Connect with us

Economía

Rusia está a punto de default

La licencia especial emitida a Rusia para realizar pagos a tenedores de bonos estadounidenses vence el 25 de mayo y no se renovará, según afirmó la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen. Tampoco aceptarán rublos como moneda de pago.

Publicado

/

Caracas.- Si Rusia intenta pagar sus deudas en rublos, en lugar de dólares -en caso de hipotética revocación de una licencia-, esto podría conducir a un incumplimiento técnico. Como anunció la Secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, el plazo de Rusia para pagar a los tenedores de bonos vence el 25 de mayo y no se renovará. 

Lea también: Costo de vida en dólares en Venezuela crecerá 42% en 2022

Rusia, que debe más de 40.000 millones de dólares en bonos extranjeros, acusa a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la mayoría de los países europeos, de no permitirle pagar sus compromisos y asegura que va a acudir a los tribunales.

Rusia tiene el dinero pero no puede pagar porque las reservas que Putin ordenó acumular para una crisis así -las cuartas más grandes del mundo- están congeladas por Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá. Antes la guerra, Rusia tenía unos 640 mil millones de dólares en divisas extranjeras y reservas de oro, gran parte de lo cual estaba en el extranjero, pero ahora está congelado.

Los riesgos de entrar en default para un país es que se convierte en un paria de los mercados financieros internacionales. No consigue créditos y si lo logra es a tasas astronómicas.
Los acreedores pueden, eventualmente, embargar activos en el exterior y,

En el plano judicial, un país en default queda expuesto a eventuales represalias de países en los que residen los acreedores. Si un país es etiquetado como "mal pagador", se le complica y encarece la obtención de fondos frescos.

Advertisement

El default se une a los desalentadores escenarios que han dibujado las agencias de calificación de riesgos.

Fitch, ha degradado de ‘B’ a ‘C’ el rating de la deuda rusa, calificada hoy de bono basura, y ha augurado el default de Rusia como "inminente" tras el impacto de las sanciones y las restricciones comerciales que le impedirían pagar la deuda.
Según J.P Morgan, es posible que este año Rusia presente una contracción de la economía del 7% en el PIB, cifra que Bloomberg Economics aumenta al 9%.

El default se une a las sanciones que por la guerra contra Ucrania han llevado a que la Federación Rusa carece hoy de elementos y materias primas para la producción de diversos bienes. Por ejemplo, las empresas rusas no tienen suficiente estaño para la producción de latas, de modo que los alimentos enlatados más baratos ya han subido un 28 %. Todo hace suponer que la presión económica sobre Rusia aumentará considerablemente después de la introducción del embargo sobre el petróleo.

Y aunque hoy, gracias a los precios más altos de las exportaciones de petróleo y gas, el Kremlin ha logrado mantener el rublo y limitar el impacto de las sanciones sobre los consumidores y el esfuerzo militar, se espera que la presión económica sobre el régimen de Putin aumente considerablemente a finales de este año, especialmente cuando la Unión Europea decida un embargo sobre el petróleo ruso. El embargo exigido por las empresas ucranianas DTEK, Naftogaz y Ukrenergo con la ayuda del proyecto #StopBloodyEnergy.



Advertisement

Tendencias