Conéctate con nosotros

Hola, ¿qué estás buscando?

Destacados

En foto: El reencuentro de Roberto Marrero con su familia

Tras más de un año Marrero pudo volver a abrazar a su familia

Marrero elcooperante

Caracas-. Roberto Marrero se reencontró este jueves con su familia tras un año en el que estuvo preso en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y luego y ser indultado por la Administración de Nicolás Maduro el pasado 31 de agosto.

Lea también:La oposición lanza «Autopsia Verbal» para averiguar las verdaderas cifras de COVID-19 en Venezuela

El reencuentro de Marrero con su familia estuvo plagado de dificultades, luego de que autoridades de seguridad del Estado lo bajaran del vuelo humanitario que lo llevaría de Caracas a Madrid, España, para luego tomar otro avión con destino a Miami, EE. UU.

Marrero, anonadado, se bajó del avión y se dirigió a su casa, decepcionado de no poder ver a su familia. Sin embargo este martes el exjefe de Despacho del presidente del Parlamento, Juan Guaidó, partió a México, tras gestiones de canciller Marcelo Ebrard para conseguir su salida de Caracas rumbo al país azteca.

Marrero estuvo detenido en los calabozos del Sebin desde el 21 de marzo de 2019 hasta el 31 de agosto, cuando fue indultado por Nicolás Maduro mediante un decreto presidencial. El arresto del abogado fue catalogado de arbitrario por la Organización de Estados Americanos (OEA), así como por la oposición venezolana.

Marrero abrazando a su esposa e hijo




Artículos relacionados

Deportes

El australiano Logan Martin se alzó con la presea de oro con un puntaje de 93.90, mientras que el británico Declan Brook obtuvo bronce...

Deportes

Los pesistas lograron medalla de plata para Venezuela en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Destacados

La amistad entre Luis Olavarrieta y Josemith Bermúdez ha servido de ejemplo para muchos de sus seguidores, quienes aseguran que una relación de este...

Destacados

El antisocial portaba un arma de guerra tipo fusil, un arma de fuego marca Glock, calibre 9mm y una granada fragmentaria