article-thumb
   

Revista estadounidense revela supuestos nexos narcos entre Chávez, Irán y Hezbollah

Admin

Jose Á. Palacios.- La prestigiosa revista estadounidense The New Yorker que ha divulgado detalles sobre la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, publicó en su última edición “una oscura trama de narcotráfico y lavado de dinero” que involucra al fallecido presidente Hugo Chávez, al régimen iraní y al grupo terrorista Hezbollah.

La investigación se habría derivado en marco de una extensa averiguación sobre la muerte de Nisman. La publicación estadounidense indaga en profundidad sobre los lazos de Irán en la región y cómo el Gobierno de Venezuela “le abrió las puertas hacia las otras naciones amigas y socias”.

El periodista Dexter Filkins habría recopilado, de exagentes de Chávez, información que supuestamente comprueba que el exmandatario permitió a Mahmoud Ahmadinejad y a Hezbollah establecer en Venezuela la base de una red internacional de lavado de dinero y narcotráfico. “El Gobierno iraní era una fuerza creciente en la región. De acuerdo con oficiales venezolanos, Hugo Chávez introdujo a Ahmadinejad a los líderes de América Latina”, señaló el periodista, que además entrevistó a la presidenta Cristina Fernández para su informe.

Filkins reveló además que por las supuestas gestiones y los acuerdos secretos entre Chávez y Ahmadinejad, tanto Venezuela como Irán habían conseguido un fondo común de 2 mil millones de dólares. “Oficiales norteamericanos dicen que Chávez también garantizó operaciones de las Fuerzas Revolucionarias Iraníes y de Hezbollah“. Y va más allá: “En 2007, Chávez permitió que Irán y Hezbollah usaran a Venezuela como base de una red de narcotráfico y lavado de dinero (…) la red le daba a Irán y Hezbollah mil millones de dólares al año, con los vuelos Caracas-Teherán a menudo usados para transportar drogas”.

Según el periodista la ayuda de Chávez hacia Ahmadinejad no terminó sólo con las facilidades para el tráfico de drogas y el lavado de dinero. El Presidente también habría colaborado para que el régimen iraní pudiera negociar impunidad en la región. “En enero de 2007, Ahmadinejad se entrevistó con Chávez para que éste intercediera ante los Kirchner. El iraní quería acceso a la tecnología nuclear argentina, cuya central atómica –Atucha– utiliza una similar a la que se necesita el reactor Arak, aún en construcción en Irán”, indica el periodista.

Ahmadinejad le habría pedido a  Chávez que persuadiera a los Kirchner para que saquen los nombres de los iraníes de la lista de Interpol. “Chávez también accedió“aseguró Filkins en The New Yorker.

Con información de The New Yorker/Infobae

Comentarios

comentarios