras movía sus manos en señal de protesta. Un coronel jefe de la Interpol estuvo todo el tiempo frente a la seguridad del capo, detalló un reporte de Semana de este sábado.

El medio colombiano tuvo acceso a documentos reservados que prueban que las autoridades colombianas lo vigilaban las 24 horas del día -excepto visitas conyugales-, lo escuchaban de manera legal y descubrieron que tenía dos planes para evitar su extradición: la fuga y una negociación con el próximo presidente de Colombia, tras las elecciones presidenciales.

Otoniel, líder del Clan del Golfo, buscaría se trasladado a otro centro penitenciario o a un centro médico para fugarse.

Advertisement

En la Dijín, donde permanecía bajo estrictas medidas de seguridad tras ser capturado en octubre de 2021 en el Urabá antioqueño, “Otoniel venía fraguando un plan de fuga”, según se lee en el documento. “Se configuraba en la capacidad de retención de información, a partir de la memorización de movimientos cercanos a su seguridad perimetral y la de su entorno, con el fin de identificar puntos de vulnerabilidad y rutinas de los uniformados encargados de la custodia de este criminal, esto con el fin de suministrar dicha información a integrantes del grupo armado para llevar a cabo su fuga”.

De hecho, ese plan contempló el envío a Bogotá de presuntos cabecillas del Clan del Golfo que tenían como fin realizar un “outsourcing criminal con bandas delincuenciales a fin de restar responsabilidad a integrantes del Clan del Golfo”, en el escape de Otoniel.

Mensajes ocultos y fuga

Según la información que maneja Semana, Otoniel usaba un resaltador color verde para marcar su ropa: jeans, camisetas y bóxeres. Escribía letras y símbolos para comunicarse con sus secuases.

“En los últimos días antes de su extradición, alias Otoniel ya empezaba a trasmitir mensajes de despedida mediante una tipología de rayones, grafitis o runas (mensajes cifrados) a su núcleo familiar y entornos cercanos de confianza”, anota el documento.

“Frente a lo anterior, había un contraste entre el valor de sentimiento y la desconfianza que a la vez sentía alias Otoniel por una eventual ‘traición’ de algún integrante de la ‘defensa’ o de su misma compañera sentimental. En la mayoría de sus escritos, siempre intentó dar a conocer alguna ‘pista’ que comunicara la forma en trasmitir un mensaje o intención alguna”, agrega el informe secreto.

Advertisement

Los mensajes se podían leer al ser sometidos a luces fluorescentes.

Otra alternativa del capo colombiano, era manifestar supuestos quebrantos de salud para intentar presionar una salida a centros médicos “y así capitalizar este escenario para liberarlo”, se lee en el documento. También se detectó que algunos de los lugartenientes, en alianza con poderosos carteles mexicanos de la droga, trataban de comprar propiedades alrededor de la Dijín para facilitar la huida.

"La modalidad sería por medio de un atentado terrorista o de cualquier acción armada por parte del Clan del Golfo, según los investigadores. En una oportunidad, las autoridades estuvieron en alerta ante la presencia de una aeronave no tripulada que sobrevoló las instalaciones de la reclusión. Fue imposible determinar su procedencia. Asimismo, algunos familiares estaban viviendo en los alrededores de la Dijín".

Algunas fuentes consultadas aseguran que Otoniel buscaba no ser extraditado bajo el Gobierno de Iván Duque, con la intención de plantearle una supuesta negociación al nuevo presidente. En ella incluiría un aparente sometimiento a la justicia de otros cabecillas del Clan del Golfo, como alias Chiquito Malo y alias Sipas, quienes heredaron el poder de esa organización criminal.



Advertisement

Tendencias