article-thumb
   

Rosales a venezolanos en Nueva York: “No podemos permitir que alguien lleno de odio nos divida”

El Cooperante | 27 marzo, 2019

|Caracas.- Venezolanos en Nueva York recibieron este martes a Fabiana Rosales, esposa del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, con aplausos, besos y selfies en una pequeña iglesia de Manhattan en la que ella les pidió que compartan por sus teléfonos “lo que pasa en nuestro país” y no permitan que el actual gobierno venezolano les “quiebre la moral”.

Lea también: “Tiene todo el derecho de estar allí”: Rusia confirmó llegada de personal militar a Venezuela

Rosales, vestida en un traje gris, transmitió mensajes de ánimo tras asistir a una misa en la iglesia Santa Teresa junto con Aminta Pérez, la madre de Óscar Pérez, exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas asesinado en enero de 2018 en una operación de las fuerzas de seguridad del Estado, en donde también participaron presuntos colectivos armados afectos al Gobierno de Nicolás Maduro.





Esta fue la primera parada de Rosales en Estados Unidos tras haber concluido una gira por países como Chile y Perú para sumar apoyo internacional a su causa. “No es que llegó la esperanza, es que renació entre nosotros la ilusión de ser venezolanos”, dijo Rosales por un micrófono a la multitud congregada en el sótano de la iglesia después de la misa.

Rosales dijo que está segura de que Guaidó visitará pronto “oficialmente” Estados Unidos como presidente de Venezuela. “No podemos permitir que nadie nos robe la democracia”, dijo desde una tarima en referencia a Maduro. “No podemos permitir que alguien lleno de odio nos divida”.

Rosales llegó a la iglesia rodeada de agentes del servicio secreto estadounidense, quienes permanecieron cerca de ella durante la misa. La venezolana leyó una lectura del profeta Daniel y saludó y abrazó a miembros del público que se acercaban a saludarla. Durante la misa se pidió a la comunidad que llenó la iglesia que donen dinero para mantener a Pérez, quien vive en Nueva York y ha pedido asilo.





Rosales también dijo que el martes no pudo comunicarse con familia suya en el interior del país debido a un apagón que afecta a gran parte de Venezuela. “Hoy muchísimos niños se están muriendo en los hospitales porque no hay luz”, destacó.

Rosales destacó que ella y su esposo están trabajando para que la diáspora venezolana pueda regresar al país latinoamericano. En un momento dado el público de la sala gritó: “¿Quién somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡Libertad!”. “Venezuela decidió cambiar y el 2019 es el año de la paz, de la reconstrucción y de que venezolanos vuelvan a casa”, dijo Rosales.

Información publicada por la agencia The Associated Press.

Comentarios

comentarios