article-thumb
   

“Gobierno actúa como autista”: Roberto Enríquez asevera que Maduro no rectifica ante la crisis

Admin

El Cooperante.- El presidente electo del partido del partido Copei, Roberto Enríquez, aseguró que en el horizonte nacional se asoma la profundización de la crisis económica, “que debe ser enfrentada con coraje de forma urgente”. “Nuestro pueblo la está pasando mal y el gobierno actúa como un autista; sigue empeñado en elevar el volumen a la pugnacidad política en lugar de acusar recibo y dar las imprescindibles señales de rectificación”.

Enríquez precisó que el voto “por el cambio” fue el desahogo “desesperado” de los ciudadanos que están cansados de hacer colas y del alto costo de la vida,  indicó en su artículo de opinión que publicó El Nuevo País.

Entretanto, enfatizó que el presidente Nicolás Maduro no asimila el fracaso electoral del pasado 6 de diciembre. “Nicolás Maduro aceptó los resultados del 06 de diciembre pero no termina de asimilar la derrota. No quiere, no puede o no sabe leer el contundente mensaje que mandó la mayoría del pueblo venezolano al darle mayoría calificada a la Unidad en la Asamblea Nacional”, dijo.

Es fiel creyente de que la oposición tiene una responsabilidad “enorme” al tener una mayoría en el Parlamento, que se hará efectiva en el 2016. Sin embargo, puntualizó que el compromiso del primer mandatario y su Gobierno es mayor.

“Es Maduro quien debe cambiar el modelo económico para derrotar la inflación y el desabastecimiento. Por lo pronto, no hemos visto ninguna señal en esa dirección”, aseveró el dirigente de Copei. Por lo que aclaró que la Asamblea Nacional (AN) tiene unas competencias constitucionales que “no se le pueden arrebatar”, pero que Maduro sigue siendo el presidente y “debe escuchar el clamor del pueblo”.

“Quienes apuestan al choque de trenes entre el poder legislativo y ejecutivo son unos irresponsables con Venezuela. No se dan cuenta que ambos trenes pueden terminar destartalados y el pueblo les pasará por encima”, expuso.

Finalmente, Enríquez considera que aún hay tiempo para atender los cambios necesarios para “democratizar la arquitectura constitucional venezolana: la eliminación de la reelección indefinida, la duración de los periodos presidenciales, entre otros”.

“Para lo que no hay tiempo es para resolver los agudos problemas económicos que golpean al país. Es hora de la política responsable, no de la estupidez criminal. Los trenes de los poderes públicos deben enrumbarse hacia la solución de las angustias populares”, especificó.

 

Comentarios

comentarios