article-thumb
   

Saab: Compra de 400 cisternas para Pdvsa causó daño a la nación de más de USD 18 millones

Luis De Jesús | 19 septiembre, 2018

Caracas.- El fiscal general de la República impuesto por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó este miércoles sobre la compra de 400 cisternas de aluminio para el transporte de combustibles de la estatal Petróleos de Venezuela, que se dio incompleta y que causó un daño a la nación que supera los 18 millones de dólares.

Lea también: Estragos del socialismo: En 2018, Sidor solo ha operado a 1,4% de su capacidad instalada

En declaraciones a la prensa, desde la sede del Ministerio Público (MP), el funcionario indicó que en el año 2010, en el marco de la emergencia eléctrica en el país, Pdvsa decidió la compra por adjudicación directa de 300 cisternas a la empresa mexicana Tytal Trailers Y Tanques De Aluminio, a pesar de que compras anteriores se habían realizado a empresas chinas.

A esta empresa, prosiguió Saab, se le hicieron dos adjudicaciones, una por 100 cisternas y otra por 200 cisternas, destinadas a completar la flora de la Empresa Nacional de Transporte, filial de Pdvsa. La compra, indició, también serviría para fortalecer el Sector Eléctrico Nacional, ya que serían utilizadas para proveer de Diesel a las plantas termoeléctricas del país.

La estatal petrolera pagó cerca de 19 millones dólares por 234 cisternas, sin embargo fueron entregadas 168 cisternas, quedando 66 pendientes por entregar. Las cisternas, además, no cumplieron con las especificaciones técnicas exigidas por Pdvsa, por lo que se tuvo que hacer una nueva contratación para adecuarlas.


Saab expuso que luego de las investigaciones realizadas por el MP se determinó que la adecuación no se realizó y las cisternas no pudieron ser utilizadas para el fin destinado. Por otra parte, el fiscal dijo que el organismo investiga otro contrato con la empresa mexicana Armadora Carrocera CABAN, S.A., por 100 cisternas más que no fueron entregadas.

Dicha empresa, afirmó el funcionario, no existe físicamente por lo que se está estableciendo si se le realizó algún pago. Por este desfalco, se solicitaron nueve órdenes de aprehensión en contra de los ciudadanos: Pedro Jiménez y Carlos Brett, expresidentes y gerentes generales de la Empresa Nacional de Transporte; y Robert Korzaka, también exgerente general de la misma empresa.

Asimismo, Jesús González, subgerente administrativo del Distrito Barinas; José Márquez, gerente de Ventas Industriales; José Maestre, gerente de Planificación adscrito a Bariven; y Mario Villamizar, gerente de Mantenimiento de Flota de la División Boyacá. También se requirió la aprehensión de Samuel García, gerente de Mantenimiento y Angelina Peña, analista de Contrataciones ambos de la Empresa Nacional de Transporte.

Comentarios

comentarios