article-thumb
   

Richard Peñalver, el “socialista” que no se arrepiente de haber disparado en Puente Llaguno

El Cooperante | 4 abril, 2018

Caracas, 03 de abril.Foto: Prensa al Día. – Uno de los llamados pistoleros de Puente Llaguno, que se hizo conocido por disparar contra una multitud opositora que marchó hacia el Palacio de Miraflores en 2002, Richard Peñalver, solicitó asilo político en España.


Lea también: 
¡Pide cacao! El pistolero de Puente Llaguno, Richard Peñalver, pidió asilo en España

La noticia se hizo viral rápidamente en las redes sociales, y muchos venezolanos rechazaron que el pistolero pretenda vivir lejos de la crisis general que ha generado el chavismo en 20 años de “revolución”.

Pero Peñalver ya había venido dando señales de su separación del chavismo. En 2011, durante una entrevista en Quinto Día, reseñada por Noticiero Digital, afirmó que el Gobierno venezolano, para ese entonces Hugo Chávez Frías vivía, lo había abandonado. También dijo no estar arrepentido de haber accionado el arma en ese hecho histórico que provocó 19 muertes.

Ante tales hechos, expresó que se había ganado “muchos enemigos gratuitos”. “Fui uno de los que dio la cara (…) el día que estaban matando a la gente en puente Llaguno (…) Era lo que debía hacer. Estaban matando gente desarmada”. En ese momento, denunció que Hugo Chávez tenía a su lado personas con “intereses creados dentro de la revolución, poseen una estructura de ingresos y no quieren perder eso”.


Unos años después, recibió un tiro en el pie, cerca del Instituto Médico Diagnóstico en San Bernardino. Peñalver, concejal del municipio Libertador, es dirigente del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 o MBR-200 fundado por Chávez en 1982. En Twitter se definió de la siguiente manera: “Salvé la vida de miles de Venezolanos el 11 de Abril 2002, socialista, Anti-Imperialista, Concejal Metropolitano“.

También asumió la coordinación de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, en el estado Anzoátegui. El chavista, de San Bernardino, Caracas, que hoy pide asilo, fue acusado de homicidio calificado frustrada, uso indebido de arma de fuego, resistencia a la autoridad, entre otros, caso que estaba asignado para el fiscal Danilo Anderson, según se lee en una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia publicada en Internet.

Comentarios

comentarios