article-thumb
   

¡Reviven el maletinazo! Tribunal argentino pide a Uruguay grabaciones de Antonini Wilson

El Cooperante

EFE.- La Justicia uruguaya tramita un pedido de colaboración de Argentina sobre el “caso del maletín”, relacionado con la entrada en 2007 a la nación albiceleste de un empresario venezolano con dinero que presuntamente seria destinado a financiar la campaña electoral de la entonces candidata, y actual presidente, Cristina Fernández de Kirchner.

El juez uruguayo especializado en crimen organizado Néstor Valetti explicó a Efe que en el exhorto de colaboración de la justicia argentina se solicita que se le remitan unas grabaciones vinculadas con el caso de Guido Alejandro Antonini Wilson, hoy preso en Estados Unidos por introducir una maleta con 800.000 dólares.

En este sentido, Valetti señaló que no puede facilitar más detalles debido al carácter “reservado” del expediente, al tiempo que subrayó que la Justicia uruguaya estudiará si procede iniciar algún tipo de investigación en este país y que, de lo contrario, se limitará a responder a la solicitud del Estado vecino.

El diario uruguayo El País señala que el material solicitado por Argentina estaba en poder de Rodolfo Wanseele, un uruguayo sentenciado a dos años de cárcel en Estados Unidos por una presunta trama de los servicios secretos venezolanos para asegurarse el silencio de Antonini Wilson acerca del origen y el destino del dinero.

El pasado 27 de febrero la Justicia argentina declaró la nulidad del caso “del maletín”, pero días después una fiscal anunció que recurriría ante la Corte Suprema de Argentina en contra de esa decisión.

La Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal declaró la nulidad de la causa ratificando un fallo que establecía la extinción de la acción penal respecto a otros dos imputados, entre ellos Claudio Uberti, un ex alto funcionario del Gobierno del fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y que comandaba la comitiva del avión que transportó a Argentina el maletín con el dinero.

Este caso se convirtió en un escándalo político y judicial en Argentina después de que el propio Wilson y fiscales de Estados Unidos apuntaran que el dinero procedía de Venezuela y estaba presuntamente destinado a financiar la campaña electoral de Fernández, lo que siempre fue negado por los Gobiernos argentino y venezolano.

Comentarios

comentarios